Anuncio
Share
Entretenimiento

Natalia Jiménez entrega su corazón a México

Natalia Jimenez.JPG
La producción cuenta con una selección de 15 temas.
(Agencia Reforma)

Al igual que Rocío Dúrcal, la española Natalia Jiménez cayó rendida a los encantos de la música regional mexicana, tanto que finalmente ha cumplido su deseo de hacerle un homenaje a través de su producción “México de mi Corazón”.

“Desde hace muchos años había querido grabar música de mariachi y no se me había dado. Cuando llegué aquí descubrí lo bonito que es el género, empecé a escuchar a Lola Beltrán, a Chavela Vargas, a Rocío Dúrcal, y me empecé a enamorar de esta música, y ahora, a donde vaya, la llevo conmigo”.

“Yo no quiero que la gente piense que quiero usurpar el lugar de Rocío, de ninguna manera. Este es un homenaje cariñoso desde el fondo de mi corazón, cantando como yo sé las canciones que más me gustan”, expresó Jiménez, en conferencia de prensa.

La producción, que estrena hoy, cuenta con una selección de 15 temas. El mariachi la acompaña en 14, y el restante lo grabó con banda, dentro de los que destacan “Costumbres”, “El Destino”, “Amor Eterno” y “La Cigarra”, además de las versiones en mariachi de sus sencillos “Algo Más” y “Me Muero”.

“No es lo mismo cantar otra música que la mexicana. Me puse a analizar mucho a los cantantes, sus tesituras y cómo desarrollaban las voces en las canciones”.

Anuncio

“Para mí lo más difícil fue tratar de escuchar estos temas sin dejarme influenciar por cómo los cantaban Rocío, Lola Beltrán o Juan Gabriel, sino que fuera más una interpretación mía de estas canciones. Tuve que cantarlas en mi casa muchas veces y sentirlas como si fueran mías”, explicó la intérprete.

Junto al productor Manuel Cuevas, la española hizo la selección de los sencillos, grabados en formato de Primera Fila, con público en vivo, que incluye colaboraciones con Carlos Rivera, Lila Downs, Paquita la del Barrio, Pedro Fernández, Banda MS y El Bebeto.

“Espero que lo tomen como un agradecimiento porque esto es lo que es. Desde los 22 años, cuando vine a vivir a México solita, fue la aventura de mi vida. Me encontré tan arropada de gente tan cariñosa y descubrí que tenían toda una riqueza cultural y tradiciones maravillosas que me gustan mucho”.

“No encontré de qué manera agradecerles si no era con música, y qué manera más grande de hacerlo que con estas canciones suyas, que yo humildemente estoy interpretando ahora para ustedes. Para mí, el regalo más grande es poder interpretarlas y que les gusten”, compartió, emocionada.


Anuncio