Anuncio
Share
Internacional

Por presión de China, Apple retira una aplicación de monitoreo policial y protestas en Hong Kong

HKmap.live allows users to report police locations, use of tear gas and other details that are added to a regularly updated map.
HKmap.live permite a los usuarios informar la ubicación de la policía, el uso de gases lacrimógenos y otros detalles que se agregan a un mapa con actualización regular. Hay otra versión disponible para teléfonos inteligentes que usan el sistema operativo Android. (Associated Press)
(Associated Press)

Para las personas en Hong Kong enojadas por las tácticas utilizadas por la policía para disolver las protestas antigubernamentales, la aplicación HKmap.live es una herramienta pequeña pero útil.

Con actualizaciones en tiempo real, la app ayuda a alejar a los usuarios de posibles cargas policiales, gases lacrimógenos y controles de identificación.

Para Apple Inc., la cuestión resultó ser un problema.

Por presión de Beijing, este jueves la compañía eliminó la aplicación para teléfonos inteligentes de su tienda en línea.

Anuncio

La acción enojó de inmediato a algunos usuarios en la región, incluso a aquellos que no habían protestado en las calles en los últimos cuatro meses.

La compañía señaló en un comunicado que eliminó HKmap.live de su tienda de aplicaciones porque “se ha utilizado para atacar y emboscar a la policía” y “amenazar la seguridad pública”. “Los delincuentes la emplearon para victimizar a los residentes en áreas donde saben que no hay fuerzas del orden”, explicó Apple. “Esta aplicación viola nuestras pautas y leyes locales, y la hemos eliminado de la App Store”.

Una usuaria de teléfonos de Apple, Canny Ng, decidió vestirse de negro para expresar simpatía por los manifestantes, aunque con un bebé de seis meses en casa, sólo pudo seguir las marchas por televisión, no desde las calles.

La decisión de Apple “es inaceptable”, dijo la mujer, y agregó que lo pensará dos veces antes de comprar más productos de esa marca. HKmap.live es “bastante útil”, prosiguió. “Sólo quiero encontrar la manera de no ver a ningún policía, especialmente cuando visto de negro. Uno teme que, tal vez, quieran verificar su identificación”. La existencia de una aplicación de este tipo muestra que quizá “la mayoría de la gente de Hong Kong tiene mucho miedo de la policía hoy en día”, agregó.

Anuncio

Si bien ya no está disponible para su descarga, la aplicación aún funciona para usuarios que ya contaban con ella en sus dispositivos Apple. También funciona en teléfonos Android y en navegadores web.

Hasta el jueves por la noche, todavía mostraba ubicaciones de patrullas y actividades policiales.

Apple actuó bajo la presión de varios canales, incluido el periódico del Partido Comunista, People’s Daily, que en un artículo preguntó: "¿Apple guía a los matones de Hong Kong?”.

Acko Wong, empleado administrativo de 26 años, se burló de la sugerencia de que la aplicación ayudó a dar rienda suelta a los delincuentes. Para el joven, el argumento de que la app podía usarse para emboscar a la policía y enviar delincuentes a las áreas sin control “no tiene sentido”.

"¿Cómo emboscar a un grupo de policías con equipos como cascos y escudos?”, preguntó.

Wong descargó la aplicación para evitar el “peligro y el tráfico” durante las muchas batallas entre los manifestantes y las autoridades, que pusieron a Hong Kong al límite y desataron la prohibición gubernamental -exigible bajo pena de un año de prisión- de las máscaras faciales que muchos manifestantes usan para proteger su identidad. “Cuando sabes que hay muchos policías en esa área, temes que te arresten por usar una máscara o vestir de negro, o incluso por ser joven”, le dijo a AP.

Una cuenta de Twitter vinculada a la aplicación publicó una declaración para negar que la policía o los residentes de Hong Kong estuvieran en peligro. La app, señaló, recopila información de sus usuarios y fuentes públicas y no “solicita, promueve ni fomenta la actividad criminal”.

La agencia AP no pudo confirmar si la declaración fue dada a conocer por los desarrolladores.

Anuncio

La aplicación es una de las muchas tácticas utilizadas por los residentes de Hong Kong para mantenerse informados sobre la ubicación de las patrullas policiales y documentar el accionar de las autoridades. Ampliamente denunciado como de mano dura, el manejo de las protestas hizo colapsar el apoyo público a una fuerza policial que durante mucho tiempo se consideró una de las mejores de Asia.

Los usuarios también utilizan la aplicación de mensajería cifrada Telegram, para publicar ubicaciones y fotos de la policía.

Las protestas fueron provocadas por un plan gubernamental -ahora descartado- para permitir que los sospechosos criminales sean extraditados y juzgados en los tribunales controlados por el Partido Comunista en China continental. La cuestión se convirtió en una batalla más amplia para poner fin a la erosión de las libertades civiles y la autonomía de estilo occidental prometidas a la ex colonia británica cuando se reincorporó a China, en 1997.

La actual crisis está presionando a quienes hacen negocios con China, para tomar partido. La crítica de Beijing a Apple siguió a los ataques del gobierno, el pasado fin de semana en la Asociación Nacional de Baloncesto, sobre un comentario del gerente general de los Rockets de Houston, en apoyo a los manifestantes. La televisión estatal china canceló las transmisiones de juegos de la NBA.

El People’s Daily advirtió que la reputación de Apple con los consumidores chinos también podría sufrir. “La compañía necesita pensar profundamente este tema”, señaló el periódico.

Las marcas atacadas en el pasado por Beijing han sido objeto de campañas de prensa -que es totalmente controlada por el estado- para alejar a los consumidores o para realizar investigaciones disruptivas por parte de las autoridades fiscales y otros reguladores.

China es vital para los negocios de Apple. Se trata del segundo mercado más grande de esa empresa después de Estados Unidos, y el presidente ejecutivo, Tim Cook, considera que eventualmente se convertirá en el número uno.

Con sede en Cupertino, California, Apple también es un activo importante para China. La mayoría de sus iPhone y tabletas se ensamblan en fábricas chinas, que emplean a cientos de miles de personas. Además, proveedores chinos suministran componentes para las computadoras Mac Pro, que se ensamblan en Texas.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio