Share
EEUU

Michelle Obama brinda palabras de inspiración a los estudiantes de UCLA

michelle1

La ex primera dama, Michelle Obama, saluda a la multitud en Pauley Pavilion en el campus de UCLA el pasado miércoles. (Al Seib / Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

La ex primera dama Michelle Obama, a quien su consejero de la escuela preparatoria le dijo que no era una estudiante que pudiera ingresar a la Ivy League (universidades élite), pero demostró lo contrario pues asistió a Princeton y Harvard, instó a miles de estudiantes a seguir su ejemplo el pasado miércoles durante una aparición energética en UCLA.

Es la primera vez que Obama elige celebrar el evento ‘College Signing Day’ (que promueve el ingreso universitario) en la Costa Oeste. Este evento comenzó en 2014 para alentar a los adolescentes a seguir estudios superiores, capacitación profesional o servicio militar después de la escuela preparatoria. Se da un enfoque importante a los estudiantes de bajos ingresos y aquellos que serán los primeros en sus familias en asistir a la universidad.

El rugido y los vítores fueron ensordecedores cuando ella subió al escenario en Pauley Pavillion.

"¡Hola, Los Ángeles!”, dijo Obama después de ser presentada por Conan O’Brien, el conductor de televisión nocturno. “Estamos hoy aquí para todos ustedes y quiero que sepan que están a punto de realizar la mejor inversión que posiblemente puedan hacer”.

Anuncio

Usando una camiseta de Compton College para señalar la importancia de los colegios comunitarios, felicitó a los 10.000 estudiantes que asistieron por superar innumerables obstáculos. Ella advirtió que otras personas intentarían derribarlos, como lo había intentado su consejero de la escuela preparatoria.

“En esos momentos, porque aparecerán, deben preguntarse si creerán a quienes los odian o si creerán que realmente ustedes pueden crear su historia”, dijo. Recuperarse del fracaso, agregó, es la marca de un verdadero campeón.

“Ustedes pueden lograr eso y más”, dijo Obama.

michelle2

Michelle Obama celebró con 10.000 estudiantes de último año de escuela preparatoria y estudiantes transferidos que se han comprometido a continuar su educación superior. (Al Seib / Los Angeles Times)

 

(Los Angeles Times)

Anuncio

michlle3

Christina Furumasu, en el centro, de Western High School, reacciona ante la presencia de Michelle Obama en el escenario. (Al Seib / Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

La participación en el evento anual ‘College Signing Day’ de Obama ha aumentado de unas pocas docenas de escuelas a más de 3.000 campus en los 50 estados, Washington, DC y Puerto Rico, dijo Eric Waldo, director ejecutivo de Reach Higher. El año pasado, el evento inspiró 1.24 mil millones de publicaciones en las redes sociales etiquetadas como #collegesigningday en sólo 24 horas.

La Universidad de California -donde 4 de cada 10 estudiantes universitarios son de primera generación- se contactó con Reach Higher, la organización sin fines de lucro de Obama, hace aproximadamente un año para organizar el evento, dijo Waldo. Los nueve campus universitarios celebraron el primer esfuerzo del sistema para hacerlo, dijo Carolyn McMillan, directora editorial de la UC. Los campus invitaron a unos 6.000 estudiantes de escuelas preparatorias y colegios comunitarios y organizaron mítines, presentaciones de hip-hop, oradores, ferias de recursos universitarios y obsequios.

Reach Higher seleccionó a UCLA para el evento principal, en parte, porque el campus está celebrando su centésimo aniversario este año, dijo Waldo. El pasado miércoles, casi 50 celebridades subieron al escenario para hablar sobre la universidad, incluidos John Legend, Usher, Pentatonix y Bebe Rexha, LaLa Anthony y Lil Rel Howery sirvieron como maestros de ceremonias.

Los estudiantes, vistiendo camisetas con los nombres de las universidades de su elección, se tomaron fotos dentro del evento. Un grupo de amigos mostró carteles de sus futuros colegios: Harvard, Duke, Dartmouth, University of Chicago y UC Berkeley. Los voluntarios de la UCLA y las mascotas de los Bruins, Joe y Josie, entregaron pancartas y bolsas de regalos de la UC llenas con botellas de agua, camisetas y bocadillos.

Algunos estudiantes viajaron por horas para llegar allí.

