Anuncio
Share
Entretenimiento

Willem Dafoe, ahora en ‘Tommaso’, reflexiona sobre su carrera y el momento actual

Willem Dafoe en una escena de "Tommaso".
(Kino Lorber)

Desde este fin de semana, puedes ver al gran actor Willem Dafoe como protagonista de “Tommaso”, un filme del legendario Abel Ferrara (“Bad Lieutenant”) que se encuentra disponible en VOD debido al cierre de las salas provocado por el Covid-19.

A diferencia de Ferrara -quien, al conversar con nosotros, nos habló extensamente de las protestas que se están produciendo actualmente en Estados Unidos y tuvo palabras muy duras para Donald Trump-, Dafoe se mostró especialmente cauteloso cuando le mencionamos el tema al inicio de la charla que tuvimos con él a través de una conexión telefónica con la ciudad de Roma, donde se encuentra en estos momentos.

“Trato de no ver mucho las noticias, pero no puedo resistirlo, porque lo que está pasando es algo en lo que vale la pena pensar”, nos dijo el actor en tono dubitativo. “Estoy obviamente preocupado por la situación, pero ya habrá tiempo para hablar de eso; hablemos ahora de esta película. Creo que podremos decir muchas cosas sobre todo esto a través de nuestro trabajo”.

De todos modos, antes de enfocarse en la cinta actual, él mismo reconoció que las cosas se han manejado de mejor modo en Italia en lo que respecta a la pandemia y aseguró que, por allá, la gente en general se está mostrando muy optimista, lo que no sucede obviamente en la Unión Americana.

Anuncio

Por lo general, cuando se tiene una entrevista con una figura relacionada al mundo del cine que se encuentra promoviendo un nuevo proyecto, las preguntas deben centrarse en ese mismo trabajo, y el entrevistado evita en lo posible salirse del tema.

Entre amigos

En las dos últimas décadas, Dafoe ha trabajado seis veces con Ferrara, lo que tiene sentido no solo porque los dos son grandes artistas, sino también porque se consideran amigos cercanos (el director vive en la misma capital europea desde 1999, mientras que el actor ha tenido una residencia por allá desde antes, aunque pasa también mucho tiempo en Nueva York).

“Bueno, yo he trabajado varias veces con directores específicos, porque me gusta establecer esa clase de conexiones [artísticas] y convertirme en una suerte de extensión suya”, explicó. “Las mejores colaboraciones surgen de la confianza, y en estos casos, ese aspecto se encuentra ya desarrollado; además, en lo que corresponde a Abel, los proyectos a los que me invita -casi desde su gestación- son pequeños, de muy bajo presupuesto, lo que los diferencia de otros que realizo y los hace muy personales”.

Anuncio

“Tommaso” es una cinta íntima que, en medio de la ficción, recupera diversos elementos de la vida de su autor, porque presenta los problemas maritales a los que se enfrenta un director estadounidense afincado en Roma (como es el caso del cineasta) y se vale incluso de la esposa de Ferrara (Cristina Chiriac) y de su hija (Anna Ferrara) para interpretar los roles de la esposa y de la hija del protagonista.

“No trabajamos con un guion; solo las escenas de fantasía [que aparecen en el filme] estaban escritas”, detalló Dafoe. “Casi todo en la película fue improvisado, lo que hacía que cada día de rodaje fuera distinto. Abel me contaba una historia o algo que quería ver [representado], y después de eso, sin ensayo ni discusión, nos podíamos a filmar la secuencia. Por supuesto, yo lo conozco bien, estoy familiarizado con su barrio y hasta soy el padrino de su hija, lo que hizo que todo resultara más cómodo”.

En la piel de Tommaso, Dafoe tiene algunas escenas bastante íntimas con Nikki, el personaje de Chiriac, lo que puede parecer extraño para un observador casual pero funcionó mejor de lo previsto debido a la amistad que existe entre todos los involucrados.

“Yo estaba con Abel cuando conoció a Cristina, y ella es una persona que entiende el sentido del trabajo de Abel y que lo respalda”, enfatizó nuestro entrevistado. “Somos actores, y cuando hacemos escenas así, nos concentramos simplemente en que salgan bien. De hecho, no fue difícil, porque podíamos ayudarnos mutuamente”.

Las consecuencias

Anuncio

Pese a que “Tommaso” es mucho menos violenta que los trabajos más conocidos de Ferrara, el personaje central es muy intenso y atraviesa por situaciones realmente difíciles, es decir, un tipo de caracterización que no es extraña en la carrera de Dafoe, lo que nos llevó a preguntarle por la preparación mental que tiene al enfrentarse a estas creaciones.

“En esta cinta, hay situaciones que me pegaron más porque se relacionaban de algún modo a mi vida, y otras que no; pero la verdad es que no sé si hacer lo que hago tiene secuelas psicológicas en mí”, reconoció. “Estoy demasiado ocupado haciéndolo como para pensar en eso. Cuando estás ahí, en el momento, sientes que estás aprendiendo algo, que estás teniendo una experiencia especial, y tratas a la vez de agregar algún aspecto tuyo a la mezcla”.

Las justas protestas a nivel nacional que se han generado a raíz del asesinato del civil afroamericano George Floyd a manos de la policía de Minneapolis, sumadas a los cuestionados saqueos que produjeron en estos mismos días y a las reacciones muchas veces desmedidas de las autoridades, no han hecho que las calles de la Unión Americana se sientan precisamente seguras.

“Tengo mucha suerte, porque he estado haciendo esto por cuarenta años y todavía lo encuentro interesante y misterioso; te lleva a considerar cosas que no considerarías de otro modo”, agregó. “No lo veo como un trabajo ni como una carrera, sino como una exploración de vidas paralelas”.

Anuncio

Dafoe es un intérprete tremendamente versátil que puede hacer un trabajo tan independiente como este (o como “Pasolini”, “The Florida’s Project” y “At Eternity’s Gate”, por hablar solo de los años más recientes) e, inmediatamente después, una superproducción hollywoodense (como ha sido el caso de “Aquaman”, “Finding Dory” y “John Wick” en el mismo periodo).

“Decido aceptar un proyecto no solo cuando la historia me parece buena, sino también cuando involucra a la gente adecuada, a personas que me pueden inspirar”, precisó. “Creo que hacer esta mezcla [entre el ‘mainstream’ y el ‘indie’] es también bueno, porque me gustan la aventura, la emoción y el estímulo que te produce el aprender nuevas cosas, el desafiar constantemente las expectativas. Eso hace que me sienta más despierto, más vivo”.

Un descanso merecido

En el 2019, Dafoe rodó siete películas, lo que demuestra la pasión que siente por lo que hace. Luego llegó la pandemia, y con ella, la suspensión de todos los rodajes, lo que puso de pronto en suspenso esta rutina aparentemente imparable.

“En realidad, la pausa ha sido un regalo, porque no he parado en treinta años, y mi nivel de energía ha estado siempre extremadamente activo”, nos dijo. “Ahora he podido pasar mucho tiempo al lado de mi esposa [la actriz y directora italiana Giada Colagrande], con la que vivo una vida muy sencilla, disfrutando el hecho de no hacer nada, aunque soy consciente del sufrimiento que está causando el virus”.

Anuncio

“¡Pero ya estoy listo para regresar!”, exclamó de inmediato, lo que nos llevó a preguntarle por lo que espera que suceda una vez que los rodajes se reinicien de manera formal. “Sé que vamos a tener que ser muy cautelosos al inicio, y aunque no tengo una bola de cristal, estoy seguro de que encontraremos la manera de continuar”.

Uno de los proyectos que se interrumpió en plena filmación debido al Covid-19 fue “Nightmare Alley”, la nueva película del director mexicano Guillermo del Toro. “Guillermo es alguien especial; he disfrutado muchos sus películas, y pude conocerlo personalmente el año pasado debido que fue el presentador de un par de eventos de promoción de ‘At Eternity’s Gate’, película que le gustó mucho”, recordó Dafoe.

“‘Nightmare Alley’ va a ser una cinta hermosa, pero la verdad es que no llegué a filmar mucho, porque se avanzó muy poco con las escenas en las que me toca participar”, precisó. “Sea como sea, me emociona mucho la idea de regresar para terminarla”.


Anuncio