Anuncio
Share
Entretenimiento

El Forum se estremece con el primero de siete conciertos de la banda Maná en Los Ángeles

La banda de Guadalajara lleva su ‘Rayando el Sol Tour’ al Forum con los éxitos de siempre y un espectáculo como nunca

A lo largo de su carrera, la banda mexicana Maná ha sabido mantener un estilo, han sido fieles a su propuesta y cada lanzamiento ha superado al anterior, logrando colocarse en el gusto de la gente que conoce cada una de sus letras y anoche, en el primer concierto, de los siete que están pautados en El Forum de Inglewood, se pudo confirmar que ‘Rayando el Sol Tour’ es un show ardiente para fanáticos acérrimos y amantes del rock romántico, para los defensores de las causas justas, para aquellos que piensan en el futuro de los niños, en la conciencia por el planeta en el que vivimos y simplemente para los seguidores de una banda brillante, originaria de Guadalajara, que sabe complacer a cabalidad a su público de hoy y siempre.

El mensaje está claro en cada minuto del concierto: revivir los grandes clásicos de una manera íntima en cada rincón donde se paran para tocar, para despertar la conciencia humana, abogar por los inmigrantes, los “dreamers” y rechazar la retórica de una política que busca el desequilibrio y la discriminación en este país. Y lo más importante: “We are all equal” (“Todos somos iguales”), tal y como lo refleja la playera que Fher luce en el escenario.

Pero el mensaje no es solamente para los latinos. “Bienvenidos sean los ‘gringos’ que vienen a ver a esta humilde banda mexicana. Nosotros no discriminamos cabrones”, dijo el líder de la banda Maná ante los aplausos y ovaciones de las 15 mil almas que llenaron a capacidad el coloso de Inglewood en su primera noche.

Vestido con un saco estampado con calaveras, muy acorde con el inicio de las celebraciones de Halloween, Fher Olvera comandó el barco que poco a poco se fue metiendo en aguas profundas en medio de la oscuridad para mantener la intimidad con su audiencia. Y es que dicen que en la oscuridad ocurren las cosas más emocionantes y en este caso no fue la excepción.

Anuncio

Con un vaivén de éxitos, Fher Olvera, Álex González, Juan Calleros, Sergio Vallín y el apoyo de Héctor Quintana (en la percusión), el Pelón (segunda guitarra) y el originario de Sevilla, España, conocido como Murillo (en los teclados), Maná logró una primera noche de ensueño en El Forum desde los primeros acordes de “Te deseo” hasta un cierre magistral con “Rayando el Sol”, el éxito de siempre que inspira el nombre de esta gira que ya tocó suelo tejano, de Arizona y que seguirá navegando por los puertos y escenarios más importantes del país.

Muchas veces nos preguntamos qué es lo nuevo que puede presentar en un escenario una banda legendaria cuando los temas son los mismos éxitos de siempre. Asistimos a sus conciertos con la idea de verificar si realmente se han reinventado o llegan con canciones nuevas. Pero lo que realmente la gente espera en estos shows es escuchar los grandes éxitos para cantar junto a ellos esas letras conocidas y vivir así a plenitud el momento. Lo que cambia es el orden de las canciones y la atmósfera en la que se desenvuelven y la manera en que la escenografía complementa cada una las canciones.

Y sí, en esta oportunidad, la producción, los efectos y el mensaje juegan un papel importante y todo eso en conjunto se hace novedoso. Pero lo más alentador es la cercanía que la banda logró en cada rincón del recinto. Un escenario principal en forma de “T”, que los acercó con aquellos que compraron boletos en el piso del recinto y un escenario pequeño y muy íntimo en el extremo opuesto al escenario principal, para cantarle de cerca a los que pagaron boletos más económicos. Al final todos pudieron palpar de cerca a la banda tapatía y así cantar con ellos sus grandes clásicos.

Sus emotivas canciones unifican a los fans en todos los rincones del planeta donde han logrado cantar, pero en el caso de su audiencia hispana de los EE. UU. es algo especial porque como dice Fher “aquí todos somos latinos, somos mexicanos y el resto son ‘mamadas’”.

_MG_6875.JPG
Los integrantes de Maná se revitalizan con este tour que recorre el país.
(Ulises Alatriste)

Anuncio

Con una bandera blanca y un colorido símbólico de paz y otra bandera mexicana, que tomó en par de ocasiones de su público, Fher envió un mensaje de unión y solicitó respeto para su gente en este país que vive y sueña en grande. “Mana se ha apoderado de Los Ángeles, California”, vociferó Fher y el público lo secundó con gritos y ovaciones.

Al ritmo de “Hechicera” y “De los pies a la cabeza”, Maná puso a cantar a las 15 almas que tuvieron los asientos como adorno y Álex puso su cuota de talento vocal en “Me Vale”, mientras mostraba su gran destreza y dominio en la batería. Un afortunado guitarrista, ganador de un concurso, tuvo el privilegio de tocar junto a la banda, su nombre es Sebastián, un mexicano con mucho talento que vivió el sueño de recibir los aplausos del público angelino al lado de la famosa banda tapatía. Un momento muy emocionante para el joven músico de larga cabellera.

Con “Oye mi amor” la banda elevó aún más la temperatura y luego con unos impresionantes efectos de lluvia sobre ocho pantallas en forma de cortinas transparentes, deleitó a los presentes con el tema “No ha parado de llover”.

