Anuncio
Share

Los 85 sencillos de Prince, clasificados desde el peor hasta el mejor

An illustration of Prince throughout the years.
El reinado del púrpura: Prince a través de los años.
(Micah Fluellen / Los Angeles Times)
1

Cuando Prince murió hace cinco años esta semana, dejó atrás una de las colecciones de obras más ricas, profundas, inteligentes, divertidas, hermosas y complicadas que la música pop haya conocido jamás.

Y no ha dejado de crecer desde su muerte.

Prince creía en la expansión, como demostró con álbumes dobles y triples y con un almacén de música en Internet que invitaba a sus fans a recorrer. Desde su muerte, el patrimonio del artista ha publicado múltiples LPs y cajas con material extraído de la famosa cámara acorazada de su complejo Paisley Park en los suburbios de Minneapolis.

Sin embargo, Prince también era devoto de los placeres concisos -y del potencial de excitación del mercado- de un sencillo de éxito. En su carrera como solista y como líder de Revolution y New Power Generation, colocó 47 canciones en el Hot 100 de Billboard, todas ellas antes de que el streaming digital abriera la lista insignia del pop a las casualidades virales.

Anuncio

Anuncio

Alfred Jackson, medio hermano y uno de los herederos de Prince, falleció a los 66 años.

Para celebrar su talento hemos clasificado cada uno de los sencillos de Prince, del peor al mejor, en la siguiente lista. (Una lista de reproducción de Spotify, que incluye las canciones disponibles en esa plataforma de streaming, sigue a la entrada número 1). Utilizando la información de la página web oficial de Prince, Discogs y el exhaustivamente detallado PrinceVault.com, nuestra lista intenta incluir la cara A de todos los sencillos que Prince lanzó comercialmente en Estados Unidos entre su debut en 1978 en un sello principal, “For You”, y su muerte, por una sobredosis accidental de fentanilo, a los 57 años el 21 de abril de 2016.

La lista omite las remezclas, las regrabaciones y las canciones que escribió y produjo para otros artistas, aunque refleja cierto criterio editorial al incluir varios lanzamientos solo promocionales que alcanzaron la condición de single a través de videos musicales, anuncios de televisión y similares.

Tres de los colaboradores de Prince de toda la vida -los ingenieros Susan Rogers y David Z y el guitarrista Dez Dickerson- compartieron también sus opiniones sobre varias canciones.

85. “Hardrocklover” (2015)

×

Anuncio

Un boceto de personaje de una mujer que prefiere el rock duro a “Sade y Babyface” -enmarcado en un arreglo de electro-metal sobrecargado que no explica por qué.

84. “The Arms of Orion” (1989)
De la banda sonora de “Batman”, una de las baladas más melancólicas de Prince, con el cantante en el papel de Bruce Wayne y Sheena Easton como Vicki Vale.

83. “Peach” (1993)
Guitarra de blues difusa + gemido en bucle de Kim Basinger = algo nuevo para atraer a la gente a pagar por “The Hits/The B-Sides”.

82. “The Song of the Heart” (2006)
El interés de Prince por los pingüinos animados + la película infantil “Happy Feet” = una oportunidad para escribir un tema ganador del Globo de Oro.

81. “Pretzelbodylogic” (2014)
El noodling por números.

80. “Damn U” (1992)
Un tema muy elegante, pero olvidable.

Prince actúa en el Wembley Arena de Londres en agosto de 1986.
(Michael Putland / Getty Images)

79. “Purple Medley” (1995)
Justo lo que dice: un mega-mix bien editado de algunos de los mayores éxitos de Prince.

78. “Free Urself” (2015)
El último sencillo que lanzó Prince antes de su muerte... ¿suena muchísimo a “Kids” de MGMT?

77. “Supercute” (2001)

Anuncio

×

Muchos músicos han escrito canciones de admiración sobre bailarinas exóticas; menos lo han hecho desde la perspectiva que Prince adopta en este astuto drama: “Tal vez sea porque ella viene del este de Los Ángeles / Pero cada vez que veo su cuerpo en exhibición / tengo que decir su nombre desde la cabina del DJ”.

