Anuncio
Share

El qué y porque desde Washington: La Vergüenza Nacional

ARCHIVO - En esta foto del 19 de marzo del 2021, flores, velas y carteles son vistos
En esta foto del 19 de marzo de 2021, flores, velas y carteles son vistos en un memorial improvisado para las víctimas de un tiroteo en Atlanta, Georgia, que dejó muertas a seis mujeres asiáticas. (AP Foto/Candice Choi)

Piénselo por un momento, el presidente Joe Biden tiene razón; 149 masacres a tiros en solo 3 meses y medio son una “Vergüenza Nacional”.

La fuente de este trágico número de instancias, en que un arma de fuego le quitó la vida a más de 4 personas y al agresor, es la organización llamada, “Gun Violence Archives” y claro, a nosotros se nos ocurrió lo mismo que a usted; ¿y esta gente, es legítima?

¿Que tal si exageran para que Estados Unidos prohíba las armas de fuego?

No serían los primeros y seguro, tampoco los últimos.

Anuncio

Con mi grupo, nos pusimos a buscar si esta organización es legítima; en qué forma obtiene sus datos, y sobre todo a qué intereses sirve. Después de rascar en muchos sitios y hablar con organizaciones de noticias, le tengo que reportar que no pudimos encontrar a quien los acuse de cabildear por razones políticas. Tampoco encontramos exageraciones directas en sus reportes.

“Gun Violence Archives” tiene más de 7.500 fuentes de información, entre departamentos de policías, y medios de información. Si, esto es como una simbiosis, nosotros los necesitamos a ellos y ellos nos necesitan a nosotros. El problema es que los medios nos hemos acostumbrado tanto a la violencia de las armas, que muchas veces estos asesinatos ya ni noticia son -depende del día, del resto de información que haya y del número de muertos. El uno de octubre de 2015, el presidente, Barack Obama, nos lo increpó en la sala de prensa en la Casa Blanca … “Mi respuesta a estos tiroteos masivos, dijo entonces, son ya rutina, sus reportes en las noticias son rutina. El país ya está entumecido al oír de estas muertes, ya no siente nada”.

Pero este fin de semana las estadísticas sí nos pegaron en la cara, en 2020 las armas de fuego causaron en EE.UU, 43.552 muertes. Hubo 19.394 homicidios, 24.156 suicidios, 39.343 heridos de bala y 610 tiroteos masivos.

Este año, el 16 de abril, Brandon Hole, un adolecente de 19 años, mató a 8 personas en Indianápolis, y luego se voló los sesos. Su familia había denunciado sus problemas mentales y la policía local ya le había recogido una escopeta. Indiana con otros 16 estados y Washington D.C. tienen leyes locales llamadas “red flag”, que permiten a las cortes de justicia confiscar armas de fuego temporalmente, e incluso les da a los jueces la capacidad de prohibir a una persona comprar armas, pero la burocracia está en todas partes y Brandon pudo comprar dos rifles de alto poder, porque su nombre no estaba en la lista de “bandera roja” del estado de Indiana.

Anuncio

Así, entre el inicio de marzo y la mitad de abril hubo 78 matanzas a tiros en EE.UU.

El viernes el presidente se refirió a estas cifras diciendo que son una vergüenza nacional, usted esperaría que de inmediato en las prioridades de su gobierno quedarán listadas en primerísimo lugar las formas de evitar estas muertes pero… ¡Oh, sorpresa! La vergüenza nacional no está enlistada en las prioridades de la Casa Blanca.

En inglés y en español, la página web de la Casa Blanca enlista sus prioridades:

COVID-19, Clima, Equidad Racial, Economía, Servicios de Salud, Inmigración y la Restauración de la Posición Global de Estados Unidos.

Anuncio

Y… ¿que pasó con la “Vergüenza Nacional”?

La Casa Blanca solo dice que… “El presidente Biden tomará acciones para impulsar”… “los valores estadounidenses y los derechos humanos”.

Pregunté en Washington a la gente que sabe y la mejor respuesta que me dieron fue, “Joe Biden no va a gastar su capital político en una batalla que no puede ganar”.

¡Madres!... Una batalla que el presidente del país más poderoso de la Tierra no puede ganar.

Anuncio

Ahora si perdimos la inocencia.

Vea usted aquí debajo:

117th CONGRESS

1st Session

Anuncio

H. R. 8

AN ACT

“To require a background check for every firearm sale”

Es la propuesta de ley que el 11 de marzo fue aprobada en la Cámara de Representantes obligando a quien venda un arma de fuego a usar los servicios gratuitos del gobierno para, en minutos, hacer una revisión de los antecedentes criminales y mentales del comprador. Solo eso… ninguna violación a nuestros derechos de estadounidenses. Pero el senado se opone.

Anuncio

Ahora déjeme contarle de Lucy McBath, una congresista del 6o. distrito de Georgia que fue aeromoza 30 años, hasta que en noviembre de 2012 un loco mató a balazos a su hijo.

Jordan Davis estaba cargando gasolina, cuando al agresor, que también cargaba gasolina, se le ocurrió que el volumen de la música en el auto de los jóvenes tocaba muy recio. Por esa razón sacó una pistola y disparó 10 veces contra el auto. Jordan Davis, hijo de la congresista, recibió tres de esos tiros y murió ahí mismo. Lucy McBath se hizo miembro del Congreso solo para prevenir que otras familias sufran el mismo dolor. No es la primera vez que alguien viene al Congreso a cambiar la cultura de las armas después de perder a un familiar. Todos los anteriores fracasaron. Hace 25 años que el Congreso de este país no emite legislación importante relativa a las armas de fuego.

Piense en lo que el presidente dijo el viernes. Biden no se refería solo a las altas cifras de muertos, hablaba de la insensibilidad de todos nosotros a estas muertes, de los legisladores aceptando dinero de los fabricantes de armas de fuego. Biden hablaba también de las familias que no denuncian a sus locos para evitar que compren armas de fuego.

Quizá usted opine distinto, pero yo diría que todos somos y hemos sido cómplices de “La Vergüenza Nacional”.


Anuncio