Anuncio
Share

Christian Serratos exploró sus propias raíces para convertirse en Selena

Selena
Christian Serratos en una escena de “Selena: The Series”.
(Victor E. Ballosolea/Netflix)

En tan solo unas horas, Netflix pondrá a disposición de sus subscriptores la primera temporada completa de “Selena: The Series”, un show que viene provocando toda clase de comentarios por razones muy distintas.

Una de ellas es que se trata de una nueva producción vinculada a la vida de Selena Quintanilla -una de las figuras más legendarias de la música mexicoamericana- que cuenta una versión oficial de los hechos aprobada por la familia de la fallecida, lo que implica el riesgo de que repita lo que se vio ya en “Selena”, el ‘biopic’ cinematográfico de 1996 que tuvo el mismo aval; pero la segunda es el interés que viene despertando en los admiradores más acérrimos de la cantante, a los que nos les cae mal tener algo novedoso en relación a su ídolo.

Finalmente, el interés tiene también que ver con la actriz que se pone ahora al frente del personaje, Christian Serratos, quien no será (todavía) una megaestrella internacional, pero que ha generado mucho entusiasmo entre los espectadores televisivos debido a su interpretación de la aguerrida Rosita Espinosa en la serie de terror “The Walking Dead”.

Anuncio

Esta tarde, cuando nos encontramos virtualmente con Serratos, lo primero que le preguntamos fue lo que pasaba por su mente ante el inminente debut de un programa que llega tan cargado de expectativas. “Me siento emocionada”, nos dijo ella. “Trabajamos muy duro en esto, estoy muy orgullosa de lo que logramos y creo que los fans van a estar felices, por lo que estoy intrigada por ver la reacción de todo el mundo”.

“Lo más importante para nosotros era poder contar la historia de Selena y la de su familia, y la misma familia ha sido maravillosa por el modo en que nos permitió entrar en sus vidas”, agregó. “Selena fue una mujer muy influyente. Hay mucha gente que se identifica con ella, porque fue una gran pionera para las latinas. Estoy emocionada de que la gente pueda verla de nuevo”.

La serie de Netflix sobre la vida de Selena Quintanilla se estrenará el 4 de diciembre, reveló la plataforma de contenidos este martes, día en el que además lanzó el primer mini trailer de la producción.

Un desafío distinto

Anuncio

La serie podría darle a esta actriz californiana la posibilidad de convertirse en una intérprete querida por los fans de Selena en la misma medida en que la adoran ya los fans de “The Walking Dead”, pero, en términos de su carrera, lo más importante para ella puede ser lo que esto le brinda en términos de diversidad interpretativa, porque la ruda y combativa Rosita es muy diferente a la imagen que se tiene de Selena.

“Me interesó mucho hacer algo tan distinto, y espero seguir en ese camino”, retomó Serratos. “Me llaman la atención las historias reales y honestas, con las que la gente puede conectarse. Lo de ‘Walking Dead’ ha sido increíble por la inmensa ‘fan base’ que tiene y porque todos lo que participan en la serie son como una familia para mí, y haber podido pasar de eso a ponerme en la piel de otra latina, igualmente fuerte aunque en otro sentido, es todo lo que podría anhelar”.

Más allá de lo gratificante que pudo ser participar en este proyecto, nuestra entrevistada se enfrentó no solo al desafío de interpretar a una persona de la vida real que es adorada por miles, sino también a las inevitables comparaciones que se harían con Jennifer López, la artista de fama mundial que encarnó a la ‘Reina del Tex-Mex’ en la ya citada ‘biopic’.

“Pasar de Rosita a Selena hizo que ejercitara el ‘músculo del actor’, por supuesto, pero me esforcé mucho en hacer todo lo que fuera necesario para representar a Selena de la manera adecuada”, dijo la actriz. “Hice investigación; presté mucha atención a sus actuaciones en vivo y a sus entrevistas en español y traté de conectarme con su alma, porque eso es lo que hizo que fuera tan amada por tanta gente”.

La conexión directa

Anuncio

De todos modos, su investigación no incluyó la revisión de las versiones no oficiales y ciertamente polémicas que se han hecho sobre la vida de la cantante, incluyendo, por ejemplo, la de la serie televisiva “El secreto de Selena”, que fue contundentemente rechazada por los Quintanilla, del mismo modo en que lo hizo el libro de la periodista María Celeste Arrarás que sirvió de base para aquella producción.

“Bueno, yo no estudié tampoco las historias oficiales; estudié directamente a Selena”, enfatizó Serratos. “La vi en sus presentaciones, en sus conversaciones. No quise ser influenciada por ninguna otra interpretación, porque hay muchas versiones y son muy distintas; pero me siento orgullosa de que la familia nos haya dejado contar esto y como serie, porque el formato va a permitir que los fans pasen mucho más tiempo con ella”.

Lo dicho se aplica también a la película “Selena”, que Serratos comenzó a ver durante el proceso de preparación pero que interrumpió de inmediato. “La he visto muchas veces y admiro mucho lo que Jennifer hizo allí, pero decidí enfocarme en Selena y en nada más”, remarcó.

La serie de Netflix genera interrogantes sobre el papel que ya hicieron Jennifer López y Maya Zapata

Anuncio

Como era de esperarse, la serie le brinda una gran participación a Abraham Quintanilla, el patriarca del clan que fue no solo mánager de Selena, sino que controló prácticamente todos los pasos de su carrera; pero nuestra interlocutora comentó que no habló con él ni con Suzette, la hermana de la artista y su gran confidente, mientras se alistaba para asumir el rol.

“Hablé con Suzette cuando habíamos terminado, y me siento afortunada de que la familia haya confiado tanto en mí como para darme esta gran responsabilidad”, insistió la actriz, para decirnos luego que no sabía de quién había provenido la decisión de que no se reuniera con los familiares de la intérprete de “Como la flor”. “Esa tendría que ser una pregunta para ellos”.

El gran enemigo

Más allá de cualquier discusión externa, “Selena: The Series” se enfrentó inesperadamente a una contrincante imbatible, la pandemia del Covid-19, que la obligó a suspender sus grabaciones a lo largo de casi tres meses cuando faltaban todavía seis episodios de la segunda temporada por realizarse (porque el show entero está terminado en términos de rodaje).

Anuncio

“Fue terrible, pero lo más importante era la seguridad del equipo y del reparto”, dijo Serratos. “Decidimos ponernos en cuarentena como el resto del mundo, y pudimos reunirnos con nuestras familias y hacer lo que teníamos que hacer. Cuando fue posible retomarlo, lo hicimos, con todas las precauciones del caso, y logramos terminar todo”.

En ese sentido, la actriz ha tenido ya la experiencia de trabajar en un set dentro de los parámetros de la “nueva normalidad”. “No afectó para nada mi actuación, porque lo que se necesitaba era en términos de seguridad, lo que implicaba el uso de mascarillas y mantener la distancia cuando se pudiera”, describió. “Estuvo bien. Afortunadamente, los humanos nos adaptamos rápidamente [a los cambios]”.

Al interpretar a un personaje, un actor necesita encontrar algo que lo asemeje a este, y aparte de ser mexicoamericana como Selena (lo que no sucedió con JLo), Serratos comparte con ella el haberse iniciado desde pequeña en su propio oficio, porque empezó a actuar siendo una niña.

“Esa fue una de las semejanzas que encontré con ella, así como el hecho de que Selena abrió el camino para las latinas que siguieron en la música, mientras que yo traté de hacer lo mismo para las actrices [de nuestra comunidad]”, comentó. “Pero sí, ser mexicoamericana fue muy importante, sobre todo por lo que implica en términos de representación dentro de la industria”.

Otro paralelismo a destacar es el hecho de que, al igual que la cantante, esta actriz no domina el español, una situación que sigue despertando críticas entre los latinoamericanos que esperan que cualquiera que luzca como ellos y viva en Estados Unidos pueda manejar impecablemente nuestra lengua.

“Es algo que existe todavía, claro, pero no creo que no saber un idioma te arrebate la identidad que tienes”, proclamó Serratos, quien ha estado varias veces en la nación vecina, donde se grabó de hecho la mayor parte de la serie. “Mi español no es perfecto, pero incluso si no lo supiera en absoluto, eso no me haría menos mexicana, porque lo soy. Mis abuelos [maternos] son de Durango y Guadalajara y crecí en un hogar donde se hablaba el español, pero, a fin de cuentas, estábamos en Los Ángeles”.


Anuncio