Le piden que regrese a la TV, pero Ana Patricia lo deja todo por amor

Ana Patricia Gámez al lado de su esposo Luis Carlos Martínez y sus hijos Giuletta y Gael.
(Alejandro Pedrosa / World Junkies)
Share

El éxito en “Nuestra Belleza Latina” y en “Despierta América” le costó el amor a Ana Patricia Gámez. Dos años después de haberse coronado en el reality de Univision, se presentó ante las cámaras y, con las lágrimas corriéndole por las mejillas, anunció que su matrimonio con Fernando González había llegado a su fin. Era 2012 y su carrera había comenzado a despegar.

Casi una década después, y ya con su propio programa, el reality “Enamorándonos”, donde compartía la conducción con el chileno Rafael Arana, la modelo, empresaria y presentadora decidió decirle adiós a la televisión, pero esta vez por un tipo diferente de amor.

“Solo una mamá que tiene que dejar a sus hijos llorando, pidiéndole que no se vaya, entiende que, aunque amaba mucho mi trabajo, no fue una decisión difícil dejarlo”, afirmó Ana Patricia en una entrevista con Los Angeles Times en Español.

Para celebrar el Día de los Enamorados, la presentadora comparte cómo el galán de su vida le robó el corazón en la casa de Julieta y cómo puedes encontrar el regalo perfecto para los amores de tu vida

Anuncio
Anuncio

Sus niños, Giulietta, de 6 años, y Gael, de 3, se acostumbraron a tenerla en casa durante el encierro de la pandemia. La adaptación de toda la familia al regreso a las grabaciones de “Enamorándonos” fue dura y le hizo comprender que “el sufrimiento que teníamos todos no compensaba lo que recibía del trabajo”, recordó.

Aun así, algunos críticos y “haters” en las redes especularon que la conductora, oriunda de Navojoa, México, no había renunciado voluntariamente. Otros la criticaron por “abandonar” su vida profesional, después de tanta lucha del movimiento femenino. “Pero la verdad es que yo no abandoné nada. Yo sigo con mi tienda, que es algo que amo, con mi podcast, y tanto Univision como la producción de ‘Enamorándonos’ me han dicho que tengo las puertas abiertas para regresar cuando yo quiera”, aseguró.

Esto habla tan bien de Ana Patricia como de la producción del exitoso programa de Unimás. Aun así, es extraordinariamente valiente para una persona dejar el éxito por amor. No ese amor pasional que ciega y que nos hace tomar decisiones irracionales, sino ese amor por la familia. Afortunadamente para ella, ya había ejemplos de otras famosas que hicieron una pausa en su carrera, o la abandonaron completamente por sus hijos.

En el set de “Enamorándonos”.
(Unimás)

Un amor compartido

Una de las cosas que convirtió a Ana Patricia en una de las figuras más queridas de la televisión hispana de Estados Unidos es la generosidad con la que ha compartido su historia, sin morbo y sin explotación. Sus experiencias-como aquel divorcio-, los inicios de su relación con Luis Carlos Martínez (el hermano de la conductora Karla Martínez, quien en aquella época era su compañera en “Despierta América”), su boda, sus embarazos, el nacimiento de sus hijos y hasta la enfermedad y muerte de su padre fueron compartidos con el público.

Anuncio

“La relación que yo he podido desarrollar con la audiencia viene de que hablo de mis cosas como si estuviese conversando con mis amigas. Así lo hacía en la televisión y así lo hago en ‘Ana Patricia Sin Filtros’”, aseguró en referencia al podcast que hace para la plataforma Pitaya, en la que también tienen programas Alejandra Espinoza y José Eduardo Derbez, entre otros, y que se puede escuchar en los principales servicios de streaming.

Para reforzar su afirmación, la conductora cuenta que el episodio más exitoso hasta ahora “es en el que hablo de la diferencia de edad que tengo con mi marido”, al recordar que los separan nueve años.

Aunque la conversación podría verse como unidireccional, Ana Patricia asegura que sabe exactamente cómo su audiencia está recibiendo un tema, las cosas con las que se identifican y los desafíos que comparten en la vida. “Yo siempre les pido que se activen en la sección de comentarios y los leo con mucho detenimiento”, dijo.

La Vale formará parte de la cadena Estrella Tv con el show ‘La Máscara del Amor’

El regreso a clases

Como muchas mamás en este país, Ana Patricia está abocada actualmente a los preparativos para el inicio del año escolar. En Miami, donde vive con su familia, ya se acerca el primer día de clases, y ella está “disfrutando al máximo tener el tiempo de habernos ido de vacaciones, comprar con ellos lo que necesitan”.

La idea de estar en casa cuando regresen del colegio la emociona tanto que los ojos comienzan a brillarle cuando habla del tema. Cuando estaba en “Despierta América”, salía de casa en la madrugada, cuando Giulietta aun dormía. Desde que comenzó con “Enamorándonos”, en septiembre de 2019, solo veía a la niña antes de que esta saliera a las clases.

“A veces ni eso. Afortunadamente tengo otras formas de ingreso y me pude dar el lujo de dejar el programa para disfrutar y estar con mis niños. Yo soy de las que creen que uno siempre encuentra trabajo, pero los años de nuestros hijos pasan y no se recuperan”, indicó.

Es lo que pensaron Bibi Gaytán, Aracely Arámbula, Ximena Duque y Anahí, entre otras, cuando sus niños eran pequeñitos.

Otra imagen al lado de su familia.
(Alejandro Pedrosa / World Junkies)
Anuncio

Dueña de su tiempo

Ana Patricia confesó que hace unos días recibió una llamada en la que le preguntaron si estaba dispuesta a regresar a la televisión. “Mi respuesta fue positiva, pero siempre y cuando sea algo ocasional, que no me amarre de lunes a viernes. A mí me gusta poder decidir sobre mi tiempo. En este momento no quiero nada que limite las cosas que quiero o necesito hacer”, señaló.

Aseguró que estará muy pendiente del regreso de “Enamorándonos”, ahora con Karina Banda, en su lugar. “Allí siempre me trataron como a una reina. Siempre los voy a apoyar”, aclaró.

Por su puesto, la prioridad es su familia, pero también tiene su negocio, la tienda online Beashion. “Me encanta todo lo que tiene que ver con la tienda. Estoy buscando un almacén más grande, porque hemos crecido muchísimo”, precisó. Además, está su podcast, “que me ha permitido mantenerme en contacto con mi gente de una forma más formal que en las redes”.

En pocas palabras, Ana Patricia tiene el plato lleno, y cuando los chiquitos vayan a la escuela habrá tiempo para más, pues no se ve como una de esas mamás que se pasan el día en el colegio. Para ella, el centro de todo lo que hace es “ser un ejemplo para mis hijos y la gente que me sigue. Lo importante es ser coherente con nuestros valores, y esa es la vida que llevo y que estoy mostrando”.