Anuncio
Share

La ‘casa milagro’, la única que la lava no sepultó en la isla española de La Palma | 5 videos

Lava procedente de una erupción volcánica rodean una casa en la isla de La Palma, en Islas Canarias, España.
(ASSOCIATED PRESS)

Entre erupciones, sismos y lava, una casa quedó intacta en Islas Canarias. Después apareció otra. Y otra más, De no creer, pues el volcán sigue activo, volátil, cinco días después de su erupción, produciendo explosiones y arrojando lava.

Muchas casas no tuvieron la misma suerte, informaron las autoridades. La lava ha destruido al menos 400 inmuebles en La Palma, muchas de ellas viviendas, en la parte occidental de la isla de 85.000 habitantes, precisó un programa de monitoreo de la Unión Europea.

La lava se extendía ahora por más de 180 hectáreas (casi 20.000 pues cuadrados) y que ha bloqueado 14 kilómetros (9 millas) de carreteras. Los isleños se ganan la vida principalmente con la agricultura y el turismo, y algunos pueden perder sus medios de vida.

El gobierno de la isla dijo que en la zona se han registrado 1.130 sismos en la última semana, cuando la cresta volcánica de Cumbre Vieja se remecía con explosiones de lava fundida.

En una visita a La Palma, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció un paquete de medidas para ayudar a que la isla se recupere y la gente pueda reconstruir su vida.

Anuncio

El gobierno español brindará ayuda para la reconstrucción de viviendas e infraestructura pública, como carreteras, redes de riego y escuelas, así como para relanzar la industria turística de la isla, dijo Sánchez.

No dijo cuánto dinero estaría disponible, pero aseguró que habrá más detalles luego de una reunión del gabinete la próxima semana.

La ceniza de las explosiones alcanzó los 4.500 metros (casi 15.000 pies) de altura, apuntó la Guardia Civil en un tuit. Las autoridades locales pidieron a la población que se proteja de las cenizas utilizando mascarilla.

Dos ríos de lava continuaban su avance colina abajo y los expertos dudan si llegarán a recorrer los aproximadamente 2 kilómetros (1,25 millas) que les quedan para llegar al mar debido a su lentitud.

Uno de los ríos se ha detenido casi por completo y el otro avanza a entre cuatro y cinco metros (yardas) por hora, añadió la Guardia Civil.

Ambos tienen al menos 10 metros (33 pies) de alto en su punta y están destruyendo casas, cultivos e infraestructuras a su paso.

Según los científicos, el flujo de lava podría durar semanas o incluso meses.

Las autoridades no han reportado víctimas a causa de la erupción. Los científicos habían estado monitoreando la actividad volcánica y advirtieron sobre una posible erupción, lo que permitió desalojar a tiempo a cerca de 7.000 personas.


Anuncio