Anuncio
Share

‘Jaripeo sin fronteras’ une generaciones mientras dignifica la cultura y tradición de la música mexicana

Jaripeo sin Fronteras regresó al Staples Center con un espectáculo que enaltece
Jaripeo sin Fronteras regresó al Staples Center con un espectáculo que enaltece y rescata las tradiciones de la cultura y la música mexicana.
(Armando García)

En medio de la celebración el ‘grandote’ de Zacatecas, acompañado de su hermano y sus hijos Ángela y Leonardo, le rindió un tributo a Vicente Fernández y pidió por la salud del ‘Charro de Huentitán’

Para Pepe Aguilar y su famiia musical, la fama y la fortuna no es realmente importante como lo es el mantener viva las tradiciones, la cultura y la música mexicana en los escenarios. “La pandemia me cambio la vida por completo, para mí el espectáculo tiene otro significado, ya no busco el dinero, la fama o el poder. Y mientras Dios me lo permita, seguiré dignificando nuestra cultura y nuestra tradición para que la música mexicana y el traje de charro sigan (presentes en los escenarios)”, dijo Pepe Aguilar ante las miles de almas que se congregaron este domingo en el Staples Center de Los Ángeles para disfrutar del esperado “Jaripeo sin Fronteras” que sigue recorriendo este país tras la pausa que originó la pandemia del COVID-19 en el mundo.

“Después de 10 años el reggaetón estuvo dándole y dandole, y está bien, pero ya estuvo. Ahora el regional mexicano ‘is Kicking ass again’“, señaló el hijo de las leyendas Antonio Aguilar y Flor Silvestre ante el aplauso de la fanaticada que estuvo compuesto por familias enteras, incluidos abuelos, padres, jóvenes y niños, uniendo varias generaciones en un mismo escenario.

Con el colorido, la energía y la mexicanidad que caracterizan sus espectáculos, los Aguilar le dieron rienda suelta a su espectáculo ‘Jaripeo sin Fronteras’ al convertir el imponente escenario del centro de Los Ángeles en un enorme palenque en el que participaron más de 150 personas entre nuevos artistas y personal de producción que hicieron de este espectáculo uno de los más vistosos y emblemáticos que se han realizado en este recinto desde que regresaron los eventos masivos en medio de la todavía no extinta, pero “controlada” pandemia del coronavirus.

Anuncio

A punto y en punto
El show se inició en punto de las 8pm con un intro que le daba la bienvenida a un enorme planta de nopal que brillaba en el centro de la arena del Staples y su alrededor destacaban tres danzantes que lucían atuendos prehispánicos y penachos aztecas. ¡Todo un espectáculo!

Un charro montando a caballo y portando la bandera de México apareció de pronto y de inmediato una mujer sobre un hermoso ejemplar equino apareció portando la bandera de los Estados Unidos, el país donde han crecido los hijos de Pepe: Aneliz, Ángela y Leonardo.

A ritmo del Mariachi Zacatecano, el primero en entonar su música fue Leonardo, quien apareció al lomo de su hermoso caballo llamado “El caporal”. “Estoy en casa, yo aquí crecí, desde los 7 años. Estoy en Los Ángeles. Me encanta hacer conciertos aquí porque termino y después me voy a mi casa”, dijo el heredero de los Aguilar antes de arrancarse con “El toro serrano”.

Luego al ritmo de Banda Azul Tequila, Leo deleitó a la fanaticada con un popurrí de Joan Sebastián con temas como “Amor limosnero”, “Sentimental” y el clásico del “Poeta del Pueblo”, “Más allá del sol”.

Pero eso no fue todo, Leonardo se bajó de su caballo y con guitarra en mano y recorriendo a pie sobre la arena le dio voz a su nuevo tema inédito “La quiero igualita” y lo hizo al estilo romántico sierreño.

Leonardo Aguilar abrió un espectáculo que duro tres horas y media.
(Armando García)

El repertorio continuó con “Chaparra de mi amor” y “Tragos de amargo licor”, el cual fue coreado por los fans a viva voz mientras disfrutaban de sus cervezas y tequilas desde sus asientos.

Al finalizar su intervención, Leonardo le dio paso a Tulga, un artista originario de Mongolia, quien mostró sus habilidades con un tronco de madera en llamas el cual se subió a los hombros, asombrando de esta manera al público que de inmediato aplaudió con fuerza sus malabares en el que incluyó a dos modelos que se subieron a otro tronco con dos columpios mientras él les daba un paseo por la arena. ¡Fue realmente asombroso!

Además del originario de Mongolia, el espectáculo cuenta con artistas de más de 10 nacionalidades, los cuales fueron tomando su turno en el show que además de música, le daba paso a otras actuaciones dignas de quitarse el sombrero.

Posteriormente la arena le dio la bienvenda a Antonio Aguilar Jr., quien lo hizo montado a caballo y luciendo el típico traje de charro. El mayor de los Aguilar deleitó a su fanaticada piezas tradicionales como “Gabino Barrera”, “Caminos de Guanajuato”, “Cuatro meses”, “Tristes recuerdos”, entre otras que fueron muy bien recibidas por grandes y chicos.

Jaripeo Sin Fronteras reunió a miles de personas en el Staples Center de Los Ángeles.
(Armando García)

Paso a los deportes de tradición
Luego siguió el turno para uno de los deportes nacionales más tradicionales de Mexico, la charrería, que no es más que práctica tradicional de las comunidades ganaderas mexicanas que inicialmente se utilizó para ayudar a los pastores que manejaban ganado de diferentes fincas a coexistir mejor. Luego, las técnicas se transmitieron a las generaciones más jóvenes dentro de las familias y hoy Pepe ha querido darle un espacio a esta tradición en su show “Jaripeo sin Fronteras”.

Tomás y Luis Garcilazo fueron los encargados de ejecutar suertes de alto grado de dificultad, con las que sorprendieron floreando la soga y haciendo filigranas, clinorinas a galope tendido, resortes y otras arriesgadas prácticas que dejaron con la boca abierta, literalmente, a más de uno.

Guillermo Sánchez, multicampeón nacional de México también sorprendió con su rutina, pero lo mejor fue su ejecución del “Paso de la muerte” con los ojos vendados y los aplausos de las miles de almas presentes. ¡Realmente fue sensacional!

Para darle variedad a la velada, “Jaripeo sin Fronteras” ha servido de plataforma a nuevos talentos que van entre los 15 y 17 años de edad, quienes forma parte de la plantilla de Machín Récords, la nueva compañía de Pepe Aguilar que se encarga de darle oportunidad a las nuevas generaciones de músicos que buscan preservar las tradiciones mexicanas.

Una de las que sorprendió fue Irany, la joven multiinstrumentista que viene causando sensación en cada una de las plazas que recorre “Jaripeo sin Fronteras”. La joven de gran caaisma toca el acordeón y acompañada de su hermano David, en el bajo sexto, interpretó un pegajoso huapango mientras eran apoyados por una batería y un bajo eléctrico. La joven artista debutó con éxito en el espectáculo que se realizó en Oakland, California el 17 de septiembre y luego repitió en Fresno, CA con el mismo resultado, por lo que en su participación en el Staples mostró una gran confianza sobre el escenario.

La joven cantante de 17 años lanza este viernes un disco que, de acuerdo a sus propias palabras, tiene todo lo que más le ‘gusta en esta vida’

La cumpleañera en directo
Ángela Aguilar quien hace una semana celebró sus 18 años de edad fue recibida de pie por la fanaticada y con sonoros aplausos. La joven cantante, nominada al Latin Grammy, es una de las artistas más reconocidas del género a pesar de su corta edad y es, sin duda, el rostro de las nuevas generaciones que está llevando de vuelta al regional mexicano al sitial de honor que en su momento fue opacado por los ritmos urbanos.

Como toda una jinete profesional, Ángela hizo su entrada triunfal sobre su atractivo ejemplar de color café llamado “Hollywood” para darle voz al éxito “La basurita” y luego al tema que hoy en día es uno de los más vistos y oídos en las plataformas digitales; “Ahí donde me ven”, el cual fue acompañado en los coros por las fanaticadas de todas las edades, aunque en honor a la verdad, fueron las miles de jovencitas que entonaron a toda garganta este tema con la que muchas se identifican y que se incluye en su álbum “Mexicana enamorada”.

En una entrevista previa que Los Angeles Times en Español tuvo con Ángela Aguilar, dijo que la interpretación de ese tema la hizo vivir cosas que aún a su edad no ha vivido, como el verse vestida con un traje blanco de bodas y llorando por un desamor.

Ángela Aguilar interpretó sus grandes éxitos, incluido "Ahí donde me ven", de su álbum "Mexicana enamorada".
(Armando García)

Como toda una diva, la heredera de Pepe fue cambiando de vestuarios durante su participación en la que incluyó la interpretación de temas como “Llorona”, en el que apareció una catrina y varios bailarines disfrazados de catrinas y catrines vestidos con el colorido de los trajes típicos mexicanos para darle contexto a su magistral interpretación.

El repertorio continuó con sus interpretaciones del éxito de Daniela Romo “De mí enamórate”, “Como la flor”, de Selena Quintanilla; y el mega éxito de las plataformas digitales “Dime cómo quieres”, el dueto que se apoderó del gusto de los mexicanos al lado del talentoso Christian Nodal, quien no estuvo presente, sino que se contó con su voz en playback.

Las emociones y el peligro en la competencia de monta de toros continuaron en el show, con la participación de un par de equipos de tres jinetes cada uno, con representanciones de Estados Unidos y de México, el cual fue aplaudido por los presentes.

Y luego de tres horas de espectáculo llegó el cierre a cargo de Pepe Aguilar, quien llegó montado en su caballo para arrancar su participación con el “Corrido de Los Pérez”. Por supuesto, el romanticismo del ‘Grandote de Zacatecas” no podía faltar con sus interpretaciones de “Directo al Corazón” y “Me vas a extrañar”, que deleitaron y pusieron a cantar a los corazones heridos que esa noche estaban presentes en la arena del Staples.

Pepe se acercó a su público e interactuó con ellos en más de una ocasión durante su actuación en el Staples Center.
(Armando García)

El Fantasma que ha compartido los micrófonos con Pepe en otra plaza no pudo llegar a Los Ángeles, pero igual Pepe interpretó en solitario el éxito “Tus desprecios”.

“Ni contigo, ni sin ti” a ritmo de cumbia, que grabó Pepe con Los Angeles Azules, también tuvo su momento en la velada y eso nos recordó que su acento “chilango” es auténtico ya que Pepe vivió en Iztapalapa durante 35 años.

El éxito de siempre “Acá entre nos” dio inicio a su sentido tributo a don Vicente Fernández, quien hoy sigue delicado de salud y luchando por su vida en un hospital de Guadalajara. “Vamos a enviarle las mejores vibras a don Vicente Fernández hasta Guadalajara”, dijo antes de darle voz a “Lástima que seas ajena” y “Hermoso cariño”.

Luego, tal y como lo hacía su difunto padre cuando él era pequeño, Pepe llamó al ruedo a su hijo Leonardo para cantar a dueto el tema “Nadie es eterno”. Luego llamó a Ángela, quien junto a su hermano cantó “Cuando dos almas” mientras en las pantallas aparecía un video con imágenes de las películas donde participaron sus abuelos Flor Silvestre y Antonio Aguilar, a manera de homenaje.

Ángela Aguilar deleitó al público sin importar las edades.
(Armando García)

De esta manera se cumplieron de tres horas y media de un espetáculo como ninguno hasta ahora en lo que va de pandemia. “Jaripeo sin Fronteras"es un espectáculo capaz de llevar a los presente abordo de un carrusel de emociones, donde la música es capaz de llevar a los presentes a una profunda melancolía y nostalgia que va caminando por el sendero de la alegría, la tristeza y el amor por la música mexicana.

Un espectáculo cargado de tradición, de emocionantes números artísticos y pruebas ecuestres llenas de peligro, de asombro y de muchop orgullo mexicano. En fin, un espectáculo cultural familiar único en su estilo que siempre valdrá la pena volverlo a ver.

Tommy Calle y Armando García contribuyeron en esta reseña

Jaripeo sin Fronteras

Pepe Aguilar junto a su hermano Antonio Aguilar Jr. y sus hijos Ángela y Leonardo deleitaron en el Staples Center

Video: Armando García


Anuncio