Advertisement

Las autoridades federales detienen a una persona de la Florida por envíos de paquetes sospechosos

Las autoridades federales detienen a una persona de la Florida por envíos de paquetes sospechosos
El FBI arrestó a un hombre en Florida en relación con los envíos de dispositivos potencialmente explosivos a varios críticos del presidente Trump.

Las autoridades federales detuvieron a un hombre en relación con la oleada de dispositivos sospechosos y potencialmente explosivos que en los últmos días se enviaron a destacados críticos del presidente Trump.

El hombre, de 56 años, fue detenido el viernes 26 de octubre por un equipo SWAT del FBI, cerca de State Road 7 en Plantation, Florida, según las autoridades.

Las estaciones de televisión locales mostraron imágenes de una camioneta blanca cerca de una tienda de AutoZone cubierta con una lona de plástico azul y remolcada por la policía.

El hombre, que tiene arrestos previos por amenazas, no es nativo de Florida pero vive en Aventura, Florida, ubicado en el norte del condado de Miami-Dade, según el funcionario, quien no estaba autorizado a hablar públicamente sobre este tema.

Trump fue informado sobre el arresto por el FBI y el Departamento de Justicia, según el portavoz de la Casa Blanca, Hogan Gidley.

Advertisement



Una portavoz del Departamento de Justicia, Sarah Isgur Flores, escribió en Twitter que el departamento llevará ha cabo una conferencia de prensa a las 2:30 p.m. EDT para discutir el caso.

"Podemos confirmar que una persona está bajo custodia", escribió en Twitter.

El viernes pasado, el FBI encontró dos paquetes más con dispositivos sospechosos: enviados al Senador Cory Booker, de Nueva Jersey, y al ex Director de Inteligencia Nacional, James R. Clapper.

Otro paquete sospechoso enviado a la oficina en Sacramento de la senadora Kamala Harris de California también estaba siendo examinado, pero aun no estaba clara su relación con los demás incidentes, de acuerdo con las autoridades.

Antes de la detención, Trump intentó minimizar la gravedad de los actos de terrorismo como una estrategia política destinada a ayudar a los demócratas.

"Los republicanos tendrán buenos resultados en la elección de noviembre y en las urnas, y ahora estas cosas de "bombas" suceden y el ímpetu se desacelera en gran medida - las noticias no hablan sobre la política", escribió Trump el viernes temprano. "Muy desafortunado, lo que está pasando. ¡Republicanos, salgan y voten!"

El tweet de Trump estaba en directa contradicción con los oficiales de la ley, quienes dijeron repetidamente en una conferencia de prensa el jueves que los dispositivos deben ser tratados como artefactos potencialmente peligrosos y activos, incluso si no detonaban. También han llamado a los hechos un acto de terrorismo.

El tweet de Trump, al borde de abrazar las teorías de conspiración de "falsa bandera partidista" sobre los paquetes, es otra visión sorprendente de la conducta presidencial normal frente a tales actos.


El FBI confirmó el paquete a Booker en su cuenta de redes sociales, diciendo que se recuperó en una instalación del Servicio Postal de los EE.UU en Florida y que fue similar en apariencia a otros dirigidos a figuras prominentes, como el ex presidente Obama, Hillary Clinton, el ex vicepresidente Joe Biden, el antiguo fiscal el general Eric H. Holder Jr., el inversionista y filántropo George Soros y la representante Maxine Waters (D-Los Ángeles).

La policía de la ciudad de Nueva York dijo que el paquete Clapper, que llegó a la oficina de CNN en Nueva York como un envío, es similar al que recibió un medio de noticias y el dirigido al ex director de la CIA John Brennan a principios de la semana, fue descubierto en una instalación de correo en Manhattan, lo que obligó a una evacuación de residentes, una oficina de correos y un centro educativo cercano.

"Esto es definitivamente terrorismo doméstico. No tengo dudas al respecto", dijo Clapper a CNN.

Clapper y Booker, como los otros objetivos, se han enfrentado públicamente con Trump. Pero incluso mientras los objetivos comparten puntos en común, las autoridades aún no han establecido un motivo o han nombrado a un sospechoso.

Las fuentes policiales han dicho que al menos algunos de los paquetes fueron enviados desde el sur de la Florida. Están marcados con la dirección de remitente de la Representante Debbie Wasserman Schultz, una demócrata de Florida que anteriormente dirigió el Comité Nacional Demócrata.

Anteriormente, Trump llamó a Clapper "el ex jefe de inteligencia más tonto del mundo, que tiene el problema de mentir mucho".

Trump también acusó a Clapper, quien se desempeñó en la administración de Obama, de mentir al Congreso.

Booker, un demócrata que se cree que tiene ambiciones presidenciales, es un objetivo frecuente de Trump en sus mítines políticos.

Trump llamó brevemente a la unidad frente a los ataques, pero desde entonces ha atacado a sus críticos, diciendo que ha sido culpado injustamente.

Wasserman Schultz, hablando ante periodistas en el sur de la Florida el viernes, calificó al autor de "siniestro", "malvado" y "horrible".

"Realmente no lo sé", dijo, cuando se le preguntó por qué se usó su dirección de retorno. Ella dijo que el momento señalaba la necesidad de la cortesía política. "Ninguno de nosotros debería tratar a nuestros oponentes como al enemigo".

Advertisement

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí.

Advertisement
Advertisement