Advertisement

Votantes ponen a consideración la despenalización de los hongos mágicos

Votantes ponen a consideración la despenalización de los hongos mágicos
Los hongos mágicos se muestran en un cuarto de cultivo en la granja Procare en Hazerswoude, en el centro de los Países Bajos. (Peter Dejong / Associated Press) (Associated Press)

Justin tenía 6 años cuando se hizo evidente la gravedad de su enfermedad mental. Un día tomó una página completa de su diario y escribió: "quiero morir".

Finalmente se le recetaron medicamentos para el trastorno bipolar. Sus síntomas empeoraron a los 20 y 30 años, y se volvió dependiente del alcohol.

Advertisement

Entonces un amigo les recomendó un tratamiento inusual e ilegal: los hongos mágicos.

"Fue una experiencia transformadora", dijo Justin, quien toma pequeñas dosis tres veces a la semana. "Estaba tomando seis medicamentos y ahora sólo uso hongos y un estabilizador del humor. Soy un chico diferente, soy divertido, antes ni siquiera podía llorar, ahora ya puedo".

Advertisement

Pidió que se ocultara su apellido porque la posesión de los hongos naturales, que contienen la droga psicodélica psilocibina se castiga con una multa, prisión o ambas.

Historias como la suya se han convertido en la pieza central de una campaña para cambiar eso. El pasado martes, los votantes de Denver decidirán sobre una medida para despenalizar la droga.

Sería la primera ciudad en la nación en hacerlo, potencialmente abriendo una nueva frontera en los esfuerzos estatales y locales para eludir la represión del gobierno federal contra las sustancias que alteran la mente.

California no logró colocar una medida similar en la boleta electoral el año pasado, y los activistas en Oregon esperan poner el tema a votación en todo el estado en 2020.

Advertisement

Al igual que lo hicieron con la marihuana, una droga mucho más benigna, los activistas están promocionando los posibles beneficios médicos de la psilocibina para atraer la aceptación pública de una droga más conocida por su uso recreativo.

"Esta medida está respaldada por datos médicos sólidos", dijo Kevin Matthews, quien administra la campaña Descriminalize Denver, el grupo que lidera la iniciativa, y reconoce que los hongos lo ayudaron a superar una depresión incapacitante. "Claramente hay un renacimiento psicodélico con esto, así que queríamos iniciar una campaña de base para abordar este problema".

De hecho, en los últimos años, los psicodélicos han salido de las sombras.

Las personas reservan tours personalizados en Perú para tomar ayahuasca, una bebida alucinógena. El exitoso libro "Cómo cambiar tu mente", de Michael Pollan, ha destacado la ciencia de los psicodélicos y su potencial médico.

En octubre, la FDA dio el visto bueno a una compañía con sede en Londres, Compass Pathways, para probar la psilocibina en personas con depresión resistentes al tratamiento. La compañía recibió una designación de "terapia de vanguardia", que está destinada a acelerar el desarrollo de medicamentos cuando la evidencia preliminar sugiere que pueden ser significativamente mejores que la terapia actual en el tratamiento de enfermedades graves.

Los críticos de la campaña de Denver señalan que, a pesar de todo el enfoque en el potencial médico de la droga, la iniciativa permitiría la psilocibina para uso personal de todo tipo.

"Denver se está convirtiendo rápidamente en la capital de las drogas ilícitas del mundo", dijo Jeff Hunt, director del Instituto Centenario de la Universidad Cristiana de Colorado, un grupo conservador. "El esfuerzo por despenalizar es el primer paso en un movimiento para comercializar totalmente la droga".

Denver, con sus fuertes inclinaciones libertarias, despenalizó la marihuana en 2005, siete años antes de que Colorado se convirtiera en el primer estado en legalizarla para uso recreativo.

Advertisement

El Concejo Municipal aprobó una medida en noviembre pasado para crear el primer sitio de inyección segura para los usuarios de drogas intravenosas. Ese plan fue archivado después de que las autoridades estatales y federales lo declararan ilegal.

La ordenanza de psilocibina, cuyos defensores recolectaron más de 8.500 firmas para colocarla en la boleta electoral de este martes, prohibiría a la ciudad y al condado circundante "gastar recursos" para imponer sanciones penales por posesión.

"Nuestra preocupación es que los medicamentos tendrán efectos a largo plazo que aún no entendemos", dijo Hunt.

Incluso algunos científicos que ven una enorme promesa médica en la psilocibina y medicamentos similares instaron a la precaución.