Victoria Soldana Sánchez llegó a UCLA desde el Valle Central con otras 60 jóvenes seniors de Dinuba High School. Asistirá a UC Davis, donde espera especializarse en biología y posiblemente convertirse en oftalmóloga u optometrista, un interés provocado por su propio astigmatismo y problemas de visión. Dijo que su mayor inspiración ha sido su madre, una trabajadora agrícola que recolecta cultivos de temporada (uvas, naranjas, fresas), aunque asistió a una escuela de secretariado en México.

Kayla Pérez, una estudiante de último año de El Rancho High School que planea asistir a UCLA, logró obtener un GPA de 4.2 mientras ejercía tres empleos, sirviendo como capitana del equipo de Decatlón Académico de su escuela y editora de su periódico escolar. Ella dijo que ver a Obama reafirmó su propio trayecto desde la escuela preparatoria hasta la universidad.

Anuncio

“Siento como si el arduo empeño que puse en mis actividades académicas finalmente haya dado sus frutos”, dijo Pérez.

michelle4

Michelle Obama abraza a Taahira Bholat, una estudiante de último año en Lawndale High School que asistirá a El Camino College. (Al Seib / Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

El aumento de la matrícula y la carga de la deuda estudiantil ha llevado a algunos estudiantes a preguntarse si la universidad vale la pena. Pero tres cuartas partes de todos los empleos en el siglo XXI requerirán educación o capacitación más allá de la escuela preparatoria, según Reach Higher.

La investigación ha demostrado que los graduados universitarios ganan más, alrededor de $1 millón por encima a lo largo de toda su vida, votan más y contribuyen más a la beneficencia que sus colegas menos educados, dijo Youlonda Copeland-Morgan, vicerrectora de gestión de inscripciones de la UCLA.

“Una educación universitaria no sólo es un beneficio para el individuo, sino que también es un beneficio para la sociedad”, dijo.

En sus memorias tituladas “Becoming”, Obama compartió su propio viaje educativo al crecer en el lado sur de Chicago. Ambiciosa y brillante desde la infancia, se saltó el segundo grado. Hizo la prueba en la primera escuela preparatoria magnet de Chicago, Whitney Young, y se despertaba a las 5 a.m. para un viaje de 90 minutos en dos autobuses para llegar a tiempo. Obtuvo buenas calificaciones, le encantó escribir, adquirió confianza y se graduó dentro del 10% superior de su clase.

Cuando el consejero de su escuela le dijo que no estaba apta para Princeton, Obama se enfureció y luego prometió: te lo mostraré.

Michelle Obama asistió a una universidad de la Ivy League junto a hombres, en su mayoría blancos, muchos de ellos ricos. Por primera vez, ella y otras minorías se dieron cuenta de sus desventajas, por ejemplo, no contar con tutoría SAT o enseñanza de nivel universitario en la escuela preparatoria. Ella nunca había visto un currículum y había sufrido el ‘síndrome de impostor’ (pensar que no merecen el éxito que han alcanzado).

Anuncio

A pesar de todo, Obama consiguió sacar adelante su carrera, se graduó en sociología y fue a la Facultad de Derecho de Harvard.

La pasión de Obama por la educación y la comprensión personal de las barreras que enfrentan muchas comunidades de bajos recursos la impulsó a lanzar el programa ‘Reach Higher para inspirar a todos los estudiantes a buscar educación o capacitación profesional más allá de la escuela preparatoria.

“Ella es la consejera en jefe de la escuela”, dijo Waldo.

El pasado miércoles, cinco estudiantes que atenderían a universidades, colegios comunitarios y militares, se unieron a Obama en el escenario y compartieron sus sueños con la multitud: salvar vidas como paramédico, proteger al país como un infante de marina de Estados Unidos, informar y empoderar a las comunidades como periodista y ayudar a los estudiantes marginados como educador.

Sage Bennett, estudiante de último año en la escuela preparatoria de Antioch, se levantó de un salto, soltó un grito y lloró cuando apareció Obama. Bennett, quien es afroamericano y gay, sobrevivió a la pobreza, la falta de vivienda y al bullying para sobresalir en la escuela con un promedio general de 4.1. Asistirá a la Universidad de California en Berkeley este otoño y recibirá una beca completa de Berkeley Regents.

“Michelle Obama ha sido la persona que me mostró que puedo hacer esto, que no importa de dónde vengas, siempre puedes cambiar hacia dónde vas”, dijo.

 Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio