Anuncio
Share
México

Ola de violencia deja más de 20 muertos y autos incendiados en Ciudad Juárez

Incendian otros cuatro vehicul_918157.JPG
Entre el martes y miércoles fueron quemados 15 vehículos en Ciudad Juárez, hecho que se atribuyó al grupo delictivo Mexicles.
(AGENCIA REFORMA)

Una inusual ola de violencia golpeó a esta ciudad fronteriza con un saldo de 22 personas asesinadas en sólo tres días, siete de ellas calcinadas, además de 15 vehículos incendiados (10 camiones y 5 autos particulares) en diferentes puntos de la ciudad.

El lunes, el día que hombres armados asesinaron a 9 integrantes de la familia LeBaron, cuatro personas fueron ejecutadas en Juárez; el martes se reportaron 9 crímenes, y ayer miércoles sumaron otros 9 homicidios violentos.

En esos tres días se registraron además 19 crímenes adicionales en diferentes municipios del estado, con lo que suman en total 41 los casos reportados en Chihuahua, entidad gobernada por el panista Javier Corral.

La periodista Anabel Hernández asegura que la violencia que afecta a México empezó a gestarse con la complicidad del gobierno

Autoridades identificaron al grupo delictivo Los Mexicles, grupo armado del Cártel de Sinaloa, como responsable del incendio de vehículos.

Anuncio

Ayer cuatro personas resultaron lesionadas tras ser quemado el camión de transporte de personal en el que se trasladaban en el cruce de avenida Tecnológico y El Granjero, en Ciudad Juárez.

Un camión fue incendiado en la carretera Juárez-El Porvenir, en la entrada del poblado de Loma Blanca, en el Valle de Juárez, sin que se reportaran personas lesionadas. Además la Fiscalía del Estado reportó el hallazgo de nueve individuos ejecutados.

La mañana de este jueves en la comunidad mormona de La Mora, en el norteño estado de Sonora, se llevaron a cabo los primeros funerales de las víctimas de la masacre que este lunes cobró la vida de nueve personas, seis mujeres y tres niños, por parte de narcotraficantes.

Ayer en conferencia de prensa encabezada por mandos de seguridad, señalaron que el incendio de los camiones fue un distractor por parte de un grupo criminal debido a que se realizaba una revisión en el Cereso Estatal número 3, en esta frontera.

Mientras tanto, para evitar una redada en una importante prisión estatal que iban a realizar 850 elementos de seguridad local, estatal y federal de México, un grupo de reos orquestó una ola de caos afuera de la cárcel de Ciudad Juárez.

Anuncio

Diez personas fallecieron en varios incidentes ocurridos en la ciudad el martes por la noche y miércoles por la mañana mientras los criminales trataban de crear una distracción o presionar a las autoridades para que pusieran fin a la redada, informaron funcionarios.

Por lo menos ocho de las muertes están vinculadas al tema de distracción, según Jorge Nava, fiscal estatal de Chihuahua, donde se encuentra Ciudad Juárez.

Cuatro hombres que fueron detenidos por los actos violentos señalaron que les pagaron con metanfetamina para causar el caos, dijo Nava durante una conferencia de prensa el miércoles. Quemaron 10 autobuses _incluido uno que llevaba a bordo a trabajadores de una planta de ensamblaje_ y cinco automóviles particulares. Algunos de los trabajadores sufrieron quemaduras cuando trataron de escapar del camión.

El alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada Alvídrez, dijo que los reclusos probablemente se dieron cuenta que iba a haber una redada debido a que dos aviones cargados de policías federales habían llegado a la entidad.

La prisión estatal en Juárez está sobrepoblada, albergando a más de 3.000 prisioneros. Entre otros problemas, en esta cárcel escasea el personal de seguridad, tiene malas condiciones de higiene y está plagada de actividad criminal, de acuerdo con el reporte de este año de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México.

El jueves, las fuerzas de seguridad seguían trabajando dentro de la prisión, pero no habían informado lo que encontraron.

Las autoridades no proporcionaron detalles sobre las muertes. Pero la violencia que se desató como respuesta al operativo del gobierno asemejó a lo ocurrido en Culiacán el 17 de octubre que tuvo como consecuencia la liberación del hijo del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Anuncio


Anuncio