Anuncio
Share

Daddy Yankee regresa a los escenarios en exclusivo y lujoso show para 300 afortunados

El Big Boss había anunciado en la Billboard Latin Music Latin week su primer disco en 10 años
El Big Boss había anunciado en la Billboard Latin Music Latin week su primer disco en 10 años y una nueva etapa en su carrera fuera de la música.
(Alicia Civita)

Antes de haber sido premiado en los Premios Billboard, El Boss compartió con un reducido grupo de seguidores que vivieron la experiencia de muy cerquita

Daddy Yankee rompió su virginidad escénica post pandemia ante 300 personas que, a pesar de que parecían no ser necesariamente su público tradicional, vibraron durante una hora y corearon a viva voz los grandes éxitos del llamado Big Boss del reggaeton. La emoción era tal a ambos lados del escenario que toda la estructura del Faena Theatre, de Miami Beach parecía palpitar al beat de “Rompe”, “Dura” y, por su puesto, “Gasolina”.

Es algo común en los conciertos de Daddy Yankee, por supuesto, pero esta ocasión fue muy, pero muy diferente, pues la audiencia estaba compuesta en su mayoría por algunos de los personajes más poderosos de la industria de la música, no solo latina, hay que destacar. Las redes de radio, plataformas de streaming en audio y video, empresas de representación y manejo de artistas y las disqueras, grandes e independientes estaban bien representadas. Lo único que no había eran periodistas. Los Ángeles Times en Español tuvo acceso exclusivo. En resumen, el público era especial y muy conocedor de su música. Es decir, los presentes habían visto a todos y de todo y, sin excepciones, se rindieron a los pies de Daddy Yankee.

Con su nuevo sencillo ‘Problema’, Yankee logra superar las más de mil millones de reproducciones en las plataformas musicales

El show comenzó con ocho percusionistas vestidos como soldados de gala. Con largos sombreros blancos y sus respectivos penachos, se formaron para recibir el regreso a la música en vivo de uno de los padres del reguetón actual.

Anuncio

Daddy Yankee compartió con sus fans un día antes de recibir su merecido Premio Billboard Salón de la Fama.
(Alicia Civita)

“Estoy muy emocionado de estar aquí y de estar de fiesta con ustedes”, dijo el artista que se veía realmente entusiasmado. “Este es mi primer concierto desde la pandemia y no se pueden imaginar lo que estoy sintiendo”. La frase de sonrisa de oreja a oreja se queda corta para describir lo que transmitía la cara de Yankee. Tanto, que era posible ver en ella al Raymond Ayala, el hombre que rara vez se enfrenta al público. El Big Boss ha sido muy cuidadoso a la hora de separar su vida personal de la artística, pero le fue imposible esconder que por momentos se debió estar sintiendo como cuando estaba en su primer gran concierto masivo.

Vestido con un conjunto de pantalón y chaqueta hechos de un tejido de jean con brillo y una camiseta negra, unos lentes negros y el reglamentario “bling” de los artistas exitosos del género urbano (un reloj y varias cadenas con brillantes), Daddy Yankee mantuvo la energía en alto y demostró lo que lo ha colocado en el altar de los mejores de la música latina. Aunque han pasado dos décadas desde que transitaba las calles de Puerto Rico con sus “mix tapes” (cassettes caseros con su música) visitando disqueras y emisoras de radio que quisieran apoyar su música, su voz se mantiene impecable. Es más, parece magia la forma en la que suena exactamente en vivo como en sus grabaciones.

Natti Natasha lanza su segundo álbum en medio de grandes expectativas

Mientras hasta los detractores del reguetón en la industria coreaban sus canciones y movían la cabeza al ritmo del dembow, DY afirmó que “la estamos pasando todos increíble. Estoy feliz de que estemos de rumba juntos”. Y esa era la palabra perfecta para describir el ambiente, fue una rumba total y perfecta para cerrar la conferencia, que sirve de antesala a la ceremonia de entrega de los Latin Billboards que se entregaron el jueves y que se transmitió en vivo por la cadena Telemundo.

DY y su “Premio Billboard Salón de la Fama”
Horas antes de presentarse en la faena, el artista había dado una charla en la conferencia en la que anunció su primer álbum de estudio en 10 años y reveló que se está expandiendo en una nueva dirección en su vida artística.

“Soy el productor ejecutivo de un documental sobre la historia del reggaeton”, contó y sorprendió al decir que “probablemente esa es la nueva etapa, hacia la producción de documentales, series y películas. Ya estamos buscando proyectos en diferentes partes del mundo. Es para donde estamos llevando la corporación”. Eso y el desarrollo de su disquera Cartel Records, que describió como “una de las mejores ideas que he tenido”, pues es lo que le permite ser el dueño de todos los aspectos de su música, aunque para el próximo disco se ha asociado en la distribución porque “ya no tengo ganas de trabajar tanto”, reconoció entre risas.

Estas tres mujeres son las que se robaron el show en las conferencias de la Billboard Latin Music Week que se celebra en Miami

No es lo que parecía a los que lo vimos en su concierto con toda la fuerza del mundo para saltar y cantar “Calma”, “Métele al perreo”, “Problema”, “Lo que pasó pasó” y “Ella me levantó”. Obviamente, una hora no es suficiente para todos los grandes éxitos de Daddy Yankee. La única crítica que cabe del espectáculo es que supo a corto y dejó a todos con ganas de más. Para eso habrá que esperar hasta su próxima gira, pero es difícil imaginar otra ocasión en la que pueda disfrutar de su música en la intimidad y menos en un teatro tan hermoso como el Faena, con sus paredes forradas en brocado rojo y su candelabro gigante de cuentas de cristal. La combinación de la decoración extravagante no debería haber ido bien con el reggaeton, pero en el caso de Daddy Yankee, se sentía predestinada y una probada al estilo caviar del manjar que será su nueva música y conciertos.


Anuncio