Advertisement

Duplica su extensión el incendio Woolsey. Cierres en la Autopista 118 y evacuaciones masivas

Duplica su extensión el incendio Woolsey. Cierres en la Autopista 118 y evacuaciones masivas
Bomberos que trabajan en una zona del incendio Woolsey. Al fondo una columna de humo se eleva cerca del embalse de Chatsworth en West Hills. (Kent Nishimura / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Mientras los bomberos continúan combatiendo el incendio de Woolsey, que ha quemado ya 91,572 acres, otro incendio se desató en la misma región el lunes 12 de noviembre, forzando grandes evacuaciones en el condado de Los Ángeles.

El último incendio, llamado Fire Peak, estalló el lunes por la mañana en la autopista entre Simi Valley y Chatsworth. Las autoridades cerraron una parte de la avenida Yosemite hasta el bulevar Topanga y Canyon Boulevard, ya que los vientos intensos que soplaban en el área avivaban las llamas hacia la carretera.

Advertisement

El Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles emitió una orden de evacuación obligatoria para los residentes en las áreas de Box Canyon y Lake Manor. Los oficiales de bomberos del condado de Ventura dijeron que el avance del fuego se había detenido poco antes de la 1 p.m.

El incendio de Woolsey, que se desató el jueves 8 de noviembre, ha destruido aproximadamente 370 hogares y negocios. Sin embargo, los funcionarios del Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California dijeron que apenas han inspeccionado un 15% del área, por lo que la cantidad de estructuras destruidas aumentará. Cerca de 57,000 estructuras aún están amenazadas y el incendio ya ha cobrado dos vidas.

Advertisement

El jefe de bomberos Cal Chris Anthony dijo en el fin de semana que los bomberos han logrado contener en un 20% el incendio. Sin embargo, los vientos de Santa Ana llegaron el lunes por la mañana y se espera que ganen fuerza de manera errática.

Se espera también que los vientos del noreste soplen entre 20 y 30 mph con ráfagas de hasta 55 mph en Los Ángeles, según el Servicio Nacional de Meteorología. Se emitió una advertencia de bandera roja, que significa una potente mezcla de calor, aire seco y vientos que podrían hacer estallar nuevos incendios en la región.

Anthony dijo que la tarea principal de los bomberos a lo largo del día será tratar de evitar que se extienda el incendio y evitar que el fuego de Woolsey se propague al Cañón de Topanga.

El incendio de Woolsey ha destruido ranchos históricos, escenarios de películas y espacios abiertos de las montañas de Santa Mónica.

Advertisement

Las condiciones de viento durante los incendios pueden ser peligrosas para las comunidades que se encuentran en la trayectoria de un incendio forestal. Los fuertes vientos del viernes aceleraron el crecimiento del fuego de Woolsey al arder en Malibu, lo que obligó a los residentes a huir rápidamente mientras las llamas envolvían las casas, dejando solo restos carbonizados.

El lunes, las largas y sinuosas carreteras de la ciudad parecían un paisaje lunar. Las calles que atraviesan las montañas de Santa Mónica se veían desiertas con las señales de los límites de velocidad chamuscados y líneas eléctricas caídas. El fuego había ardido vorazmente, dejando algunas franjas de tierra árida y gris.

El silencio fue interrumpido por el pitido de las camionetas, el zumbido de los helicópteros que bajaban a recoger agua y el rugido del viento que arrojaba ceniza y polvo a través de las colinas.

Cerca de allí, a lo largo de un camino lleno de cenizas, una cabaña blanca permanecía intacta y prístina, contemplando un valle de tierra chamuscada y árboles retorcidos. Las letras de piedra en una cresta cercana decían: "AMOR".

Los investigadores todavía están tratando de determinar qué provocó el incendio de Woolsey. Edison, informó a los reguladores estatales que hubo un apagón en la subestación de Chatsworth dos minutos antes de que se informara del incendio cerca de Simi Valley, pero aseguró que estaba relacionado con el incendio.

"En este momento no tenemos ninguna indicación del hecho de que las instalaciones de servicios públicos de Southern California Edison hayan estado involucradas en el inicio del incendio", escribió Edison en un informe de incidentes a la Comisión de Servicios Públicos de California.

Edison escribió que "cuando un circuito detecta una perturbación en el circuito, lo desconecta". No está claro qué activó el sensor del circuito.

Según explicó Edison, a pedido de los bomberos, podrían apagar ciertas áreas afectadas por el fuego, pero hasta el momento no ha sido necesario. Sin embargo, el incendio ha dañado la infraestructura y el equipo de Edison, dejando a más de 9,000 clientes sin electricidad, según la empresa de servicios públicos.

Advertisement

Los funcionarios instan a los residentes que se refugian en el lugar de evacuación y a los que han abandonado sus hogares a que se mantengan alejados.

Malibu, Calabasas, Hidden Hills, Monte Nido, Gated Oask, Topanga, Bell Canyon y partes de Westlake Village y West Hills siguen bajo órdenes de evacuación.

Si bien los fuertes vientos continuarán siendo un factor importante para los bomberos en el sur de California, los que luchan en el incendio Camp, en el condado de Butte, obtendrán un ligero respiro.

El incendio Camp, que ha quemado 113,000 acres y destruido 6,700 hogares y negocios, es el incendio más letal y destructivo en la historia del estado.

Los oficiales de bomberos dijeron que los californianos deberían estar preparados para una larga y potencialmente mortal temporada de incendios. Las bajas precipitaciones, las altas temperaturas y la vegetación seca, se han combinado para crear condiciones de incendio peligrosas en el estado.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement