Anuncio

Carlos Vives recibe el Premio Billboard Salón de la Fama

El colombiano Carlos Vives durante su acto en la ceremonia.
(Instagram del evento)

La ceremonia 2020 de los Premios Billboard de la Música Latina se vienen llevando a cabo en estos momentos en vivo y de manera presencial, lo que no deja de sorprender en vista de la situación de emergencia sanitaria que atravesamos.

Y es en la transmisión de la Costa Oeste (porque se verá por aquí en diferido) donde acabamos de ver el momento en el que el popular cantante colombiano se sube al escenario del BB&T Center de Sunrise, en Florida, para recibir el Premio Billboard Salón de la Fama de manos del legendario productor y músico cubanoamericano Emilio Estefan Jr.

“¡Viva Colombia! Para mí, es un honor y un placer [hacer esto], porque tú siempre has sido un colombiano de primera, y pa’ que sepan, eres el hombre mas sencillo del mundo”, fueron las palabras pronunciadas por Estefan ante la llegada del homenajeado, con quien mantuvo una razonable distancia antes de saludarlo con unos golpecitos de puño en el brazo.

Anuncio

Por su parte, Vives se mostró contento y agradecido, y recurrió a una hoja de papel para decir lo que tenía que decir. “Emilio, me siento muy honrado de que estés esta noche aquí, porque estás aquí, en mi discurso de esta noche”, comentó. “Hace casi 30 años decidí hacer mi música de una manera original; busqué mi pop y el rock de mi pueblo y nació un nuevo sonido”.

“Gran parte de la industria no lo vio, pero el público sí, y logramos llegar a los listados de esta prestigiosa revista”, agregó, en referencia a Billboard. “Quiero compartirlo con mi primera provincia, y quiero darte la gracias, Emilio, porque me abriste la puerta de esta ciudad”.

A continuación, el sudamericano tuvo reconocimientos para su disquera, su manager, su esposa, sus hijos y su país, y terminó recomendándole a los jóvenes que sean originales.

La alfombra roja de la edición de 2020 de los Latin Billboards, la primera de la pandemia, fue un desfile de vestidos de gala y marcas de lujo, en los que las piernas, los escotes y el “bling” compitieron con la emoción de hacer algo “normal”.

Anuncio


Anuncio