Anuncio
Share
Entretenimiento

La otra cara de la migración llega a PANAFEST 2019 con este impresionante documental

Darien 1.jpeg
Una escena del documental “Darién, vienen o van”.
(Cortesía)

Durante el próximo fin de semana, el teatro Downtown Independent (251 S. Main St., Los Ángeles, CA 90012) se convertirá en escenario de la quinta edición del Festival Internacional de Cine Panameño en Los Ángeles (PANAFEST), que exhibe tanto trabajos procedentes del país que representa como obras fílmicas de otras regiones latinoamericanas.

Una de las propuestas más llamativas del evento será la proyección de “Darién, vienen (o) van”, un impactante mediometraje que muestra lo que ocurre actualmente en esta región ubicada en la frontera entre Panamá y Colombia, donde la población indígena local de escasos recursos se está viendo afectada desde hace algunos años por la llegada constante de inmigrantes y refugiados procedentes de países como Haití, Angola y Pakistán, los mismos que arriban muchas veces al lugar en malas condiciones debido a las exigencias del recorrido previo.

Lo interesante es que este trabajo, que se exhibe el 19 de octubre a la 1.30 p.m., ha sido realizado por una joven cineasta que nació en Colombia pero emigró a Panamá a los 8 años de edad, y que además de servir como narradora de lo que vemos, defiende con sus palabras la causa universal del migrante empleando la misma voz en ‘off’.

“Fui por primera vez a Darién en el 2013 con una ONG que realizaba trabajos de desarrollo comunitario, y regresé en el 2016 como parte de un proyecto de asesoría legal para una comunidad indígena”, nos dijo Andrea Victoria Calderón, la directora referida, que se encuentra radicada en Ciudad de Panamá. “En esa segunda visita, me enteré por primera vez de lo que estaba pasando por ahí con estos migrantes, y que se había iniciado ya en el 2012”.

Anuncio

“Me identifico con el tema aunque no soy obviamente ese tipo de migrante, porque no llegué [a Panamá] en las condiciones en que llegan ellos; pero creo que todo el mundo tiene el derecho de desplazarse por las razones que sean: para salvar sus vidas, para evitar la persecución o para mejorar sus situaciones económicas”, agregó Calderón.

En los Estados Unidos, el fenómeno semejante más conocido es el que se da con las personas que llegan de manera indocumentada desde lugares como México y Centroamérica, por lo que este documental mostrará una faceta de la problemática que no es necesariamente conocida por estos lares, pero que termina teniendo la misma raíz.

“El cine, sobre todo el que es documental y el que cuenta las cosas de manera directa y honesta, te muestra una realidad que no está alterada y que por eso mismo es muy convincente”, retomó Calderón, de 31 años. “A estos migrantes les toca hacer ese recorrido porque no tienen los medios para hacerlo de otro modo; por razones políticas, sus pasaportes no valen en los países a los que quieren entrar, incluyendo el que más les atrae, que es Estados Unidos”.

“Para ellos, es el todo o la nada; o se quedan en sus países expuestos a lo que les pasé o se arriesgan a hacer este peligroso viaje en el que muchos mueren”, prosiguió la realizadora. “Y hay además mucha desinformación; pese a que algunos cuentan incluso con celulares, no tienen ni idea de los peligros de la selva, que está llena de precipicios y de animales salvajes. Caen en los engaños de los ‘coyotes’”.

Calderón hizo el documental en solo cinco días y en condiciones complicadas. “Es muy característico del cine latinoamericano, y sobre todo del cine emergente, trabajar con pocos recursos”, afirmó. “Nuestro presupuesto de producción fue de $1300, más la donación de honorarios del equipo de rodaje; todo fue hecho al ‘estilo de guerrilla’, por lo que es muy importante tener espacios de difusión como el que nos ofrece este festival”.


Anuncio