76. “Pink Cashmere” (1993)
Una melodía mediocre aderezada con cuerdas.

75. “Insatiable” (1991)
En el que Prince enseña a una persona llamada Martha a hacer un video sexual.

74. “This Could B Us” (2015)
Una mermelada electro-funk mediocre basada en un meme en base a una escena de “Purple Rain”.

73. “New Power Generation” (1990)
Prince presenta a su nueva banda de acompañamiento con la promesa de seguir “desarrollando el gran sonido de los 90".

72. “The Truth” (1997)
Un punzante blues acústico que podría ser el sencillo más despojado que jamás haya hecho.

71. “S.S.T.” (2005)
Una cálida melodía soul-folk al estilo de Bill Withers, lanzada para recaudar fondos para las víctimas del huracán Katrina.

70. “Glam Slam” (1988)
No es una gran melodía, pero cualquier historia del shoegaze de finales de los 80 debería hacer un espacio a lo que Prince hacía aquí con la guitarra.

69. “I Wish U Heaven” (1988)
Lo mismo.

Anuncio

68. “Thieves in the Temple” (1990)

×

En la taquilla, la secuela de “Purple Rain” de Prince, “Graffiti Bridge”, logró una fracción de lo que hizo su predecesora. Pero la banda sonora consiguió un éxito en el top 10 con su místico sencillo principal.

67. “Space” (1994)
Prince se pasa al trip-hop.

66. “Te Amo Corazón” (2005)
Prince se pasa al smooth jazz.

65. “Betcha By Golly Wow!” (1996)
Una versión excesivamente fiel del clásico soul de principios de los 70 de los Stylistics del triple CD “Emancipation” de 1996, que también incluía una respetuosa versión de “La-La Means I Love You” de los Delfonics de finales de los 60.

64. “Days of Wild” (2002)
Larga interpretación en directo de un corte funk-rap de “Crystal Ball” de 1998, con un lenguaje más limpio para adaptarse a la conversión de Prince en Testigo de Jehovah en el cambio de milenio.

Prince at the Forum
Prince actúa en el Forum de Inglewood en 2011.
(Kevin Mazur/WireImage)

63. “Fixurlifeup” (2013)
Letra clave del primer sencillo de Prince con el trío de mujeres 3rdEyeGirl: “Una chica con una guitarra es 12 veces mejor que otra banda loca de chicos”.

62. “Partyman” (1989)
En la voz, Prince como el Joker; en el bajo, Prince como Bootsy Collins.

Anuncio

61. “Scandalous!” (1989)
Otro corte de “Batman”, esta vez una balada cargada de sintetizador en la que el padre de Prince aparece como co-compositor.

60. “Cinnamon Girl” (2004)
El título es una reminiscencia del clásico proto-grunge de Neil Young de finales de los 60 (al igual que “Cinnamon Girl” de Lana Del Rey en 2019). Pero la melodía se siente más como una puñalada de Prince a la era de los Rolling Stones de “Beggars Banquet”.

59. “Just As Long As We’re Together” (1978)

×

Veloz, transpirable, disco-funk súper-detallado en el que Prince no puede decidir qué habilidad instrumental quiere mostrar primero.

58. “Let’s Work” (1982)
Inspirada en una moda de baile local de Minneapolis (y originalmente titulada “Let’s Rock”), “Let’s Work” “tiene que ver con el groove”, dice Dez Dickerson, que tocaba la guitarra en la primera formación de Revolution. “Lo llamábamos ‘el bolsillo’. Pasábamos horas y horas y horas ahí. Y si no podías metértelo en el bolsillo y permanecer en él, no ibas a estar en la banda de Prince mucho tiempo”.

57. “Take Me With U” (1985)

×

Un dúo psych-soul ligeramente triposo entre Prince y Apollonia que parece el puente entre “Purple Rain” y “Around the World in a Day”.

