Advertisement

El Inspector General dice que equipo del Sheriff violó los derechos civiles de los conductores en la Autopista 5

El Inspector General dice que equipo del Sheriff violó los derechos civiles de los conductores en la Autopista 5
El inspector general del condado de Los Ángeles, Max Huntsman, habló en una audiencia de la Comisión de Supervisión Civil del Sheriff. (Irfan Khan / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

El Inspector General del condado de Los Ángeles dijo que un equipo del Departamento del Sheriff que detuvo a miles de conductores latinos en la autopista 5 en busca de drogas, violaba los derechos constitucionales de los conductores, y cuestionó la razón de la existencia de la unidad.

En un informe verbal para el panel de Supervisión Civil del departamento, Max Huntsman criticó en forma condenatoria a los funcionarios del Departamento del Sheriff por la supervisión inadecuada de la unidad de narcotráfico en la carretera y por no prestar atención a varias decisiones de los tribunales federales que encontraron que los oficiales del equipo violaron los derechos de los conductores deteniéndolos por más tiempo de lo razonable.

Advertisement

Agregando que "la premisa inicial de este equipo de control de drogas fue defectuosa", Huntsman dijo que el departamento no tenía pruebas de que la unidad hubiera tenido un impacto medible en el flujo de drogas desde México.

"El sistema está construido intrínsecamente para violar los derechos constitucionales de un gran número de personas que pasan por la autopista I-5", dijo Huntsman. "Eso es un problema".

Advertisement

Huntsman comenzó su investigación del equipo después de que un análisis del Times en octubre descubrió que el 69% de los conductores detenidos por los oficiales eran latinos y que a dos tercios de ellos les habían registrado sus vehículos, una tasa mucho más alta que los automovilistas de otros grupos raciales y étnicos.

De acuerdo con el análisis de los datos de las detenciones del Departamento del Sheriff, los autos pertenecientes a todos los demás conductores fueron registrados en menos de la mitad del tiempo.

Los agentes encontraron drogas u otros artículos ilegales en los vehículos de los automovilistas latinos a una tasa que no fue significativamente más alta que la de los conductores blancos o negros, según el Times.

Algunos conductores latinos detenidos por el equipo han dicho que creen que fueron víctimas de perfiles raciales.

Advertisement

Huntsman dijo que su personal recientemente realizó un recorrido junto con los oficiales del equipo y no vio señales de que estuvieran usando la raza u otros factores sesgados al decidir a quién detener o buscar.

Huntsman aún está recopilando datos sobre las paradas de tráfico del equipo que planea analizar en busca de evidencia de disparidades raciales.

Pero Huntsman, quien se encuentra en las primeras etapas de su investigación, dijo que algunos hechos ya se habían aclarado.

Independientemente de si su próxima revisión de detenciones de tráfico encuentra evidencia de perfiles raciales, el inspector señaló que solo una pequeña fracción de las más de 9,000 personas que fueron detenidas por el equipo enfrentaron cargos criminales, y agregó que una parte de esos conductores fueron "sometidos a detenciones ilegales".

"Ese es el resultado obvio e inevitable de un proceso en el que hay agentes que simplemente detienen a las personas con un pretexto y luego tratan de desarrollar una causa probable" para buscar drogas, dijo a los miembros de la Comisión de Supervisión Civil del Sheriff.
En la reunión, un funcionario del Departamento del Sheriff no respondió a las críticas de Huntsman, y una portavoz del departamento no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El inspector dijo que los problemas son similares a los de los últimos años en Antelope Valley, donde el Departamento de Justicia de EE.UU. descubrió que los agentes del sheriff estaban haciendo paradas de tráfico basados en prejuicios raciales y deteniendo indebidamente a los conductores en vehículos policiales.

El departamento llegó a un acuerdo legal con funcionarios federales en 2013 que exigía reformas significativas y supervisión externa.

El inspector general citó los hallazgos federales, que culpaban a la "tolerancia a la mala conducta" a la falta de supervisión y responsabilidad dentro del departamento.

Advertisement

"Eso es exactamente lo que estaba sucediendo en este caso aquí", dijo Huntsman.

Los paralelos con Antelope Valley, dijo el inspector, destacaron la necesidad de que los auditores en el Departamento del Sheriff analicen los datos sobre las detenciones de tráfico del equipo de la autopista. También hizo un llamado a los funcionarios del departamento para que examinen las políticas y procedimientos del equipo y expliquen por qué las cámaras de video en los vehículos de esta unidad se han apagado.

Los problemas con el equipo que opera en la carretera deberían estimular al departamento a realizar una revisión de las paradas de tráfico realizadas por todos los agentes en busca de signos de estarse usando un perfil racial, dijo.

El comisionado Lael Rubin le pidió al inspector general que examinara cómo se capacitó a los agentes del equipo y por qué se retiraron las cámaras del tablero de las patrullas.

"Ese es un comienzo muy condenatorio de lo que espero que su informe sea en última instancia", dijo Rubin. "Plantea muchos problemas para que lo comencemos a considerar".

El equipo de la autopista se lanzó en 2012 como respuesta a una epidemia de sobredosis de drogas en el área de Santa Clarita, dijeron funcionarios del departamento.

Unidades similares operan en todo el país como parte de un programa federal diseñado para utilizar a las agencias locales y federales encargadas de hacer cumplir la ley para combatir el narcotráfico.

Si bien los agentes están buscando a cualquier criminal, casi todos los arrestos son por delitos relacionados con las drogas. La autopista 5, dicen, es un conducto para que los cárteles transporten drogas a la Costa Oeste y regresen a México con dinero en efectivo de las ventas de drogas y armas compradas en Estados Unidos.

El equipo ha realizado más de 1,000 arrestos y ha incautado 600 libras de cocaína y más de una tonelada de metanfetamina desde que se formó. Pero Huntsman dijo que sin saber la cantidad total de drogas que se está moviendo a través del corredor de la autopista 5, es difícil decir si esos esfuerzos han hecho mella en el narcotráfico que llega desde México.

"Sin un análisis basado en la evidencia, no puedes confiar en que este enfoque será eficaz para reducir la cantidad real de drogas disponibles para que las personas las utilicen", dijo.

Para combatir las sobredosis, sería mejor que el departamento le suministrara a sus oficiales naloxona, una droga que revierte los efectos de la heroína y otros opioides, dijo Huntsman.

Después de que el Times compartió los resultados de su análisis con la agencia a principios de 2018, los funcionarios del Departamento del Sheriff se negaron a abordar las disparidades raciales, pero negaron que los agentes usen la raza como un factor al hacer paradas. En su lugar, dijeron, los oficiales detienen a las personas por infracciones de tránsito y luego buscan comportamientos sospechosos u otros signos de los conductores y pasajeros que indique que el contrabando puede estar escondido en el vehículo.

El Times analizó las detenciones de tránsito que hizo la Patrulla de Carreteras de California (CHP) en su área de Newhall, que incluye la sección de la autopista 5 donde opera el equipo del Departamento del Sheriff, así como en otras autopistas y carreteras en el área.

Encontró que en el 37% de las paradas de tráfico realizadas por los oficiales de CHP el conductor era latino. Los expertos en perfiles raciales que revisaron los hallazgos del Times dijeron que las detenciones que realiza el CHP en un área más amplia proporcionan una comparación significativa y sugieren firmemente que el equipo del Departamento del Sheriff está apuntando a los latinos.

Advertisement

El CHP está recopilando estadísticas sobre la raza de los conductores que detuvieron sus oficiales en el mismo tramo de la Autopista 5; Huntsman dijo que planea usar los datos como una comparación con las detenciones del equipo del Sheriff que opera en la autopista.

Algunas de las críticas más duras de Huntsman fueron por el hecho de que los funcionarios del Departamento del Sheriff no tomaron medidas después de que casi una docena de arrestos del equipo de la carretera fueron examinados por un tribunal federal y fueron desestimados.

"Cuando algo concluye en que un tercio de tus casos son desechados, eso debería ser una bandera roja, una sirena a todo volumen en tus oídos", dijo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement