Advertisement

Fuerzas venezolanas abren fuego contra civiles en un enfrentamiento por la entrega de ayuda. Hay una persona muerta

Fuerzas venezolanas abren fuego contra civiles en un enfrentamiento por la entrega de ayuda. Hay una persona muerta
Un soldado brasileño conduce un tractor con un remolque cargado con ayuda humanitaria para Venezuela en una base aérea en Boa Vista, cerca de la frontera con Venezuela, el 22 de febrero. (Nelson Almeida / AFP/Getty Images) (Getty Images)

Soldados venezolanos abrieron fuego este viernes contra un grupo de civiles que intentaban mantener abierto un segmento de la frontera sur con Brasil para la entrega de ayuda humanitaria, lo que provocó múltiples heridos y la primera fatalidad de una operación masiva de oposición destinada a entregar ayuda internacional a este devastado país sudamericano, según testigos presenciales y líderes comunitarios.

A las 6:30 a.m. hora local, un convoy militar se acercó a un puesto de control establecido por una comunidad indígena en la aldea sureña de Kumarakapai, ubicada en la arteria principal que une Venezuela con Brasil.

Advertisement

Cuando los voluntarios trataron de bloquear los vehículos militares parándose frente a ellos, los soldados comenzaron a disparar rifles de asalto, hiriendo al menos a 12 personas, cuatro de ellas gravemente. Una mujer, Zorayda Rodríguez, de 42 años, murió.

"Le pregunto a las fuerzas armadas si es constitucional que disparen contra indígenas desarmados", dijo Jorge Pérez, concejal de Gran Sabana, distrito donde se encuentra el pueblo, quien dijo que estaba presente cuando los soldados abrieron fuego. "¿Es constitucional matar a los indígenas?"

Advertisement

Al menos 30 vecinos salieron a las calles después de los tiroteos, secuestrando a tres soldados, según Carmen Elena Silva, de 48 años, que se había unido a la barricada, y George Bello, vocero de la comunidad indígena.

"La mayoría de la gente apoya la entrada de ayuda humanitaria, y queremos mantener nuestra frontera abierta", dijo Silva. "Esto es ayuda, no una guerra... Cada día están muriendo más niños".

Un portavoz del Ministerio de Comunicaciones de Venezuela dijo que aún no podía hacer comentarios sobre el incidente.

La comida no es sólo una necesidad extrema en Venezuela, sino que se ha convertido en una herramienta política importante.

Advertisement

Los activistas pertenecen a la tribu indígena Pemones que se ha unido al esfuerzo de la oposición, el sábado, para recaudar la ayuda donada por Estados Unidos y otros países de naciones limítrofes.

La ayuda viene de naciones que han exigido la renuncia del presidente Nicolás Maduro, y su gobierno ha ordenado un bloqueo total de la ayuda y ha enviado a los militares para reforzar las fronteras de Venezuela.

El incidente, es al parecer, la confrontación más violenta hasta ahora en una operación aún en desarrollo, que ha visto a miles de voluntarios tratando de llegar a las naciones fronterizas para llevar la ayuda. Los líderes de la oposición temen más enfrentamientos el sábado, cuando los voluntarios tratarán de llevar ayuda a través de la frontera.

Anthony Faiola escribe para el Washington Post.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement