Advertisement

Cierran algunos carriles en los cruces fronterizos de San Diego antes de la llegada de la caravana

Cierran algunos carriles en los cruces fronterizos de San Diego antes de la llegada de la caravana
Algunos carriles hacia el norte en los puertos de entrada de San Ysidro y Otay Mesa se cerraron con anticipación a la llegada de una caravana de migrantes. (John Gibbins / San Diego Union-Tribune) (Los Angeles Times)

Los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) cerraron varios carriles de tráfico de México a San Diego la mañana del martes 13 de noviembre, por lo que la agencia llamó "riesgo potencial de seguridad y protección" en referencia a la caravana de migrantes centroamericanos.

A partir de las 8 a.m. del martes, la agencia cerró tres carriles en dirección norte en el Puerto de Entrada de San Ysidro, que cuenta con aproximadamente 17 carriles en total, y un carril en el Puerto de Entrada de Otay Mesa, que cuenta con una docena de carriles.

Advertisement

Los cierres permitirán a las autoridades federales "instalar y ubicar infraestructura para hacer más difícil la entrada en preparación para la llegada de la caravana de migrantes", dijo la agencia en un comunicado.

La mayoría de los aproximadamente 5,000 migrantes, que provienen mayormente de Honduras, planean entregarse en el Puerto de Entrada de San Ysidro y solicitar asilo al gobierno de los Estados Unidos.

Advertisement

El operativo para cerrar algunos carriles fronterizos se produce a menos de una semana de que aproximadamente 1,100 soldados de Camp Pendleton y Texas se desplegaron como parte de la "Operación Línea Segura" para respaldar la seguridad fronteriza, principalmente mediante el tendido de alambres de púas a lo largo de la parte superior de las cercas fronterizas y tapar la vulnerabilidad en otros lugares para evitar cruces ilegales.

"La CBP ha estado y continuará preparándose para la posible llegada de miles de personas que migran en una caravana hacia la frontera de Estados Unidos", dijo Pete Flores, director de operaciones de Aduanas y Protección Fronteriza de San Diego, en un declaración el 12 de noviembre.

Los funcionarios recomendaron que los automovilistas que cruzan de Tijuana a San Diego, "anticipen un aumento en los tiempos de espera debido a los cierres de carriles".

Se espera que el operativo dure "hasta que la gente en la caravana llegue a la frontera", agregó la agencia.

Advertisement

El 8 de noviembre, el grupo de migrantes votó para salir de la Ciudad de México -donde habían estado reunidos varios días- a Tijuana, optando por la ruta más larga pero menos peligrosa.

Las autoridades dijeron que tres caravanas más pequeñas de centroamericanos —en diferentes partes del sur de México— también se están trasladando hacia el norte, pero su destino final sigue sin estar claro.

Hasta la noche del lunes 12, la mayoría de los miembros de la caravana más grande permanecían en la ciudad de Guadalajara, a más de 1,500 millas de Tijuana, según funcionarios mexicanos. Sin embargo, se informó que cerca de nueve autobuses que transportaban a unos 300 miembros de la caravana cruzaban con escolta policial el pasado lunes por la noche por Hermosillo, capital del estado norte de Sonora, a unas 540 millas de Tijuana.

El domingo 11, un contingente de aproximadamente 80 participantes, miembros de la comunidad LGBT, llegó a Tijuana, donde fueron alojados en una casa que les habían alquilado sus partidarios en un barrio acomodado cerca de la frontera de EE.UU. Se habían apartado de la caravana principal después de que se les ofreció transporte y alojamiento en autobús.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement