Anuncio
Share

Una fuerte ola de calor llega a la región de Los Ángeles, indicando que el verano está aquí

An aerial view of people scattered across a stretch of beach as waves roll in.
Los bañistas disfrutan de un día soleado en Newport Beach a principios de este año. Se espera que una ola de calor azote la región a partir del martes.
(Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

Se espera que una gran ola de calor con temperaturas récord azote el área de Los Ángeles esta semana, con las temperaturas más altas previstas para el martes y el miércoles.

“El verano ha llegado definitivamente”, dijo Rich Thompson, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional. El primer día oficial del verano es el 20 de junio.

La ola de calor se produce en medio de una persistente sequía, que aumenta el riesgo de incendios forestales. También se produce cuando la región se prepara para reabrir completamente las restricciones relacionadas con la pandemia el martes, y cuando la ciudad se prepara para reabrir algunas de sus piscinas a partir del lunes.

"¡Estamos preparando nuestras piscinas para el verano!”, tuiteó la semana pasada Parques de la ciudad. Todas las piscinas permanecieron cerradas el verano pasado debido a la pandemia.

Anuncio

El calor de esta semana llegará bajo un sol abrasador, con “muy pocas, si es que hay alguna, de esas nubes bajas y niebla a lo largo de la costa” que de otro modo podrían ayudar a refrescar la región, dijo Thompson.

El valle y las zonas del interior podrían ver temperaturas de tres dígitos. En Woodland Hills, el NWS está pronosticando un máximo de 109 grados el miércoles - que rompería un récord para esa fecha de 107 grados. Lancaster podría alcanzar los 111 grados, lo que empataría el récord de calor en ese poblado, expuso Thompson.

“Hay un alto potencial para romper algunos récords en toda la zona”, dijo.

Estará un poco más fresco a lo largo de la playa, pero no por mucho, y el NWS ha emitido una vigilancia de calor excesivo a lo largo de la costa del condado de Los Ángeles y en toda la región para el martes y el miércoles.

Anuncio

La vigilancia del calor está en efecto para las áreas del valle, los desiertos y en las montañas desde el martes hasta el viernes, dijo Thompson.

Se espera que el centro de Los Ángeles alcance los 96 grados el martes y baje a 92 el miércoles.

Thompson dijo que empezará a refrescar el jueves y el próximo fin de semana, pero que las temperaturas seguirán siendo superiores a la media para junio.

Debido al calor y la sequía, hay una mayor preocupación por los incendios durante la semana, señaló Thompson. Se estima que la humedad en la vegetación de la zona ya está en niveles que no se ven normalmente hasta mediados o finales de julio, dijo, y el calor que se avecina solo lo empeorará.

Anuncio

“Van a ser condiciones muy secas”, manifestó Thompson. “No va a haber ningún alivio en términos de frescura o humedad”.

Aconsejó a la gente que se mantenga alejada del calor si es posible y que vigile a los vecinos vulnerables.

Un respiro, no disponible el año pasado, serán las piscinas de la ciudad. La semana pasada la ciudad publicó una lista de 26 piscinas que abrirán, con algunos protocolos de COVID-19, el lunes.

La reapertura de las piscinas se produce un día antes de una reapertura mucho más amplia de California el martes, cuando se levantarán una serie de requisitos de distanciamiento físico y otros límites relacionados con la pandemia en los negocios.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio