Share
EEUU

Piloto había sido disciplinado por volar peligroso, mintiendo años antes del accidente mortal de Yorba Linda

abion

Los pedazos de un avión Cessna que se rompió en el aire se muestran en un vecindario de Yorba Linda. (Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

(Los Angeles Times)

Años antes de que su avión se estrellara en un suburbio del Condado de Orange, matándolo a él y a otros cuatro en el incidente, los reguladores federales disciplinaron a Antonio Pastini por volar en condiciones peligrosas y mentir sobre sus credenciales, según los registros.

Un portavoz de la Administración Federal de Aviación dijo al Times el 8 de febrero, que Pastini había enviado dos veces cambios de identificación a la agencia, cambiando su nombre primero en 1991 de Jordan Albert Isaacson a Jordan Ike Aaron, luego en 2008 a Antonio Peter Pastini.

Su licencia fue suspendida dos veces por la FAA cuando fue nombrado Jordan Isaacson, según los registros de la Biblioteca del Congreso. En 1977, según los documentos, perdió su licencia por 120 días después de volar desde Las Vegas a Long Beach en condiciones nubladas y heladas y mentirle a un controlador de tránsito aéreo sobre sus credenciales.

Falsamente le dijo al controlador que tenía una “autorización IFR”, escribió un juez de derecho administrativo, lo que significa que tenía tanto los instrumentos como la capacitación para volar en condiciones de baja visibilidad.

Anuncio

“En resumen”, escribió el juez, Jerrell R. Davis, “permitió que su motivación llegara a Long Beach para dictar que el vuelo debía realizarse y continuar”.

El desprecio por las reglas del espacio aéreo planteaba “una amenaza potencial para él, su pasajero y otros usuarios del sistema”, dijo Davis.

Tres años más tarde, su licencia fue suspendida por 30 días después de que Davis, quien nuevamente estaba resolviendo su caso, descubrió que su avión estaba atrasado en las inspecciones, solo tenía un registro temporal vencido y estaba goteando líquido hidráulico de un freno, según los registros.

El freno con fugas y otros problemas técnicos hicieron que el avión “no fuera confiable”, dijo Davis.

Anuncio

La FAA confirmó al Times que el piloto en los dos incidentes fue Pastini, y agregó que la agencia no estaba al tanto de otras acciones disciplinarias en su contra.

El domingo por la tarde, Pastini despegó del Aeropuerto Municipal de Fullerton en su Cessna 414. Unos 10 minutos más tarde, su avión se deshizo y se esparció los restos en llamas en un vecindario de Yorba Linda. Pastini, de 75 años, murió, junto con cuatro personas en una casa que fue incendiada por los escombros. 

Los investigadores no han dicho qué causó el accidente. Las fuentes le han dicho al Times que no tienen pruebas de que el choque haya sido algo más que algún tipo de accidente y que no hubo signos de ‘juego sucio’.

Los investigadores recuperaron las credenciales y un distintivo que llevó al Departamento del Sheriff del Condado de Orange a identificar a Pastini como un oficial de policía retirado de Chicago. Su hija, Julia Ackley, también describió a Pastini como un ex policía de Chicago.

Días después, la policía de Chicago dijo que Pastini nunca trabajó para ellos. La revelación pone en duda dos décadas de entrevistas que Pastini dio a los periódicos en Nevada, donde vivía y era dueño de restaurantes, describiéndose a sí mismo como un veterano de la fuerza de Chicago.

Relató al Reno Gazette-Journal en 1997 una adolescencia en Chicago, marcada por las riñas entre su clan italiano y los vecinos alemanes. Eran todos, en sus propias palabras, “niños malos”.

"Éramos un pequeño grupo de matones muy bien organizados y engrasados”, dijo.

A pesar de su juventud, dijo al periódico, se unió a la policía de Chicago y trabajó durante 17 años antes de retirarse en 1986 con el rango de sargento detective.

Anuncio

Ackley, la hija de Pastini, se negó a hablar con un periodista sobre los cambios de nombre de su padre.

Pastini parece haber vivido en Illinois, al menos por un tiempo. Su sanción disciplinaria de 1980 de la FAA fue enviada por correo a una dirección en Skokie, un pueblo a unas 15 millas al norte de Chicago. Cuando la FAA lo disciplinó en 1977, su dirección estaba en Long Beach, según muestran los registros.

En una entrevista de 2008 con Nevada Appeal en Carson City, Pastini dijo que pasó 21 años con la policía de Chicago. Él atribuyó el éxito de su primer restaurante, una tienda de delicatessen al estilo de Chicago en Reno, a su formación policial.

“Un par de policías vinieron y descubrieron que yo también solía ser policía, y se convirtió en un lugar frecuentado por ellos”, afirmó Pastini. “Teníamos buena comida. Buena comida”.

Cuando se inauguró el restaurante de delicatessen en 1991, el Reno Gazette-Journal publicó una historia con el titular: “Un ex policía trae un pedazo de Chicago con él”.

“En lugar de atrapar delincuentes”, comienza, “el ex oficial de policía de Chicago, Tony Pastini, entregó su placa y abrió una tienda de delicatessen en Reno”.

Pastini llevaba una placa de la policía de Chicago cuando se estrelló el domingo. El verdadero propietario informó que la había perdido en 1978, dijo una portavoz del Departamento de Policía de Chicago.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Anuncio


Anuncio