Advertisement

Las autoridades emitieron alertas de evacuación limitadas en Paradise, a pesar de que se aproximaba un incendio monstruoso

Las autoridades emitieron alertas de evacuación limitadas en Paradise, a pesar de que se aproximaba un incendio monstruoso
Vista aérea de la destrucción desde Camp Fire en Paradise desde Clark Road. (Carolyn Cole / Los Angeles Times) (Los Angeles Times)

Cuando el incendio de Camp Fire se dirigió hacia esta ciudad de la Sierra Nevada el 8 de noviembre pasado, los funcionarios tuvieron que hacer una elección crucial: ¿Cuánto terreno de Paradise debía ser evacuado?

La decisión fue complicada por la historia y la topografía. La zona de Paradise se asienta en la cima de una colina y está rodeada por cañones, con solo cuatro rutas estrechas y sinuosas para escapar. Durante el último gran incendio en 2008, las autoridades evacuaron a tanta gente que las carreteras se atascaron peligrosamente.

Advertisement

Así que esta vez, decidieron no hacer una evacuación a gran escala, con la esperanza de sacar a los residentes de los vecindarios más cercanos a los incendios antes de que las carreteras se paralizaran.

Pero pronto quedó claro que el fuego se estaba moviendo demasiado rápido para ese plan, y que toda la ciudad estaba en peligro. Se emitió una orden de evacuación a gran escala a las 9:17 a.m., pero para entonces el fuego ya estaba consumiendo la ciudad.

Advertisement
(Los Angeles Times)

Al menos 56 personas murieron, la mayoría de ellas en sus casas, algunas tratando de huir en sus autos y otras al descampado, buscando desesperadamente refugio de las llamas. Más de 10,000 estructuras se perdieron en lo que es, con mucho, el peor incendio forestal en la historia de California.

No está claro hasta qué punto una estrategia de evacuación diferente habría cambiado el resultado del incendio, que fue impulsado por ráfagas de viento intensas de hasta 52 mph y un registró récord de resequedad en un área notoriamente vulnerable a los incendios y a las brasas arrastradas por el viento.

Pero el nivel de destrucción y muerte seguramente hará que Paradise sea una lección sombría para las agencias que intentan mejorar las alertas de emergencia y las evacuaciones de incendios, inundaciones, aludes y otros desastres naturales.

La cifra de muertos por desastres naturales en California en el último año ha sido enorme, con casi 40 muertos en la región vinícola y los incendios en el condado de Mendocino y más de 20 en los aludes de Montecito. Los funcionarios reconocieron las deficiencias en los esfuerzos por sacar a la gente del peligro.

Advertisement

En el caos del incendio de Paradise, muchos residentes dijeron que nunca recibieron advertencias telefónicas de las autoridades para que se fueran.

Algunos dijeron que recibieron llamadas de la policía que conducía por sus calles usando altavoces. Otros recibieron textos de vecinos. Pero pocos dijeron que recibieron alertas oficiales de texto o llamadas telefónicas del gobierno.

El incendio se notificó por primera vez cerca de la comunidad de la Pulga, a unas siete millas de Paradise, alrededor de las 6:30 a.m. Para las 7:35 a.m., había llegado al pueblo cercano de Concow.

La primera orden de evacuación para Paradise llegó a las 8 a.m., un minuto después de que las primeras llamas fueron avistadas en la ciudad. La orden se limitaba al lado oriental de Paradise.

La esperanza era conseguir que los residentes más cercanos evacuaran de inmediato, y que el resto de la ciudad los siguiera si fuera necesario. Pero el fuego simplemente se movía demasiado rápido.

"El incendio ya nos había superado", dijo John Messina, jefe del batallón del Departamento de Bomberos y Bosques de California para el Condado de Butte.

Las órdenes de evacuación se enviaron utilizando un sistema telefónico llamado CodeRed, que cubre todos los teléfonos fijos, así como los números de teléfonos móviles enviados voluntariamente por los residentes.