56. “F.U.N.K.” (2007)
A.C.E.R.T.A.D.A

Anuncio

55. “Breakdown” (2014)
Una conmovedora queja de lo difícil que es ser una estrella del pop en donde Prince reflexiona sobre su exceso de juventud (“El primero en embriagarse, el último en irse / Despertar en lugares que nunca creerías”), así como sus dudosas decisiones inmobiliarias (“Solía querer la casa con la piscina más grande / Recordando ahora solo me siento como un tonto”).

54. “America” (1985)
“Prince era extrañamente conservador, un chico de Minnesota”, dice Susan Rogers, la ingeniera de confianza del cantante a mediados de los 80, que ahora enseña en el Berklee College of Music de Boston. “Y podía ser un poco regañón. Se quedaba ahí, agitando el dedo y diciendo: ‘No deberías comportarte así'". En este propulsivo tema funk de la era Reagan con preocupaciones sobre una amenaza comunista que se arrastra, Prince está “lanzando una advertencia”, añade Rogers. “Está diciendo que es mejor que todos empecemos a prestar mucha atención”.

53. “Dance 4 Me” (2009)
Reciclando el icónico ritmo de la máquina de percusión de “When Doves Cry”, Prince se dirige a una “congregación funky” en este punto culminante del “MPLSound”, de mentalidad un viaje al pasado, que vendió exclusivamente en Target.

Prince circa 1992-'93
(Jeff Katz / The Prince Estate)

52. “Screwdriver” (2013)
Un contundente rave-up de garage-soul sobre la vida en la carretera, que él define adorablemente como “compartir historias con ropa chula”.

51. “Letitgo” (1994)
Quizá la canción más sensual jamás grabada sobre el desacuerdo de un artista con la estrategia de lanzamiento de su discográfica.

50. “Extraloveable” (2011)
Una letra vintage de principios de los 80 - “Cuando necesites a alguien con quien ducharte, llámame, por favor"- recuperada de la bóveda y con una nueva y chispeante vida.

49. “Rock and Roll Love Affair” (2012)
“Ella creía en los cuentos de hadas y en los príncipes”; él creía en una sección de vientos oscilante.

48. “Musicology” (2004)
"¿No escuchas este antro de la vieja escuela?”, gruñe Prince cerca del final, momento en el que sin duda lo has hecho. Para los oídos de David Z, “Musicology”, ganadora del Grammy, combina las lecciones que Prince aprendió de James Brown, Sly Stone, Jimi Hendrix y Mick Jagger. “Eso es lo que estudiaba: sus movimientos y sus licks”, dice Z, que trabajó con Prince en sus primeras sesiones de estudio. “El tipo no hacía más que ensayar”.

47. “Still Waiting” (1980)
Otra fuente obvia de sabiduría: Smokey Robinson.

Anuncio

46. “The Work Pt. 1” (2001)
Pero sobre todo James Brown.

45. “The Greatest Romance Ever Sold” (1999)

×

“Dígame que no es un éxito”, desafió Prince a un periodista del New York Times mientras mostraba un adelanto de este delicioso y deslizante jam lento, a lo que el universo respondió: “Puede ser”. Aunque merecía algo mejor, “Greatest Romance” se estancó en el número 63 del Hot 100.

44. “Fallinlove2nite” (2014)
Escuchada por primera vez como parte de la aparición de Prince en un episodio de la sitcom “New Girl” de Zooey Deschanel (¿?), aquí hay una entrañable y tierna mermelada europop que rima “Underneath the taffeta” con “If I see the moon, I’ll just laugh at her”.

43. “The Holy River” (1997)
Una joya brillante de pop-rock (con un solo de guitarra ardiente) que Prince editó de forma típicamente extravagante como un sencillo de casete, disponible solo en las tiendas Borders.

42. “U Make My Sun Shine” (2000)

×

¿Cómo devolvió Prince el cumplido que fue “Untitled (How Does It Feel)” reclutando a la ex de D’Angelo, Angie Stone, para un cremoso dúo de R&B que dejaba claro que su sonido aún no estaba a la altura.

41. “Gold” (1995)
Una balada de arena-rock, malhumorada pero exuberante: “Todo el mundo quiere vender lo que ya se ha vendido”, se queja entre las cuerdas de sintetizador. "¿De qué sirve el dinero si no vas a romper el molde?”.

Anuncio

40. “Guitar” (2007)
Prince monetizó este sabio ejercicio de hard-rock - “I love you, baby / But not like I love my guitar"- dejando que Verizon la pusiera en los anuncios de teléfonos móviles. La canción sigue pisando fuerte.

39. “Why You Wanna Treat Me So Bad?” (1980)
La letra está dirigida a una amante insensible, pero Prince probablemente tenía otros pensamientos en mente cuando eligió esta canción para terminar la segunda de las dos famosas y desastrosas actuaciones en las que le lanzaron botellas mientras abría para los Rolling Stones en el Memorial Coliseum de Los Ángeles en 1981.

38. “Breakfast Can Wait” (2013)
Un guiño al sketch viral de Dave Chappelle sobre Prince (Q.E.P.D. Charlie Murphy), este elegante coqueteo de R&B cuenta con algunas de las lecturas de líneas más divertidas del cantante.

37. “Batdance” (1989)

×

¿Una muestra de la manía pop que rodea el reinicio de “Batman” de Tim Burton? El hecho de que este tema, duro y casi sin melodía, llegara al número 1. Hoy en día, el extenso muestreo de “Batdance” parece entrañablemente primitivo, lo que podría ser la razón por la que los estudiantes de Berklee de Rogers “no respondieron a ella en absoluto” cuando la tocó para ellos recientemente.

36. “Eye Hate U” (1995)
Carmen Electra ha dicho que Prince le dijo que ella había inspirado este lamento de amante despechado, que llega a su clímax con una emocionante y perversa secuencia judicial en la que el cantante pide al juez que le deje a él y a la acusada recrear “lo bueno que era” allí mismo, en el estrado.

35. “The Morning Papers” (1993)

×

Una encantadora e intrincada balada de soul-rock que traza el comienzo del romance de Prince con su primera esposa, Mayte García.

Anuncio

34. “Money Don’t Matter 2 Night” (1992)
¿Cuál es la mejor manera de presentar las ideas de Prince sobre la desigualdad de la riqueza (ilustradas en un conmovedor video musical dirigido por Spike Lee)? ¿Qué tal un sedoso arreglo de jazz-pop a lo Steely Dan?

33. “Alphabet St.” (1988)
“Cat, necesitamos que rapees”, le dice Prince a Cat Glover, y vaya si lo hace en un torcido verso sobre besar a tus enemigos como sabes que debes hacerlo y sacudir tu cuerpo como lo haría un poni cachondo.

Prince holds a flower
Prince.
(Jeff Katz / The Prince Estate)

32. “Sexy M.F.” (1992)
Un alarde a lo James Brown tan ajustado y lujurioso como podría ser.

31. “Mountains” (1986)

×

Wendy Melvoin y Lisa Coleman de Revolution crearon el ritmo de “Mountains”, pero es el aireado falsete de Prince -que Rogers está seguro de que grabaron con un “pequeño y barato micrófono de escenario” en el almacén de ensayos de Prince- lo que da a la canción su energía.

30. “Do Me, Baby” (1982)
Del álbum “Controversy”, que por otra parte es muy agitado, es una canción de amor de la vieja escuela de R&B muy relajada.

29. “Anotherloverholenyohead” (1986)
Este corte funky de “Parade” monta una de las grandes líneas de bajo de Prince. Pero se abre con un solo chirriante, tocado con un sintetizador de guitarra Roland que Rogers recuerda como “un verdadero dolor de cabeza”. “No tenía muy buen seguimiento”, dice del instrumento. “Movías las manos en él y no te daba necesariamente el tono que correspondía a la posición de tus manos. Lo llevamos de gira, pero era tan poco fiable que Prince tuvo que desbaratar todo e idear un arreglo diferente para hacerlo en directo”.

28. “My Name Is Prince” (1992)
Un año después, su nombre no era Prince, sino un símbolo impronunciable. Aquí, sin embargo, sobre un palpitante breakbeat claramente inspirado en el hip-hop, se deleita en la forma en que la palabra salta, un elemento percusivo más en un tema lleno de ellos.

Anuncio

27. “Gett Off” (1991)
“Veintitrés posiciones en una noche” es la ambiciosa meta de Prince en este número de new jack swing excepcionalmente lascivo, que de alguna manera lo hizo más cachondo aún cuando interpretó “Gett Off” -el primer lanzamiento oficial del cantante con la New Power Generation- en un par de pantalones amarillos sin fondo en los MTV Video Music Awards de 1991.

26. “Soft and Wet” (1978)
David Z recuerda haber escuchado por primera vez el primer sencillo de Prince. “Me sorprendió un poco”, dice sobre la letra tan sugerente de “Soft and Wet”. “Eso no era algo que se estuviera haciendo en los alrededores de Minneapolis, en absoluto. Ni nadie en ningún sitio, en realidad. Sea lo que sea que Tipper Gore estaba objetando, él lo empezó".

25. “Let’s Pretend We’re Married” (1983)

×

“Todo lo que has oído sobre mí es cierto”, admite- Prince en este saltarín himno new wave, que es una forma de resolver las contradicciones de un tipo que dice estar “enamorado de Dios” apenas unos segundos después de decirle a su futura esposa: “Sinceramente quiero quitarte el sabor de la boca”.

24. “7” (1992)
El mensaje espiritual es famoso por ser difícil de analizar en esta canción mejorada, con el instrumento de cuerda sitar, que menciona calles de oro, 12 almas y un río de sangre. Pero cualquiera que dude de que Prince estaba haciendo caso a algún tipo de inspiración numerológica debería recordar que “7" alcanzó su punto máximo... en el número 7.

23. “Dirty Mind” (1980)
El tercer álbum de Prince se abría con un tema delgado y anguloso que anunciaba de inmediato que había modificado su sonido para una nueva década.

22. “Cream” (1991)
Claramente insatisfecho por el remake de “Get It On” de Power Station en 1985, Prince toma el clásico blues-glam de T. Rex para su propia oda y lo hace esta vez con sonidos de orgasmo añadidos y una sinuosa guitarra slide. “Cream” se convirtió en el quinto de los cinco éxitos pop de Prince en el número 1.

21. “Uptown” (1980)

×

Anuncio

Con el título de un barrio en el que Prince y sus amigos se reunían, “Uptown” describe una especie de utopía racial en la que “blancos, negros, puertorriqueños... todo el mundo se divierte”. Pero si Minneapolis a principios de los 80 no se ajustaba del todo a ese ideal - “Seguro que se tomó algunas licencias artísticas”, dice Dickerson-, la banda de Prince no era la única de la ciudad con miembros de diversas procedencias. “Muchos de los grupos locales eran multirraciales”, señala Dickerson. “Podía haber un vocalista negro con un grupo principalmente blanco, o chicos hispanos y blancos y negros todos en la misma banda”.

20. “Delirious” (1983)
Al igual que la progresión de acordes con su ambiente de rock ‘n’ roll de los años 50, la metáfora del auto en la letra de Prince comienza de forma bastante inocente. Sin embargo, en la tercera estrofa pide “un pequeño paseo arriba y abajo / Dentro y fuera y alrededor de tu lago”. Chuck Berry lo aprobaría.

19. “Controversy” (1981)
Lo más brillante de la respuesta de Prince a la protesta moral provocada por “Dirty Mind” del año anterior es lo despreocupado que suena en esta mermelada robo-rock tan ligera como una pluma. “La gente me llama grosero”, resopla, “ojalá todos estuviéramos desnudos”.

18. “Pop Life” (1985)
El slap bass nunca sonó mejor (ni Prince más amargo) que en este relato de la experiencia desilusionante del éxito.

17. “Baltimore” (2015)
Prince escribió su último sencillo de primera línea inmediatamente después de la muerte de Freddie Gray a manos de la policía de Baltimore. “Ya es suficiente, es hora de amar”, suplica -aunque esta decidida canción de protesta también recuerda a los que están en el poder: “Si no hay justicia, entonces no hay paz”.

Prince actúa en el Centro Cívico de St. Paul, Minnesota, el 25 de diciembre de 1984.
(David Brewster / Tribune News Service)

16. “U Got the Look” (1987)
Esta canción pop-rock fue originalmente mucho más lenta, según Rogers, quien dice que después de horas de trabajo, Prince borró todo excepto la pista de batería, aceleró el ritmo en una máquina de grabación, y luego comenzó a construir la canción otra vez pero en su nuevo tempo. “Creo que una de las razones por las que nos quedamos con ella -pasamos días en ella, lo que era inusual para él- es que sabía que necesitaba algo un poco optimista”, dice Rogers. El resultado, con un jadeante giro vocal de Sheena Easton, llegó al nº 2 del Hot 100.

15. “I Could Never Take the Place of Your Man” (1987)
El otro tema pop directo de “Sign” siguió a “U Got the Look” en la lista hasta el nº 10, pero presentaba un escenario emocional más complicado, con Prince asegurando suavemente a una mujer en un bar que él no es el tipo que le ayudará a superar una mala ruptura.

14. “Raspberry Beret” (1985)

×

Anuncio

La imagen es fácil de captar: una hermosa mujer con un sombrero elegante (y, cuando hacía calor, no llevaba puesto mucho más). Pero la música, con cuerdas y clavicordio sobre un ritmo de clip-clop, desafía la clasificación incluso ahora.

13. “Diamonds and Pearls” (1991)
Entre los extremos que exploraba en “Gett Off” y “Sexy M.F.”, una canción de amor afelpada y majestuosa con un giro vocal estelar de Rosie Gaines de la NPG.

12. “The Most Beautiful Girl in the World” (1994)
Es frustrante que no aparezca en la mayoría de los servicios de streaming, debido a un enredo legal derivado de uno de los muchos acuerdos discográficos efímeros que Prince cerró tras su épica batalla con Warner Bros. Pero el último éxito del top 10 de su vida es un precioso número de estilo soul de los 70 que bien merece el viaje a una tienda de CDs usados (o, eh, a YouTube).

11. “Black Sweat” (2006)
Veinte años después de “Kiss”, Prince demostró que todavía podía hacer un tema con unos pocos elementos (y unas pocas bromas).

10. “I Wanna Be Your Lover” (1979)

×

El primer roce de Prince con la grandeza, que surgió de su enamoramiento de Patrice Rushen, es un extático clásico post-disco cuyos ritmos para la radio ofrecen una propuesta característicamente arriesgada: “Quiero ser tu hermano / Quiero ser tu madre y tu hermana también”.

9. “1999” (1982)
“Estaba soñando cuando escribí esto”, canta Lisa Coleman en la parte superior, antes de que Prince tome el relevo para describir una visión de pesadilla de la aniquilación nuclear. Sin embargo, “1999" se encuentra entre las canciones de fiesta más contagiosas del cantante, y no porque no crea que el final esté realmente llegando

8. “I Would Die 4 U” (1984)
Sobre un ritmo que empieza de la nada y que parece que podría durar eternamente, Prince suelta lo que podría ser la frase inicial más pesada del pop de los 80: “No soy una mujer / No soy un hombre / Soy algo que nunca entenderás”.

7. “Little Red Corvette” (1983)
“Lo cambió todo”, dice Dickerson sobre la canción que llevó a Prince y a Revolution al top 10. “Fue un éxito en todas partes y con todo el mundo; de repente estábamos en MTV todo el tiempo”. Michael Jackson había sido el puntero de los artistas negros en la cadena de cable, dice Dickerson, “y nosotros entramos justo detrás”.

Anuncio

6. “When Doves Cry” (1984)
Cuando Prince llegó a la cima del Hot 100 por primera vez, no lo hizo lijando las aristas rebeldes de su música; lo hizo con su canción más extraña hasta la fecha: un crudo drama psicosexual, famoso por no tener línea de bajo, que también trata de su difícil relación con sus padres.

5. “Let’s Go Crazy” (1984)

×

Cada sonido de “Let’s Go Crazy”, que llegó al número 1 menos de dos meses después de que “When Doves Cry” abandonara el primer puesto, parece empujar la canción hacia arriba hasta que la guitarra de Prince explota.

4. “Sign o’ the Times” (1987)
Inspirada en parte por las malas noticias que vio salpicadas en la portada de Los Angeles Times un día de verano de 1986, la canción que da título a la obra magna de Prince aborda el sida y la epidemia de crack con un lenguaje tan atormentado y despiadado como el riguroso ritmo de la canción.

3. “Purple Rain” (1984)
La base de la balada más emblemática de Prince fue grabada durante un concierto en 1983 en el club First Avenue de Minneapolis, donde David Z observó con preocupación desde detrás de un equipo de grabación móvil cómo la gente “se quedaba parada” frente al escenario. “Yo decía: '¿Por qué no se mueven?’” recuerda Z. “Entonces me di cuenta de que no conocían la canción. La estaba tocando por primera vez”. Lo más probable es que simplemente estuvieran aturdidos por la intensidad con la que Prince cantaba y tocaba la guitarra, que de alguna manera estuvo a punto de igualar en las innumerables noches en las que siguió tocando “Purple Rain” después de que se convirtiera en un elemento básico en directo. En 2007 cerró su espectáculo del descanso del Super Bowl con una interpretación alucinante que “hizo que la gente regresara a Prince”, dice Z. “No estaba exactamente en la cima del mundo en ese momento. La música se había convertido en una especie de fórmula. Pero él demostró que todo es mentira, excepto el talento”.

2. “Kiss” (1986)

×

Prince recuperó esta obra maestra del minimalismo-funk después de escribirla para Mazarati, una banda formada por el teclista de Revolution, BrownMark. Según Z, que había producido la versión de Mazarati, Prince no añadió mucho: solo unos cuantos toques de guitarra copiados de “Papa’s Got a Brand New Bag” de James Brown y una nueva voz principal. “Pero, por supuesto, la voz de Prince lo hace todo”, dice Z entre risas, y de hecho “Kiss” muestra la batería única de gruñidos, arrullos y aullidos del cantante. Lo que no significó que fuera una venta fácil con la discográfica de Prince. “Kiss” fue la primera canción que entregamos de ‘Parade’”, recuerda Z, “y el tipo de A&R de Warner Bros. dijo: ‘No vamos a publicar eso, no tiene bajo, no tiene reverberación, no suena a nada’. Prince la ha cagado”. La discográfica acabó cediendo y la canción estuvo dos semanas en el número 1 antes de ganar un premio Grammy.

1. “If I Was Your Girlfriend” (1987)
Solo el concepto es un logro pop de todos los tiempos: ¿Qué intimidades comparten las mujeres entre sí fuera del marco heteronormativo que la mayoría de las canciones pop sirven para reforzar? Sin embargo, es la forma profundamente cariñosa (y poco masculina) en que Prince se mueve a través de esa pregunta -y con una voz cambiada que se resiste aún más a los anticuados binarios de género- lo que marca a “Girlfriend” como una obra de genio. ¿A quién más se le habría ocurrido hacer una canción como ésta? ¿Quién más podría haberlo conseguido?

Anuncio

To read this note in English click here

Share