Advertisement

¿Quién ordenó el asesinato de Marielle Franco? A un año de su muerte, Brasil le sigue llorando

¿Quién ordenó el asesinato de Marielle Franco? A un año de su muerte, Brasil le sigue llorando
La concejala de la ciudad de Río de Janeiro, Marielle Franco, dirige una sesión del consejo en Río el 28 de noviembre de 2017. Franco fue asesinada a tiros hace un año. (MARIO VASCONCELLOS / AFP / Getty Images). (Getty Images)

Un año después de los asesinatos de Marielle Franco, concejal de la ciudad de Río de Janeiro, y su conductor, Anderson Gomes, la policía arrestó a dos ex policías militares sospechosos de estar involucrados en los disparos, pero aún tienen que descubrir quién les dio la orden.

Ronnie Lessa, un oficial retirado sospechoso de haber realizado los disparos, y Elcio Vieira de Queiroz, quien fue expulsado de la fuerza policial y acusado de conducir el vehículo utilizado en el tiroteo, fueron arrestados el pasado martes.

Advertisement

El uso de detectores de metal ayudó a la policía a encontrar un arma en la casa de Lessa. Los oficiales también encontraron piezas de 117 rifles sin montar, tres silenciadores y 500 cartuchos de municiones en la casa de un amigo de la infancia del presunto tirador. Fue el mayor decomiso de armas en la historia de Río.

El pasado miércoles se llevaron a cabo otras 16 órdenes de registro y tres personas fueron interrogadas. Los fiscales también notaron que había evidencia de que el tiroteo fue planeado metódicamente durante tres meses antes de que se llevara a cabo.

Advertisement

"Es indiscutible que Marielle Franco fue ejecutada por su actividad política en defensa de las causas que defendió", dijo el comunicado.

La víspera de su muerte, Franco cuestionó en Twitter la participación de la policía en el asesinato de un joven en la favela de Acari.

"Otro homicidio de un joven que podría ser acreditado a la policía. Matheus Melo estaba saliendo de la iglesia cuando fue asesinado. ¿Cuántos más tendrán que morir para que termine esta guerra? ", escribió.

Franco también participó, una década antes, en una investigación de la legislatura estatal sobre grupos paramilitares, a menudo compuesta por oficiales de policía y conocida por controlar grandes porciones del estado de Río. El mes anterior a su muerte, fue nombrada ponente de una comisión especial que serviría como vigilante de una controversial intervención federal en la seguridad pública de Río.

Advertisement

El oficial, Giniton Lages, dijo durante una conferencia de prensa relacionada con los arrestos de Lessa y Queiroz que la investigación ahora entraría en su segunda fase y continuaría la búsqueda de los responsables de ordenar el asesinato de Franco y la razón del crimen, que se sospecha es por motivos políticos. Los detalles de la operación masiva, dijo, se mantendrían en secreto, pero aún no se han descartado líneas de investigación.

Margaret Huang, directora ejecutiva de Amnistía Internacional de EE.UU, izquierda, la directora de Amnistía Internacional de Brasil, Jurema Werneck y la madre de Marielle Franco, Marinete Silva, sostienen carteles que dicen "¿Quién mató a Marielle?" (Antonio Lacerda / EPA / Shutterstock).
Margaret Huang, directora ejecutiva de Amnistía Internacional de EE.UU, izquierda, la directora de Amnistía Internacional de Brasil, Jurema Werneck y la madre de Marielle Franco, Marinete Silva, sostienen carteles que dicen "¿Quién mató a Marielle?" (Antonio Lacerda / EPA / Shutterstock). (Los Angeles Times)

Poco después de los arrestos del pasado martes, se compartió una fotografía en las redes sociales que supuestamente mostraba al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con Queiroz, sospechoso de conducir el automóvil durante los asesinatos. Esa misma tarde, Bolsonaro se refirió a la foto como una coincidencia.

"Hay fotos mías con miles de oficiales de policía", dijo el ex capitán del ejército.

La policía también confirmó que uno de los hijos de Bolsonaro, salió alguna vez con la hija del presunto tirador, Lessa, que es propietario de una casa en la misma calle que la del presidente, pero dijo que no sospechaban que la relación tuviera algún vínculo con los asesinatos. Bolsonaro negó conocer a Lessa, diciendo que no socializa con sus vecinos.

El asesinato de Franco provocó la indignación en todo Brasil y en el mundo, creando un flujo internacional de apoyo para la familia y los amigos de la concejal asesinada. Organizaciones como Human Rights Watch y Amnistía Internacional condenaron los asesinatos de Franco y Gomes. Las protestas para exigir que los responsables de su muerte sean llevados ante la justicia se llevaron a cabo en ciudades de todo el mundo, como Nueva York, París, Londres y Lisboa. La foto de Franco todavía se muestra en frente del Ayuntamiento de París y la ciudad actualmente está considerando nombrar una calle en su honor.

Las imágenes de Franco, algunas mostrando su amplia sonrisa, otras que recuerdan un incidente en el que insistió ser escuchada, durante una reunión del Ayuntamiento, también pueden verse en todos los rincones de Brasil. Durante las celebraciones del Carnaval de este año, las escuelas de samba Mangueira y Unidos da Vila Isabel, le rindieron homenaje y se escucharon los gritos con la frase "¿Quién mató a Marielle y Anderson?" en las marchas del Día Internacional de la Mujer.

El pasado jueves, a un año de sus muertes, miles se preparaban para protestar nuevamente.

"Marielle nos mostró que si nos unimos y alzamos nuestra voz, podemos hacer cualquier cosa", dijo Thalita Sousa, una cajera de 23 años que planea asistir a la marcha en Sao Paulo. "Ella hizo eso por nosotros y tenemos que seguir haciéndolo por ella y por Anderson. Necesitamos obtener justicia para ambos".

Advertisement

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement