Anuncio
Share

CRÍTICAS. Gerard Butler salva, Chadwick Boseman deslumbra y más estrenos en salas, autocinemas y ‘streaming’

Morena Baccarin and Roger Dale Floyd in a vehicle with Gerard Butler behind the wheel in the movie "Greenland."
Morena Baccarin, Roger Dale Floyd y Gerard Butler en una escena de “Greenland”.
(STXfilms)

Mientras se acerca el final del nefasto 2020 y aumentan vertiginosamente los casos de infecciones en el Sur de California, las autoridades de salud insisten en la necesidad de quedarse en casa todo el tiempo que sea posible, lo que coloca todavía muy lejos nuestras esperanzas de regresar a una sala de cine, aunque la llegada de la vacuna promete ya que esto no se prolongará indefinidamente.

Sea como sea, el fin de semana previo a la Navidad nos recibe con una cartelera que podrá ser apreciada mayormente de manera virtual y en la que brillan varias cintas vistosas, incluyendo una gran producción hollywoodense y el trabajo final de un intérprete cuya partida resulta todavía difícil de creer. Esto es lo que tenemos para ustedes:

GREENLAND

Director: Ric Roman Waugh

Reparto: Gerard Butler, Morena Baccarin, Roger Dale Floyd

Género: Ciencia ficción / Película de desastres

Tras una larga lista de postergaciones derivadas de la pandemia, “Greenland” llega finalmente el día de hoy a los hogares estadounidenses en VOD, y estamos en condiciones de decir que se trata de una superproducción hollywoodense que, pese a manejar una temática apocalíptica que podría ser demasiado estresante en momentos como los que vivimos, resulta en cambio sumamente gozosa y logra arrancarnos de hecho del drama de la vida real que atravesamos.

Anuncio

Y es que, en lugar de ponernos a la merced de un virus que, a fin de cuentas, puede ser derrotado, esta película nos coloca ante la amenaza devastadora de un cometa enorme cuyo contacto con la Tierra acabará irremediablemente con casi toda la Humanidad; y en vez de presentar a Gerard Butler (conocido por sus papeles de héroe imposible) como un salvador universal, un astronauta osado o algo por el estilo, lo coloca en la piel de un ingeniero común y corriente (bueno, bastante fortachón) abocado a proteger a su familia tras la relevación de la tragedia inevitable.

Si lo recién dicho puede sonar aterrador y hasta ominoso, es necesario decir que, sin caer en la superficialidad total, el guion de Chris Sparling -filmado eficientemente por Ric Roman Waugh (“Snitch”, “Angel Has Fallen”)- hace que todo sea entretenido y digerible y resalta de modo encomiable la labor del personal médico en tiempos de emergencia, pese a que la película (que cuenta además con escenas de lo más espectaculares, pero saludablemente mesuradas) se filmó antes de que se desatara nuestro propio desastre.

FATALE

Director: Deon Taylor

Reparto: Hilary Swank, Michael Ealy, Mike Colter

Género: Drama

Todo parece indicar que Hilary Swank quiere divertirse un poco y dejar de lado por un momento los papeles que puedan darle alguna nueva nominación a los Oscares (ya tiene dos de esos), porque, luego de haber estrenado a inicios de este año la alocada y controvertida “The Hunt”, regresa con otro papel de villana en una producción completamente comercial al ponerse a las órdenes de “Fatale”, que se estrena hoy exclusivamente en salas y autocinemas (como el Paramount Drive-In de nuestra área).

Para empezar, hay que decir que, efectivamente, el nombre de la película alude a “Fatal Attraction”, así como a las incontables cintas ‘inspiradas’ en el memorable ‘thriller’ de fines de los ‘80, y que, por ese lado, se encuentra llena de casualidades sin las que no funcionaría la trama y de situaciones poco creíbles, empezando por el que detona todo: luego de haberle sido infiel a su esposa con una misteriosa mujer de Las Vegas y de sufrir un asalto en su mansión en L.A., un exitoso empresario del mundo deportivo (interpretado por Michael Ealy) descubre que la misma dama es la agente de policía encargada de su caso.

Pero, por otro lado, tenemos que reconocer que el guion de David Laughery se las arregla para ofrecernos no uno, sino varios giros inesperados y hasta cierto punto efectivos, y que si bien los comentarios que se intentan hacer sobre el trato desigual que le brinda la justicia a los afroamericanos no llegan a ningún lado, el asunto entero no tiene que esforzarse demasiado para convertirse en uno de esos placeres culposos que abundan cada vez más en tiempos de pandemia.

ANOTHER ROUND

Director: Thomas Vinterberg

Reparto: Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang

Género: Drama / Comedia

La apuesta danesa al Oscar en la categoría de Mejor Película Internacional se encuentra ya disponible en VOD, y es una producción que ningún cinéfilo que se respete debería pasar por alto, porque además de contar con un impecable reparto (encabezado por el gran Mads Mikkelsen) y de haber sido dirigida por Thomas Vinterberg (cofundador de Dogma 95 al lado de Lars von Trier y autor de las estupendas “The Celebration” y “The Hunt”), se trata de una cinta altamente original que logra establecer un balance adecuado entre dos tonos dramáticos completamente diferentes.

Y es que, en manos de un guionista y de un director menos virtuoso (el mismo Vinterberg escribió esto al lado de Tobias Lindholm), la premisa de “Another Round” hubiera terminado convertida probablemente en una de esas comedias grotescas e intrascendentes que abundan en el mercado estadounidense, ya que toda su primera parte nos muestra a cuatro profesores de escuela que deciden romper el aburrimiento que los embarga aceptando participar en un experimento que los lleva a beber de manera cada vez abundante en horarios de trabajo.

Pero lo hacen supuestamente para probar una teoría del reconocido psiquiatra Finn Skårderud, lo que le da desde ya al asunto entero un tufillo intelectual (el juego de palabras es intencionado); y lo que sucede poco después de iniciada la aventura resulta estimulante y creativo en más de un sentido, antes de una inevitable debacle que prueba naturalmente los peligros del exceso de alcohol sin caer por ello en la moraleja.

MA RAINEY’S BLACK BOTTOM

Director: George C. Wolfe

Reparto: Viola David, Chadwick Boseman, Glynn Turman

Género: Drama

Tras un breve paso por las salas (todavía) abiertas y los autocinemas, llega finalmente a Netflix “Ma Rainey’s Black Bottom”, que se distingue en primer lugar por ser la última película hecha por el recientemente fallecido Chadwick Boseman, pero que es en realidad mucho más que eso, ya que muestra al aludido en la cúspide de su talento y presenta una actuación igualmente memorable por parte de Viola Davis.

Más allá de que el origen teatral del filme (basado en una obra escénica de August Wilson) se hace evidente durante un monólogo particularmente impactante de Boseman, la película en sí, que está muy bien filmada, es una clase maestra de actuación que se extiende a todos los participantes, mientras cuenta un relato vinculado a la vida real de Ma Reiney, una de las primeras estrellas auténticas del blues, durante un periodo en el que los artistas afroamericanos seguían siendo utilizados por los productores blancos para beneficio propio.

Boseman, que tendría que ser nominado de manera póstuma al Oscar por esto (y que probablemente lo hará), se sobrepuso a su batalla contra el cáncer para ponerse en la piel de un ambicioso, enérgico e irreverente trompetista cuya arrogancia encuentra sentido en los sucesos de su pasado y que termina enfrentado a la lideresa del grupo para el que toca, interpretada por una Davis a la que no le importa mostrarse sudorosa y descontrolada cuando el papel se lo exige, y que merece también todas las nominaciones posibles.

SISTER OF THE GROOM

Directora: Amy Miller Gross

Reparto: Alicia Silverstone, Tom Everett Scott, Jake Hoffman

Género: Comedia dramática

Más de dos décadas después del periodo más glorioso de su carrera, Alicia Silverstone, recordada por sus papeles en títulos como “Clueless” y “Batman & Robin”, regresa al ruedo cinematográfico con “Sister of the Groom”, una cinta que se lanza en salas, autocinemas (Arena Cinelounge por aquí) y VOD y que, sin ser un trabajo memorable, tiene mucho de rescatable, debido sobre todo a la originalidad de sus personajes y a lo inusual de las circunstancias que presenta.

Audrey (Silverstone), una mujer definitivamente guapa y todavía joven -pero afectada por un aspecto corporal derivado de haber tenido dos mellizos- llega con su esposo Ethan (Tom Everett Scott) a la antesala de la boda entre su apacible hermano Liam (Jake Hoffman) y Clemence (Mathilde Ollivier), una muchacha francesa de incuestionable arrogancia (y de vientre perfecto) con la que la protagonista entra en discordia desde el primer cruce de miradas.

La reunión de todos los invitados al matrimonio en este entorno apacible y campestre, ubicado a las afueras de Nueva York, se presta naturalmente a distintos enredos y discusiones, y el hecho de que estemos ante una familia judía nos lleva a apreciar detalles particulares que enriquecen la historia mucho más allá de la simple comedia, mientras que Silverstone actúa de manera más que decorosa y se expone en muchos sentidos. Pero, al igual que su personaje -lleno de dudas e inseguridades-, la historia se sale de control casi de inmediato una vez que accedemos a la fiesta.


Anuncio