Share
EEUU

Para la policía, detectar a los conductores drogados no es una tarea sencilla

THS

Un oficial de policía de San Diego y Emilio Rodríguez un experto capacitado en reconocimiento de drogas, demuestra el dispositivo Drager DrugTest 5000, uno de los pocos que se usan en California y que puede detectar la presencia de marihuana en un conductor. (David Brooks / San Diego Union-Tribune)

(San Diego Union Tribune)

El hombre al que el agente de policía de San Diego, John Perdue detuvo en el vecindario de Hillcrest a fines del año pasado, no dudó en admitir que el olor que emanaba de su auto era marihuana.

Después de que el conductor dijera que no solo había fumado marihuana recientemente sino que lo hacía regularmente, Perdue lo sometió a varias pruebas de sobriedad. El hombre las pasó todas sin problemas.

En el caso de un conductor ebrio, un alcoholímetro podría haber confirmado si una persona se vio afectada por el alcohol. Pero no hay tal dispositivo para la marihuana.

Ante la disyuntiva de tener en custodia un conductor que confesó haber fumado marihuana pero sin tener pruebas de que el hombre estuviera intoxicado en ese momento, Perdue decidió dejarlo ir.

Anuncio

Después de la legalización del uso de la marihuana recreativa en California, las firmas de abogados especializadas en DUI intensificaron las advertencias a los usuarios de marihuana acerca de ser arrestados. Señales a lo largo de las autopistas también han advertido a los conductores que consumir marihuana puede ser motivo para que los arresten.

 Un proyecto de ley propuesto en el Senado estatal el mes pasado exige una suspensión de manejo por un año para cualquier conductor menor de 21 detenido con marihuana en su sistema.

Pero como muestra el caso de Perdue en los últimos meses de 2017, vigilar los DUI inducidos por marihuana no es tan fácil como arrestar y enjuiciar a los conductores ebrios. Y con la Proposición 64 ahora en pleno efecto, la policía en todo California está más preocupada que nunca por los conductores bajo los efectos de esta droga que se dirigen a las calles y autopistas del estado.

A diferencia de Washington, que también hizo legal el uso recreativo de marihuana, California no ha establecido un nivel “per se”, como un nivel de alcohol en la sangre de 0.08%, que haría a una persona demasiado drogada para manejar.

Anuncio

El teniente Rob Sharpe, que trabaja para la unidad de manejo con discapacidad de la Patrulla Estatal de Washington, dijo que cree que es una necesidad establecer un límite legal para la marihuana.

“Si no sé cuánta marihuana puedo consumir y conducir de manera segura, ¿cómo puedo mantener un estándar que indique que no es seguro conducir?” preguntó.

ths2

Variedad de flores en la inauguración de Cookies Los Angeles en Maywood, el primer dispensario de marihuana de la ciudad en vender cannabis de uso recreativo bajo la Proposición 64. (Gary Coronado / Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

En ausencia de un estándar, la decisión final sobre si un conductor arrestado está incapacitado para manejar dependerá de un juez o jurado.

California, al igual que otros estados que legalizaron la marihuana, ahora depende de expertos en reconocimiento de drogas, oficiales de policía capacitados durante un curso de dos semanas para realizar pruebas cognitivas y detectar otros signos físicos de deterioro relacionado con las drogas durante una detención de vehículos motorizados.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley dijeron que creen que estos expertos son más que capaces de determinar el impedimento, incluso sin un estándar objetivo. Además de esos expertos, la Patrulla de Caminos de California ha capacitado a miles de oficiales a través de su programa avanzado de aplicación de la conducción con problemas en la carretera, según el sargento. Glen Glaser de la unidad de conducción deteriorada de la agencia.

“Hacen un examen de 12 pasos. Se trata de hacer que el sujeto realice una prueba de sobriedad de campo, pero también evaluamos sus signos físicos, tomamos su presión arterial varias veces, tomamos su pulso”, dijo Glaser. “Es un examen muy completo”.
Glaser dijo que el CHP no tiene interés en llevar a cabo arrestos radicales.

“Queremos que arresten a las personas que están discapacitadas”, dijo. “Esas son las personas que queremos eliminar de las carreteras. No queremos a alguien que solo tenga la presencia de THC”.

Anuncio

Pero el empresario de venta de cannabis Virgil Grant dijo que eso no era lo suficientemente bueno.

Aunque quiere asegurarse de que las personas no se sienten al volante si han ingerido demasiada marihuana a Grant le preocupa que la falta de un estándar de intoxicación objetiva pueda llevar a la discriminación racial en las paradas de vehículos motorizados.

“Como hombre negro en Estados Unidos, creo que eso es obvio”, dijo Grant. “Si dejáramos todo en manos de las autoridades de nuestra comunidad, nos encerrarían a tasas aún más alarmantes”.

La policía de San Diego ha estado usando dos máquinas Dräger DrugTest 5000 durante los puntos de control de DUI desde marzo de 2017. Aunque los dispositivos pueden detectar la presencia del compuesto psicoactivo THC, que muestra si una persona ha usado marihuana recientemente en la saliva de una persona no pueden saber si una persona está deteriorada.