Pero el sistema no cubre todos los teléfonos de la ciudad. "En la ciudad de Paradise, creo que tendríamos suerte de decir que el 25% o el 30% de las líneas telefónicas están en el sistema, y eso es después de que los funcionarios locales insten a los residentes en registrarse", dijo Jim Broshears, quien dirige el centro de operaciones de emergencia de Paradise.

Advertisement
(Los Angeles Times)


Además, el sistema tiene un límite por hora para llegar a ciertos números de teléfono. "No puedo darle los números en bruto, pero hay una capacidad por hora de llamadas. Así que CodeRed no puede [hacer] 12,000 llamadas a la vez. Es realmente rápido, pero no tan rápido", dijo Broshears.

Este tipo de sistemas han sido criticados porque llegan a muy pocas personas. En cambio, algunos expertos en seguridad han abogado por el uso del sistema de Alerta de Emergencia Inalámbrica del gobierno federal, que envía advertencias del estilo de Alerta Amber a teléfonos celulares dentro de un área geográfica determinada.

Pero el sistema no se ha utilizado durante varios desastres en California, incluidos los incendios en los viñedos y las fuertes inundaciones que afectaron a San José.

James Gore, presidente de la Junta de Supervisores del condado de Sonoma, dijo que el gobierno está fallando cuando los funcionarios no hacen un buen trabajo al comunicar un peligro.

"Si la gente ya está recibiendo noticias en Facebook, y no hay nada por parte de su gobierno, entonces ha fracasado", dijo Gore, cuyo condado ha comenzado a comprar cámaras contra incendios que pueden sentir el movimiento de las llamas por el calor y está buscando comprar sirenas de aire para partes del condado sin cobertura celular.

"Si estás más preocupado por la crisis que puedes causar que por la crisis que tienes, entonces has fracasado", añadió.

En Paradise, Broshears dijo que los funcionarios no emplearon el sistema de Alerta de Emergencia Inalámbrica porque inicialmente querían escalonar las evacuaciones por vecindario. También dijo que las alertas al estilo Amber "no llegan a todos los teléfonos al mismo tiempo".

Según la Comisión Federal de Comunicaciones, las Alertas Inalámbricas de Emergencia se transmiten a las áreas de cobertura que mejor se aproximan a la zona en peligro; los dispositivos móviles en la zona de alerta recibirán la notificación.

Se ha criticado que la orientación geográfica del sistema no es terriblemente precisa y, a finales de 2019, se supone que los operadores inalámbricos mejorarán la orientación geográfica de las alertas.

Durante la prueba reciente de la alerta presidencial distribuida a través del sistema de emergencia inalámbrica, el retraso promedio en la recepción de un mensaje de texto por parte de los usuarios fue de aproximadamente 22 segundos.

Debido a su vulnerabilidad al fuego, Paradise ha debatido la mejor estrategia de evacuación durante años.

Esta idea se discutió a raíz del incendio de 2008 que quemó decenas de hogares, según muestran los documentos del condado revisados por el Times. Después del incendio, algunos funcionarios sintieron que los residentes estaban "sobre evacuados" y que eso obstruía innecesariamente las carreteras.

Pero los documentos también muestran varios casos en los que los funcionarios de emergencia del condado advirtieron que podrían tener que evacuar rápidamente toda la ciudad.

Muchos residentes de Paradise dijeron que estaban desconcertados por la falta de una advertencia.

Advertisement

"Supuse que si algo sucediera], habría una alerta en tu teléfono celular", dijo Alexandria Wilson, de 21 años. Ni ella ni ninguno de sus 10 familiares ahora hacinados en una casa en Applegate, ya que todos perdieron sus hogares en Paradise, habían oído hablar del programa de alerta de emergencia CodeRed del condado de Butte.

Solo dos de ellos recibieron advertencias y fueron de un oficial de policía que conducía por la calle y le decían a la gente que evacuara.

En cambio, Edén, de 10 años, hermano de Wilson, estaba coordinando un esfuerzo de evacuación. Inteligente con un teléfono celular, estaba enviando mensajes de texto y llamando a todos y diciéndoles que se reunieran en un Burger King en Chico.

"Nadie debería tener que recibir una llamada de un niño de 10 años", dijo Jacob Golden, el novio de Wilson.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement