Anuncio
Share

Presidente de México dice que elaboró “testamento político”

ARCHIVO - El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador
ARCHIVO - El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante una reunión con la vicepresidenta Kamala Harris en su oficina en el edificio de la Oficina Ejecutiva Eisenhower en el complejo de la Casa Blanca, el jueves 18 de noviembre de 2021, en Washington. El presidente López Obrador anunció el lunes 10 de enero de 2022 que se ha contagiado de COVID-19 por segunda vez, mientras las infecciones por coronavirus aumentan en México y las pruebas del virus se vuelven escasas. (AP Foto/Alex Brandon, Archivo)
(Alex Brandon / Associated Press)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habló con inusual franqueza sobre su salud el sábado, reconociendo que pasó la noche en un hospital de Ciudad de México después de someterse a un cateterismo cardíaco el viernes.

López Obrador dijo que había preparado un “testamento político” que se abriría en caso de que muriera para orientar a sus seguidores, pero añadió que “no va, creo yo, a necesitarse”.

El mandatario, de 68 años, dijo que sus médicos se habían preocupado, al parecer por una posible obstrucción de sus arterias, después de que se sometiera a una prueba de esfuerzo hace un par de semanas. Estaba previsto que se sometiera al cateterismo entonces, pero contrajo COVID-19 y el procedimiento tuvo que ser suspendido.

López Obrador dijo que el cateterismo — en el que se introduce un pequeño tubo flexible en un vaso sanguíneo — encontró que “están bien las arterias, no había ninguna obstrucción”.

No obstante, añadió que había hecho preparativos como el testamento en caso de morir. No reveló lo que dice el documento.

Anuncio

Debido a que López Obrador construyó su partido Morena en gran medida él mismo, y es abrumadoramente su figura central, ha habido preocupaciones de que podría tratar de seguir dirigiendo el país después de que su único mandato permitido termine en 2024.

López Obrador ha dicho que se retirará de la vida pública y regresará a su rancho en el sur de México en 2024.

El presidente acababa de volver a la vida pública esta semana tras pasar una semana de aislamiento por su segunda infección de COVID-19 en un año.

En 2013, López Obrador sufrió un infarto y tiene la presión arterial alta.


Anuncio