Ana de la Reguera es una heroína inmigrante que lucha contra los supremacistas blancos en ‘The Forever Purge’

Ana de la Reguera en una escena de "The Forever Purge".
(Jake Giles Netter / Universal Studios)
Share

‘The Forever Purge’ le cede la posta a los mexicanos y al anti racismo

Inmediatamente después de conectarse con Los Angeles Times en Español a través del Zoom, Ana de la Reguera tuvo una expresión divertida de sorpresa, ya que le parecía que la habíamos entrevistado hace muy poco, lo que era definitivamente cierto.

Pero esta es una circunstancia que ella misma se ha ganado a punta de trabajo y con una presencia cada vez mayor en las grandes ligas, porque, hace poco más de un mes, estrenó -primero en salas y luego en Netflix- “Army of the Dead”, una esperada cinta de zombis dirigida por el cotizado Zack Snyder (“300”, “Justice League”) en la que tuvo uno de los roles principales; y el próximo viernes, regresará a la pantalla grande con “The Forever Purge”, quinta entrega de una popular saga de acción y terror, en la que se convierte directamente en el personaje principal.

“The Forever Purge” retoma la historia distópica vinculada a una noche del año en la que el gobierno federal de los Estados Unidos hace que todos los crímenes (incluyendo el asesinato) sean legales para mostrar un momento en que los partidarios más grandes de la medida (en este caso, los supremacistas blancos) deciden extender indefinidamente el ‘permiso’ con el fin de acabar con las minorías y los inmigrantes.

Esto pone directamente en la mira a Adela (De La Reguera) y Juan (Tenoch Huerra), una pareja mexicana recientemente afincada en Texas que tendrá que enfrentarse a innumerables peligros para mantenerse simplemente con vida. Pese a que el guion de la cinta es de James DeMonaco, el creador anglosajón de la saga, “The Forever Purge” extiende sus conexiones aztecas a su director, Everardo Gout, conocido por su impactante y ambicioso drama sobre la violencia “Días de Gracia”.

Anuncio

Ana, parece que van a tener que ponerle tu nombre al 2021, porque estás en todas.

¡El año de Ana! Me siento muy afortunada de haber podido estrenar estas dos películas, de tener un año así de interesante, donde se ven los frutos del trabajo de mucho tiempo.

Esta en particular es interesante porque, además de que eres la protagonista, toca temáticas muy vinculadas a los mexicanos, a los inmigrantes que llegan a este país y a situaciones que aparecen aquí exageradas, pero que debido a lo sucedido en los últimos años suenan realmente posibles, lo que hace que el terror que se muestra muy cercano.

El terror se siente más fresco, como algo que hemos vivido más de cerca. Siempre ha existido el racismo y lo del tema migratorio, pero se sintieron de una manera mucho más dura en los últimos dos o tres años. No eran tomados con ninguna sensibilidad. Era terrible ver las noticias y escuchar cómo se hablaba de los latinos en los medios de comunicación, sobre todo con un presidente que se refería constantemente a nosotros de ese modo. Por eso, creo que se siente bien hacer una película así.

Es también interesante porque es arriesgada; obviamente, se trata de una cinta con mucho personal latino, incluyéndote a ti, a Tenoch y al director Everardo Gout, pero sigue siendo una franquicia hollywoodense creada por un anglosajón, James DeMonaco, y no es necesariamente común que esta industria se entregue tanto a la causa latina, inmigrante y anti supremacista.

Anuncio

A mí me encantó, porque me pareció muy interesante que James hiciera esta nueva entrega con dos protagonistas latinos y ver todo desde la perspectiva de esos personajes, que se enfrentan a una purga por primera vez y que después tienen que hacer equipo con los americanos que los tratan súper mal y los ningunean, pese a que después esos mismos latinos terminan siendo esenciales para su supervivencia. Es como un mundo al revés, que está siendo visto por James y en el que Everardo tuvo mucho que ver para lograr que fuera tratado desde nuestro punto de vista.

El guion fue escrito por DeMonaco y tiene muchos diálogos en inglés, pero también hay mucho español, sobre todo en los momentos en los que la pareja interpretada por ti y por Tenoch conversan sin nadie más alrededor. Algunas de esas expresiones son muy subidas de tono y muy mexicanas. ¿Cómo se trabajó eso?

Cuando trato de que Tenoch hable más en inglés mientras él insiste con el español es porque en el guion se nos mostraba en la casa hablando en inglés, y yo le dije a Everardo que me parecía raro, porque los latinos siempre hablamos en español entre nosotros. Entonces, creamos un poco esta historia en la que Adela es una mujer que quiere superarse lo más pronto que sea posible, adaptarse a este país, y que quiere que su esposo lo haga también al mismo tiempo para que no se quede atrás.

Cuando era indispensable que habláramos en español, obviamente lo hacíamos, porque servía para apoyar la credibilidad de la historia; y claro, jugamos con esas frases que mencionas. Empezábamos por ejemplo diciendo ‘¡mátenlo!’ y terminábamos con ‘¡quiébrenselo!’ Everardo quería que yo dijera esas palabras, porque Adela es una mujer amorosa, dulce y valiente, pero también una mujer de armas tomar, a la que no le da miedo nada y que ha estado antes en esta clase de situaciones. Tiene experiencia defendiéndose.

El personaje que interpretaste en “Army of the Dead” era también muy hábil con las armas. Parece que te has vuelto experta en los balazos y en las escenas de acción.

Anuncio

Aquí fue un poco diferente, porque en ‘Army of the Dead’ las armas que usamos eran todas de aire y eran mucho más sencillas, pese a que el arma que yo usaba era mucho más aparatosa e incluía un tanque de gas; además, tenía una pistola adicional en la pierna. En este caso, mi personaje no está listo para atacar; es una mujer completamente normal que agarra de pronto un arma. Pero las balas sí tenían pólvora, porque Everardo quería ver ese efecto, y son mucho más peligrosas, porque te pueden caer fragmentos en la piel. Son más pesadas, y también lo es el gatillo.

Tenoch también se está abriendo paso por aquí, ¿no?

No sé si ha sido su idea, pero es un gran actor y tiene una gran cara. Me encanta físicamente; es una persona muy interesante a cuadro, y es un gran protagonista. Fue muy bonito trabajar con él, aunque ya lo habíamos hecho anteriormente. Fue súper sencillo, porque es un actor con el que puedes convivir; súper ‘cotorro’, al igual que Everardo.

¿Qué esperas que genere la película?

Yo espero que a la gente le guste, que la disfrute. Dependerá mucho del espectador, pero creo que manda un buen mensaje: un mensaje, de paz, de igualdad y sobre todo de respeto, de tratar bien a otra persona sea cual sea su raza, su ideología, su lengua. Hay que respetarnos porque somos más poderosos unidos. Finalmente, es una película para entretener, con acción y horror.