El CHP no tiene los dispositivos, y el Departamento de Policía de Los Ángeles no los está utilizando actualmente en las calles.

La sangre sigue siendo el estándar forense para medir la intoxicación en California, pero puede tomar hasta dos horas después de una detención de tráfico para extraer la sangre del conductor. Según Glaser, casi el 70% del THC psicoactivo en el torrente sanguíneo de una persona podría desaparecer en una hora, y ese retraso podría debilitar un caso de DUI.

“El elemento de tiempo crítico en cualquier caso de DUI, marihuana o cualquier otro estupefaciente es lo que determina la condición del conductor en el momento de manejar ", dijo el abogado Darren Kavinoky, cuya firma se especializa en la defensa de casos de DUI”.

Si estás hablando de una prueba un par de horas más tarde, tienes alguna contingencia. “Algunos usuarios de cannabis pueden estar aprovechando este estado de tiempo”, agregó, especialmente porque sus efectos son menos obvios que los efectos producidos por el alcohol. “Se enmascaran más fácilmente a través de Visine y las mentas para el aliento”, dijo Kavinoky. Es posible que no se dé cuenta, especialmente en el caso de los usuarios experimentados de marihuana.

Anuncio

“Ante la falta de pruebas más precisas, los agentes de policía tienen que hacer un juicio para determinar si alguien está manejando con un índice demasiado alto”.

Hay mucha subjetividad de parte del trabajo de los oficiales, y se ejerce mucha presión sobre ellos, en ese momento, para determinar qué hacer sin tener evidencia forense que lo demuestre ", dijo Lou Shapiro, abogado de defensa criminal de Los Ángeles y miembro del Colegio Nacional de Defensa de DUI.

Tampoco es probable que un experto en reconocimiento de drogas pueda estar presente cada vez que un oficial detiene un conductor que pudo haber consumido marihuana.

El CHP ha aumentado el número de cursos que ofrece para capacitar a dichos oficiales desde la aprobación de la Proposición 64, pero solo hay 1,549 expertos calificados en reconocimiento de medicamentos en todo California, según los registros de CHP.  A diciembre de 2016, más de 26 millones de personas tenían licencias de conducir en el estado, según el Departamento de Vehículos Motorizados.

Para los conductores en Washington, donde la marihuana recreativa se convirtió en legal en diciembre de 2012, se determina que están deteriorados si tienen más de 5 nanogramos de THC por mililitro en su torrente sanguíneo.

Las estadísticas muestran que el número de accidentes mortales que involucran a personas con marihuana en su sistema aumentó de forma constante desde 2013 hasta 2016, aunque los datos no aclaran si la persona estaba o no afectada en el momento del accidente.

Los datos rastrean a las personas que tenían carboxi-THC en su sistema, que puede acumularse a partir del uso repetido, en lugar de THC psicoactivo.

La marihuana recreativa se legalizó en Colorado en enero de 2014. La cantidad de accidentes relacionados con la marihuana reportados a la Patrulla Estatal de Colorado ha permanecido relativamente estática desde 2014, según los registros.

La cuestión de si California debería establecer un estándar de impedimento similar al de Washington ha dividido a los defensores y abogados de la marihuana.

Paul Armentano, subdirector de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes sobre la Marihuana, con sede en California, cree que establecer un tope rígido para la intoxicación iría en contra de los patrones aceptados por la ciencia.

“Los efectos máximos de los fármacos se quedan atrás de los niveles máximos de drogas en la sangre”, dijo. “Afortunadamente, no tenemos eso con el alcohol. El contenido máximo de alcohol en la sangre corresponde con un deterioro máximo del rendimiento”.

Un estudio publicado por la Administración Nacional de Seguridad del Tránsito en las Carreteras el año pasado también sugiere que hay poca correlación entre los niveles de THC y el deterioro del conductor.

ths3

Virgil Grant, nativo de Compton y líder en la industria del cannabis, en Dee's Liquor Market, una tienda propiedad de su padre. (Gary Coronado / Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

Shapiro cree que la falta de un estándar uniforme podría abrir la puerta a arrestos innecesarios y acuerdos de declaración de culpabilidad motivados por el miedo. En Los Ángeles, dijo, ha visto a varios clientes arrestados bajo sospecha de conducir discapacitados este año, que casi de inmediato se declararon culpables de un delito menor por temor a un efecto en su licencia.

“Uno nunca sabe lo que hará un jurado”, dijo. “En realidad terminan sufriendo una condena penal. No es un DUI, pero sí afecta su registro público, y se ponen en libertad condicional. El status quo es realmente inaceptable, y es injusto para el usuario recreacional promedio.

El estado tiene que llegar a algún tipo de ley o tecnología para aclarar toda esta ambigüedad”.

El alguacil del condado de Calaveras, Rick DiBasilio, dijo que California debería haber tenido un sistema claramente determinado antes de legalizar la marihuana recreativa. “Podemos decir que la persona cruzó la doble línea amarilla o que estaba letárgico o no pasó la prueba de sobriedad en el campo, pero recae en ese momento decidir si el oficial hizo su trabajo correctamente”, dijo.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio