Anuncio
Share

CRÍTICAS. Gina Rodríguez a lo grande, Richard Jenkins dos veces y más estrenos de cine en ‘streaming’ y salas

Las actrices Gina Rodríguez y Evan Rachel Wood en una escena de “Kajillionaire”.
(Focus Features)

Lentamente, las cosas van cambiando en el Sur de California. Pese a que la pandemia está muy lejos de haber concluido y a que el país entero superó ya la desoladora barrera de las 200 mil muertes, la industria del entretenimiento se encuentra empeñada en la reapertura de unas salas de cine que, tal y como va la situación, no pueden ser seguras ante el riesgo del contagio.

La ciudad de Los Ángeles no ha dado todavía el visto bueno para la reapertura efectiva de sus recintos de exhibición, a diferencia de lo que sucede en Orange County, una zona que también nos toca cubrir a través de este medio y en la que, por ejemplo, se exhibe ya “Kajillonaire”, la cinta nueva que encabeza nuestra columna de reseñas de esta semana.

Sin embargo, si eres de los que no se animan a tomar un paso tan complicado, te interesará saber que el listado que te ofrecemos a continuación incluye mayormente producciones a las que podrás acceder desde la seguridad de tu hogar.

KAJILLIONAIRE

Directora: Miranda July

Reparto: Evan Rachel Wood, Gina Rodríguez, Richard Jenkins

Género: Comedia dramática

Esta es sin duda la semana de Richard Jenkins, el veterano y estupendo actor de títulos como “The Visitor” y “The Shape of Water”, quien participa no solo en esta película interpretando a un personaje cuya esposa es encarnada por la gran Debra Winger (“Terms of Endearment”), sino que destaca también en “The Last Shift”, que comentamos más abajo.

Pero las verdadera estrellas de “Kajillionaire” (que se estrena exclusivamente en salas) son Evan Rachel Wood (“Thirteen”, “Across the Universe”) y la descendiente de boricuas Gina Rodríguez (“Jane the Virgin”), metidas en la piel de dos mujeres jóvenes aparentemente opuestas que terminan involucradas de modo inesperado debido las acciones de los padres del personaje de la primera (interpretados justamente por Jenkins y Winger), unos embaucadores incorregibles que han venido ‘entrenando’ a su desadaptada hija desde siempre en las malas artes que practican, y que deciden sumar de pronto al grupo al personaje de Rodríguez, dueño de una vitalidad refrescante.

Anuncio

Bajo la dirección de la realizadora, escritora, actriz y cantante Miranda July (“The Future”), “Kajillionaire” se convierte en una cinta que no transita las rutas convencionales y que nos sorprende siempre con las conductas extravagantes de sus personajes y sus giros narrativos inesperados, pero que termina teniendo una carga emocional muy particular.

THE ARTIST’S WIFE

Director: Tom Dolby

Reparto: Bruce Dern, Lena Olin, Juliet Rylance

Género: Drama

El simple hecho de colocar al frente a una pareja mayor es ya una muestra inequívoca de que esta cinta va por un camino distinto al habitual, y saber que esos mismos personajes son interpretados por los legendarios Bruce Dern (“Coming Home”, “Nebraska”) y Lena Olin (“Enemies, A Love Story”) incrementa el interés.

En la vida real, Dern es mucho mayor que Olin, y sucede lo mismo en “The Artist’s Wife” (disponible en Virtual Cinemas), donde él es un pintor de fama mundial -y de muy mal genio- que empieza a verse afectado por los estragos del Alzheimer, mientras que ella es la esposa abnegada -y todavía sumamente vital- que se ve cada vez más enfrentada a la posibilidad de encargarse del hombre que, de uno u otro modo, la llevó a abandonar su propia carrera como artista.

Pese a que el tratamiento lineal del relato y el destino inexorable del personaje de Dern impiden que el filme alcance dimensiones realmente memorables, el director y coguionista Tom Delby evita los excesos y se rehúsa a encontrar culpables absolutos, mientras nos deleita con dos actuaciones de altísimo calibre.

THE LAST SHIFT

Director: Andrew Cohn

Reparto: Richard Jenkins, Shane Paul McGhie, Da’Vine Joy

Género: Drama

Richard Jenkins, a quien nos referimos ya en la reseña de “Kajillionaire” que se encuentra arriba, tiene un papel mucho más sobresaliente en “The Last Shift” (estrenada en salas), que lo muestra interpretando a Stanley, un hombre mayor a punto del retiro que lleva trabajando casi cuarenta años en un restaurante de comida rápida.

Su vida cotidiana y el modo en que ve el mundo se ven súbitamente afectados ante la llegada de Jevon (Shane Paul McGhie, excelente), un joven afroamericano que acaba de salir de prisión por haber participado en un acto de vandalismo con intenciones políticas y que está sometido a circunstancias familiares adversas, pero que se encuentra muy lejos de ser una mala persona.

Con tacto y sin prisas, el guion de Andrew Cohn (también director) nos expone a conversaciones que tocan temas relevantes como el racismo, el privilegio blanco y la falta de oportunidades para un amplio sector de la sociedad estadounidense, más allá de la raza a la que se pertenezca; y lo más interesante es que, en lugar de conducirnos a un predecible destino de redención, nos va llevando a paso lento pero seguro hacia un desenlace convincente con el que queda claro lo difícil que es la conciliación.

ALIEN ADDICTION

Director: Shae Sterling

Reparto: Jimi Jackson, Thomas Sainsbury, JoJo Waaka

Género: Comedia de ciencia ficción

La fusión entre el terror y la comedia es ya un asunto habitual, pero no ha sucedido lo mismo con la que se produce entre la ciencia ficción y el género de las risas, lo que le otorga de antemano una carta de originalidad a “Alien Addiction”, que se lanzará en VOD el 29 de septiembre (es decir, el próximo martes).

Estamos además ante una comedia disparatada de origen neozelandés, lo que la distingue todavía más y la acerca de algún modo a la sensibilidad presente en los primeros filmes de Peter Jackson. Todo esto es suficiente para despertar el interés de quienes nos interesamos en esta clase de propuestas, aunque es necesario advertir que haber visto la cinta sin ‘captions’ (como fue el caso de la copia digital para prensa que recibimos) hizo que nos resultara particularmente complicado entender muchos de los diálogos.

La estrella de “Alien Addiction” es Jimi Jackson, un comediante de YouTube que recuerda en más de una ocasión al estadounidense Pete Davidson y cuya excéntrica personalidad se presta perfectamente para una producción de serie B en la que abundan los chistes escatológicos, las referencias a la cultura ‘stoner’ y unos momentos absurdos que no serán del agrado de todo el mundo, pero que resultan absolutamente hilarantes para los espectadores que disfruten con esta clase de propuestas.

I’LL BE AROUND

Director: Michael Cuenca

Reparto: Brendan Takash, Drew Clapp, E.D. Augustine

Género: Comedia

El cine estadounidense más independiente y rebelde se expresa esta semana a través de “I’ll Be Around”, una película cuyos desórdenes narrativos y exceso de personajes (hay ‘cameos’ de J Mascis de Dinosaur Jr, Frank Agnew de The Adolescents y Casey Royer de D.I.) terminan siendo pasados por alto ante los encantos de la propuesta.

Durante los primeros minutos de la cinta, creímos que esto era simplemente una serie de ‘sketches’ con personajes completamente desvinculados; pero después de eso, el asunto comenzó a tomar forma y a mostrar los lazos que unen a los cerca de cincuenta seres humanos (¡!) que tienen diálogos a lo largo de una historia con sabor profundamente angelino y desarrollada a lo largo de un festival musical de post-punk.

Pese a la más que evidente falta de presupuesto, “I’ll Be Around” (disponible en VOD) se las ingenia para mantenernos entretenidos con los dilemas existenciales de sus participantes, sus encuentros y desencuentros, sus experiencias con drogas y alcohol y su insistencia en mantenerse activos en el mundo de la música pese a que ya cruzaron la barrera de los 30 años y no son precisamente famosos.

NATIVE SON

Director: Pierre Chenal

Reparto: Richard Wright, Willa Pearl Curtis, Gloria Madison

Género:

La propuesta con mayor interés cinéfilo e histórico de la semana es sin duda el lanzamiento en Virtual Cinemas de esta versión impecablemente restaurada y sin censura de la primera versión fílmica de “Native Son”, basada en una polémica novela de 1940 cuyo protagonista afroamericano terminaba involucrado en toda clase de actos criminales pese a ser supuestamente una persona de buen corazón.

Una de las particularidades más grandes de esta adaptación de 1951 (que tiene muchas escenas en exteriores) es que se filmó en una ciudad de Buenos Aires que simulaba ser el Chicago original; y otro detalle importante es que el protagonista, de unos 20 años, fue interpretado por el autor del libro, Richard Wright, que pasaba la cuarentena en esos momentos y no era precisamente un gran actor, lo que provocó reacciones adversas por parte de la crítica en su momento (aunque estas se basaron en la versión censurada que se exhibió inicialmente).

Lo cierto es que, en medio de sus limitaciones, la película, que recibió el nombre de “Sangre negra” en Latinoamérica, tiene una puesta en escena solvente -y a veces impresionante- como soporte de un relato sorprendentemente fiel a la crudeza de la novela original, que abrió toda clase de discusiones sobre el modo en que el racismo, el paternalismo, las diferencias sociales y los traumas históricos afectan la conducta de las personas menos favorecidas.

LAST CALL

Director: Gavin Michael Booth

Reparto: Daved Wilkins, Sarah Booth

Género: Drama

Ya hemos tenido varias películas filmadas en una sola toma simulada, por supuesto; los casos más notables en los últimos tiempos han sido los de “Birdman” y “1917”. Pero el cineasta Gavin Michael Booth lleva ahora el asunto a otro nivel al presentar la hora y quince de su nueva cinta, “Last Call” (disponible en Virtual Cinemas), con la técnica de la ‘pantalla partida’ y en ‘tiempo real’.

La primera de estas ‘pantallas’ le corresponde a Scott (Daved Wilkins), un hombre alcohólico y profundamente deprimido que se equivoca al llamar a la línea contra el suicidio y se contacta en cambio con Beth (Sarah Booth, esposa del director Gavin Michael Booth), una conserje y madre soltera sin experiencia alguna en esta clase de situaciones, quien ocupa la segunda ‘pantalla’.

Se trata de una estrategia visual evidentemente arriesgada y a la vez restrictiva que, en este caso, ofrece momentos absolutamente llamativos pero también cierto tedio, aunque el conjunto entero sale a flote gracias a la urgencia de los hechos presentados y a las sinceras y contundentes actuaciones de los dos únicos intérpretes.


Anuncio