Anuncio
Share

Así fueron las presentaciones latinas en el megaevento virtual ‘One World: Together At Home’

La cantante 'nuyorican' Jennifer López durante su participación en el evento.
(Screenshot)

El ambicioso evento “One World: Together At Home”, organizado con la colaboración estrecha de la superestrella del pop Lady Gaga con el fin de apoyar a los trabajadores de salud que combaten el coronavirus en todo el planeta, acaba de llevar a un nuevo nivel el estilo de las presentaciones caseras que han venido ofreciendo diversos músicos del mundo a través de distintas modalidades de ‘streaming’ desde que se impusieron las cuarentenas.

Y es que este espectáculo igualmente virtual, que le dio amplia cabida a declaraciones de médicos y especialistas de muchos países, reunió a una cantidad impresionante de artistas de distintas procedencias, quienes hicieron lo suyo desde sus hogares. Se dividió en dos partes: la primera, que se llevó a cabo desde las 11 a.m. hasta las 5 p.m. PT, se pudo ver solamente a través de la internet, mientras que la segunda, que se extendió desde las 5 p.m. hasta las 7 p.m. PT, se difundió por las cadenas ABC, NBC, CBS, Univision y otros medios.

En lo que a nosotros respecta, la primera parte del show nos permitió ver al colombiano Sebastián Yatra, quien presentó su acto en perfecto inglés, y que usó un fondo pregrabado pero acústico para cantar su tema “Un año”, demostrando la calidad de su voz pese a la falta de una gran instrumentación.

El puertorriqueño Luis Fonsi transmitió desde un estudio de grabación, rodeado por tres músicos (encargados de la guitarra, el bajo y el cajón) que se encontraban en el mismo lugar y que lo ayudaron a ofrecer una versión semiacústica de su megahit ‘Despacito’ que lució ciertamente arriesgada, pero no por haber roto esquemas musicales, sino por la cercanía física de sus participantes. Antes de esto, participaron el colombiano Juanes, la mexicoamericana Becky G, la dominicana Natti Natasha y la brasileña Anitta.

Estrellas hispanas forman parte de este evento internacional que llegará a las pantallas de todo el mundo este sábado

El gran momento

Anuncio

La temperatura creció naturalmente durante el segmento televisado, que fue iniciado por Gaga al mando de una brillante versión al piano de la emblemática y esperanzadora “Smile” (pieza original de Charles Chaplin); después vinieron actuaciones de celebridades pertenecientes al ámbito anglosajón, como Stevie Wonder, Paul McCartney, Elton John, los Rolling Stones (con cada uno de sus legendarios integrantes haciendo lo suyo desde su casa), John Legend con Sam Mendes (también separados), Billie Eilish con su hermano Finneas (los dos en la misma habitación) y Taylor Swift, entre otros.

El cierre reunió a Celine Dion, Lady Gaga, Lang Lang, John Legend y Andrea Bocelli para la interpretación de “The Prayer”, una pieza de esperanza que fue popularizada por Dion y que incluyó fragmentos en italiano mientras las grandes voces de sus participantes eran acompañadas únicamente por el impresionante piano del maestro chino Lang Lang. También hubo mensajes de algunos astros de la pantalla grande, entre los que destacó Idris Elba, quien superó hace poco la infección del virus.

En lo que respecta a los latinos, el primero en aparecer en esta parte fue el colombiano Maluma, quien se mostró en un balcón con vista a un atractivo bosque mientras entonaba “Carnaval”, secundado por un guitarrista que se encontraba metido en un estudio. Su acto no trajo sorpresas, ‘dembow’ ni virtuosismos vocales, pero sí optimismo debido al contenido de la letra.

Más adelante, le tocó el turno a la ‘nuyorican’ Jennifer López, sentada ante un curioso árbol blanco iluminado por pequeñas luces que le sirvió de fondo para la interpretación de la emblemática balada “People”, popularizada inicialmente por Barbra Streisand; y poco después, apareció el colombiano J Balvin, sentado en un amplio sofá blanco, pero no para cantar, sino para mencionar cinco reglas básicas de cuidado en estos tiempos (incluyendo el lavado de manos y el distanciamiento social) a través de un discurso en inglés salpicado con palabras en nuestro idioma.

Como ya lo señalamos, la actividad, que tuvo a Stephen Colbert, Jimmy Fallon y Jimmy Kimmel en el papel de maestros de ceremonia, no fue simplemente un concierto, porque le dedicó una generosa parte de su duración a quienes se encuentran en el frente de batalla de esta ardua lucha; y aunque no fue tampoco un evento de recaudación de fondos, porque no le pidió dinero a sus espectadores, apeló a las donaciones de sus socios corporativos para respaldar a la Organización Mundial de la Salud, es decir, la misma institución a la que el presidente estadounidense Donald Trump quiere privar ahora de financiamiento.


Anuncio