“Aquí empezó nuestro desmadre en Los Estados Unidos”, dijo Fher sobre el borde de la “T” en referencia a esta ciudad.

“Casi me acaban la voz en El Paso, Texas. Llegue aqui y con la adrenalina de estar en LA salió nuevamente la voz”, dijo el vocalista, quien recordó que “aquí en Los Ángeles fue que comenzó todo”.

Entre el público estaba precisamente Pepe Quintana, el hombre que descubrio a la banda. “Gracias Pepito”, le dijo Fher señalándolo, mientras incitaba a que la audiencia coreara el tradicional “culero” en manifestación de cariño.

“Esto se llama ‘Vivir sin Aire’”, acotó después Fher para entonar otro de los clásicos de la banda que contó con un coro de 15 mil gargantas. De hecho me incluyo, por que es una de las que recuerdo en mi repertorio personal.

Luego fueron cayendo “Bendita tu luz”, el tema que grabaron con Juan Luis Guerra y el éxito “Te lloré un río”.

Anuncio

El momentó se convirtió en un cancionero a la carta tras la solicitud de una fan que les pidió “Te solté la rienda” y la banda la complació sin problemas.

“En LA no puede faltar”, dijo Fher al tomar una bandera del público, momento en el que aprovechó para agradecer a los “gringos” su presencia porque “aquí no somos racistas, cabrones”, dijo el música y activista que en el pasado fue reconocido junto a la banda como “Persona del año” de la Academia Latina de Grabación.

De vuelta al escenario principal las pantallas mostraron un video ecológico con Fher como protagonista y su interacción con la madre naturaleza.

De pronto el escenario se convirtió en una jungla y un enorme elefante inflable con aspecto muy real apareció en medio de la tarima gracias a la empresa Airworks Inflatables, de Ámsterdam, los mismos creadores que han trabajado con estrellas como Katy Perry, P! Nk, J Balvin y sus coloridos dinosaurios.

Entre tanto, Fher y los demás integrantes de la banda aparecieron con máscaras de lobos y felinos. Al fondo se escuchaban los acordes de “Dónde jugaran los niños”, el tema que habla de la conciencia que debemos de tener por el cuidado de nuestro planeta y lo que en el futuro le dejaremos a nuestros hijos. Fue un momento realmente impactante.

Y hablando de acordes, los que sonaron al llegar “El Muelle de San Blas”, hicieron que los coros sentieran aplenitud, algunas parejas se dejaron ver abrazadas y besándose sin problemas. Esos fueron los minutos más iluminados y emotivos de la velada, ya que Fher pidió que se encendieran las luces de los celulares y estos iluminaron el lugar cual luciérnagas en la oscuridad. Fue impresionante.

Álex se lanzó un sólo de batería entre la ovacion de los fans y los efectos de luces. El instante sirvió de preámbulo para que Fher y Sergio aparecieran en el pequeño escenario del extremo contrario del Forum.

Y rodeados de candelabros y velas, ofrecieron un acústico íntimo y cercano para los selfies y transmisiones en vivo de los que estaban a menos de dos metros de sus estrellas.

Anuncio

Los Angeles Times en español tuvo la oportunidad de presenciar de cerca ese momento gracias a la iniciativa del equipo de Maná. Y justo debajo del escenario, fuimos testigos del momento emotivo en el que Fher recordó a su padre al interpretar “El reloj Cucú”, mientras señalaba al cielo.

Le siguieron “Como duele” y luego con la llegada de los demás integrantes de la banda le dieron paso a “Eres mi religion” y “Labios compartidos”, el tema que Fher compuso “porque me estaban poniendo los cuernos”, dijo a sus fans.

El instante emotivo de la velada llegó cuando Fher subió al escenario a una jovencita, que nació en el estado de Guerrero, en México. La afortunada había llegado junto a su esposo que es un fan de hueso colorado de la banda, quien luego del momento inolvidable de su esposa nos dijo en exclusiva y con recelo que “yo era el que tenía que haber subido y esas flores que le dieron a ella ahora son para mí”.

Fher le dedicó a la joven el tema “Mariposa traicionera”. “Ah no, ese tema sí es para ella”, agregó entre risas el esposo de la afortunada.

De vuelta al escenario principal, Fher apareció con un sombrero balnco, muy tropical para darle rienda suelta a “Tiburón” que puso a bailar a los presentes. Y sin dejar decaer el momento apareció “Se me olvidó otra vez” en version bailable.

Con “Clavado en un bar” vimos a Fher correr el escenario a toda velocidad de lado a lado, de largo a ancho. La guitarra del originario de Aguascalientes, Sergio Vallín y el bajo de Juan Calleros también hicieron de las suyas en la tarima, mientras que Álex disfrutaba el momento sobre su trono de tambores y platillos.

El cierre parecía que se daba con la interpretación de “Corazón Espinado”, pero faltaba el tema que le daba nombre a este tour, “Rayando el Sol”, cuyo intro al sonido de la armónica de Fher elevaba la adrenalina del público que no quería que se fueran, aunque todavía tienen seis fechas más para refgresar, aunque mas bien podría ser en la séptima, porque las otras están totalmente vendidas.


Anuncio