Advertisement

Las lluvias desencadenan flujos de escombros a medida que la tormenta se propaga por las regiones afectadas por los incendios

Un frente frío que trajo viento y fuertes lluvias a California el jueves desató flujos de escombros en vecindarios asolados por el fuego, provocando evacuaciones y cierres de escuelas a medida que las cuadrillas de rescate del estado, auxiliaban a personas atrapadas en casas y automóviles y, en un caso, a un hombre que se aferraba a un árbol en el río de Los Ángeles.

La tormenta arrojó una cantidad significativa de humedad en el área afectada por el Holly Fire, donde una mezcla de lodo de movimiento rápido y ramas afectó un arroyo en el Cañón de Trabuco. Otros flujos ocurrieron en Lake Elsinore, donde los equipos rescataron a un anciano que estaba atrapado en Rice Canyon.

Advertisement

En Forest Falls, en el condado de San Bernardino, un alud de lodo atrapó vehículos e hizo que la Patrulla de Carreteras de California cerrara la carretera 38 entre Valley of the Falls Drive y Sugar Pine Circle. Se reportó granizo del tamaño de una moneda de diez centavos en el área de Santa Bárbara.

La calle Trabuco Canyon Road está cerrada desde Rose Canyon Road hasta Robinson Ranch Road, en la zona afectada por el incendio más reciente. Se espera que esa área reciba hasta una pulgada de lluvia.

Advertisement

Varios vecindarios en el Condado de Riverside quemados por el Holy Fire —incluyendo Amorose, Alberhill, Glen Eden, Grace, Matri, Rice y partes de Glen Ivy, Horsethief, Laguna, McVicker y Withrow— fueron evacuados el miércoles 28 de noviembre por la noche, antes de que llegara la tormenta.

El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que las lluvias más fuertes y las tormentas eléctricas aisladas que comenzaron a media mañana y continuarán hasta la tarde, volverán a aumentar en la noche y podrían hacer que las tasas de precipitaciones aumenten hasta una pulgada por hora. Esa intensidad tiene el potencial de desencadenar aludes de lodo y flujos de escombros.

El suelo en las áreas quemadas no puede absorber mucha humedad, por lo que las lluvias torrenciales pueden generar flujos de rápido movimiento que contienen lodo, escombros e incluso árboles y piedras.

Cuando la lluvia cae con menos intensidad, puede ser absorbida o dispersada gradualmente, pero cuando las áreas quemadas reciben grandes caudales, es entonces cuando laderas enteras pueden caer sin previo aviso, a veces con resultados mortales.

Advertisement

Los especialistas predijeron que la tormenta, la primera de una serie que se espera que lleguen al sur de California a principios de diciembre, arrojaría aproximadamente un cuarto de pulgada de lluvia por hora en los condados de Los Ángeles y Ventura.

Mont Nest, en el lado este de la zona de incendio de Woolsey cerca de Malibu, vio poco menos de media pulgada de lluvia en 24 minutos el jueves por la mañana. En el área de Malibu Park, los equipos estaban limpiando un alud de lodo en Cuthbert Road entre Horizon y Busch drive.

Los residentes cuyas casas resultaron ilesas en el incendio de Woolsey, colocaron sacos de arena alrededor de sus propiedades en preparación para la tormenta.

La lluvia, durante la noche, hizo que rocas del tamaño de una pelota de fútbol cayeran desde las laderas de los Cañones Decker, Kanan y Malibú. Las inundaciones en Zuma Creek, cerca del parque estatal de Malibú, también obligaron al cierre de Rainsford Place entre las unidades de Busch y Bonsall, dijeron las autoridades de la ciudad.

La lluvia también provocó que el jueves la Universidad de Pepperdine cancelara las clases en su campus de Malibú y causó algunas inundaciones menores en el Wilshire Country Club, en Hancock Park.

Poco antes de las 11 de la mañana, los bomberos usaron un helicóptero para rescatar a un hombre que se aferraba a un árbol sobre el caudaloso río de Los Ángeles, en Atwater Village.

El servicio meteorológico emitió una alerta de posibles inundaciones repentinas en el norte de California, que sigue en efecto para el área del incendio Camp en el Condado de Butte; las áreas de incendios de Carr, Delta y Hirz en el Condado de Shasta; y Mendocino Complex en el Condado de Lake. Se espera que la región reciba de 1 a 3 pulgadas de lluvia.

Un equipo de respuesta a emergencias de cuencas hidrográficas trabajó en el área de Paradise para identificar los lugares que podrían ser propensos a inundaciones repentinas y deslizamientos de lodo. Las cuadrillas limpiaron las vías de drenaje y retiraron los árboles quemados que podrían derrumbarse, dijo la portavoz del condado de Butte, Callie Lutz.

Advertisement

La ciudad de 27,000 habitantes ha estado bajo órdenes de evacuación obligatorias durante casi tres semanas desde que empenzó el incendio de Camp, destruyendo miles de hogares y matando al menos a 88 personas.

Los residentes podrían comenzar a regresar a principios de la próxima semana, pero sólo si la tormenta no obstaculiza los esfuerzos para despejar las carreteras y restaurar la energía, dijeron las autoridades.

Las carreteras resbaladizas también causaron una serie de problemas de tráfico y cierres de autopistas a través del sur, frustrando a los que viajan diariamente al trabajo.

Un camión semirremolque que transportaba 20,000 libras de refrescos cerró completamente la autopista 118 en dirección oeste en Topanga Canyon Boulevard en Topanga. Dos carriles de la autopista 134 en dirección este en Eagle Rock fueron cerrados durante varias horas después de que una gran plataforma se estrellara contra un terraplén.

Cindy Matthews, una meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional en Sacramento, dijo que su oficina no había recibido informes de daños por deslizamientos de tierra a causa de las tormentas, pero que se esperaba que las cuadrillas inspeccionaran la región a lo largo del día.

"Todavía tenemos algunos aguaceros en el área, y los seguiremos teniendo durante la mayor parte del día", dijo. "Mañana por la mañana, saldrá el sol, pero tenemos otro sistema que llegará a última hora del viernes y traerá más lluvia".

A resident walks along Thunderhead Road in the Horsethief Canyon neighborhood against a backdrop of charred hillside from the Holy fire.
A resident walks along Thunderhead Road in the Horsethief Canyon neighborhood against a backdrop of charred hillside from the Holy fire. (Irfan Khan / Los Angeles Times)

The Associated Press contributed to this report.

Twitter: @Hannahnfry

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

ACTUALIZACIONES:

11:20 a.m.: Este artículo fue actualizado con información sobre evacuaciones en el condado de Orange y un rescate realizado en Los Ángeles.

9:50 a.m.: Este artículo fue actualizado con detalles adicionales sobre cierres de carreterasy daños ocasionados por la tormenta.

Este artículo fue originalmente pupblicado a las 7:30 a.m.

Advertisement
Advertisement