"Estoy de acuerdo con la despenalización, pero me preocuparía si se autorizara libremente sin ningún control", dijo el Dr. Charles Grob, un psiquiatra de UCLA que ha investigado alucinógenos durante más de 30 años. "Algunas personas pueden tener una experiencia fantástica, pero una minoría puede descompensarse y empeorar. Me encantaría ver algunos parámetros básicos de seguridad en su lugar".

La droga puede causar reacciones psicóticas en personas con esquizofrenia o incluso antecedentes familiares de la enfermedad, dijo.

"Luego está el tema del monitoreo. ¿Quién te cuidará?",dijo, "no sería seguro conducir un automóvil y no querrás que la gente que camina sin supervisión esté teniendo experiencias internas poderosas. Debe ser realizado por facilitadores capacitados que estén con ellos todo el tiempo, mantengan la seguridad y puedan realizar un seguimiento posterior".

Grob dijo que la dosificación es otra preocupación, porque las cantidades de psilocibina varían de una seta a otra.

Aún así, su propia investigación ha demostrado que el medicamento puede reducir la depresión entre los pacientes con cáncer avanzado, algunos de los cuales han tenido experiencias místicas poderosas.

"Después de todo, lo más impresionante es que las personas que no habían respondido de manera crónica al tratamiento están funcionando en un nivel más alto", dijo.

Los beneficios potenciales se reconocieron desde la década de 1950, cuando los investigadores descubrieron que la psilocibina y otros alucinógenos tenían efectos positivos en el alcoholismo, la ansiedad y la depresión.

Luego vino la agitación de mediados de la década de 1960 y una explosión en el uso recreativo de drogas. Para algunos, los psicodélicos fueron una revelación profunda, abriendo sus mentes a nuevas formas de pensar y vivir.

Pero las dosis altas pueden causar "malos viajes" y exacerbar la enfermedad mental, lo que refuerza una visión creciente de que las drogas son una amenaza nacional.

En 1970, el presidente Nixon firmó el Acta de Sustancias Controladas, prohibiendo la psilocibina y otras drogas.

El reciente resurgimiento de la psilocibina ha provocado pedidos de científicos para que el gobierno federal reconsidere la prohibición de la droga.

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins dijeron recientemente que si la psilocibina se muestra segura y efectiva en ensayos clínicos controlados con placebo, debería reclasificarse de ser un medicamento colocado en la Lista "I" sin beneficio médico conocido, a un medicamento de la Lista "IV" disponible con receta.

Parece poco probable que esto ocurra pronto, dado que el gobierno federal se ha negado a ceder incluso a la marihuana, que ha sido legalizada para uso médico o recreativo en docenas de estados.

Pero algunos proveedores de salud mental no están esperando.

Advertisement

Deb, una terapeuta de Denver que pidió que se ocultara su apellido para evitar problemas legales, proporciona hongos a los clientes y ayuda a guiar sus "viajes".

"Hago un té de cuatro tapas y tallos y lo dejo reposar durante una hora. Lo beben y se comen los champiñones", dijo. "A veces hay náuseas y la necesidad de purgar. Llamamos a eso 'ponerse bien'".

Ella obtiene sus hongos de una red de vendedores en Denver.

"Quieres a alguien que tenga buena energía, no a un traficante de drogas", dijo. "Lo más aterrador para mí es recoger la gran bolsa de champiñones".

Dijo que las cualidades de la droga que la hacen popular para uso recreativo, son su capacidad para inducir visiones, introspección y un sentido de pertenencia, han ayudado a sus pacientes a darse cuenta de que la vida no es tan limitada y terrenal como originalmente pensaron.

Un paciente, un hombre de negocios local llamado Brad, la visitó después de la acupuntura, la terapia de masaje, nueve meses de entrenamiento de atención plena y cinco antidepresivos distintos que no lograron frenar su ansiedad.

Dijo que bebía tres tazas de té de champiñones y se acostaba en un tapete de yoga en el patio trasero. Deb se sentó a su lado durante seis horas, cantando y rezando ocasionalmente.

"Fue en gran medida una experiencia espiritual. Pude ver el otro lado, pude ver a mi papá que falleció, estaban allí para tranquilizarme diciendo que hay algo más que sólo este mundo", dijo Brad, quien pidió no revelar su apellido. "Me sentí uno con el universo y me di cuenta de que lo único que importaba era el amor".

Desde entonces, casi toda su ansiedad ha desaparecido.

"Han pasado nueve meses y cada día es mejor", dijo. "Las setas me ponen en un camino diferente".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement