Anuncio
Share
Política

Trump despide a John Bolton, su principal asesor de seguridad nacional

John Bolton
John Bolton habla con reporteros fuera de la Casa Blanca el 1 de mayo.
(Evan Vucci/Associated Press)

El presidente Trump dijo el martes que había despedido al asesor de seguridad nacional John Bolton, anunciando en un tweet que le había dicho el lunes por la noche que “sus servicios ya no son necesarios” después de que los dos se habían enfrentado repetidamente sobre prioridades y decisiones de política exterior.

La abrupta expulsión del tercer asesor de seguridad nacional de Trump se produce cuando la Casa Blanca se enfrenta a una serie de difíciles desafíos, entre ellos la cancelación de las conversaciones de paz con los talibanes en Afganistán, su guerra comercial con China, su campaña de “presión máxima” contra Irán y sus intentos, aún infructuosos, de convencer a Corea del Norte de que renuncie a su arsenal nuclear.

El FBI ha despedido al agente Peter Strzok, quien ayudó a dirigir la investigación del buró sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016, luego de que los funcionarios descubrieron que había enviado mensajes contra Trump.

Aunque el primer mandatario dijo que nombrará a un nuevo asesor de seguridad nacional la próxima semana, la última reorganización de alto nivel en la Casa Blanca planteó nuevas dudas sobre la política exterior de la administración de Trump, y el control de su propio personal, a medida que se acerca a su campaña de reelección.

Como sucede a menudo bajo Trump, hubo confusión inmediata en cuanto a la secuencia de eventos, y si Bolton había renunciado o había sido despedido.

Anuncio

Trump tweeteó alrededor del mediodía del lunes que había informado a Bolton de su decisión “anoche”, añadiendo: “No estoy de acuerdo con muchas de sus sugerencias, al igual que otros miembros de la Administración”.

“Le pedí a John su renuncia, que me fue entregada esta mañana. Le agradezco mucho a John por su servicio”, dijo.

Pero Bolton contradijo esa secuencia de eventos, poniendo en duda si los dos hombres tuvieron una discusión cara a cara sobre el despido, algo que Trump ha evitado al hacer otros cambios importantes en el personal.

Anuncio

“Me ofrecí a renunciar anoche y el presidente Trump dijo: ‘Hablemos de ello mañana’”, dijo Bolton en Twitter unos 10 minutos después del anuncio de Trump.

Como es típico en Trump, los intercambios se desarrollaron en Twitter y en Fox New. La Casa Blanca, envió un mensaje de texto al presentador de Fox News, Brian Kilmeade, mientras estaba en el aire.

Poco antes de destituir a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, el presidente Trump dijo que tomaría un enfoque aún más “severo” en las políticas fronterizas que durante los últimos dos años, y que según su propia evaluación, no habían disuadido a los inmigrantes.

“John Bolton me acaba de enviar un mensaje de texto, justo ahora”, dijo Kilmeade al aire. "Él dijo : ‘Seamos claros, yo renuncié'".

Menos de una hora antes, la Casa Blanca había notificado a los periodistas que Bolton aparecería a la 1:30 p.m. en una reunión informativa con dos funcionarios del gabinete.

El anuncio de Trump fue un shock, a pesar de que el creciente aislamiento de Bolton y su falta de influencia en asuntos de política exterior no eran ya un secreto dentro de la Casa Blanca.

Bolton, un prominente ‘halcón’, fue nombrado en abril de 2018 y duró casi un año y medio en el cargo, abogando por posturas agresivas hacia Irán, Corea del Norte y Afganistán.

Bolton también tomó la delantera sobre Venezuela, asegurando a Trump que su presidente socialista Nicolás Maduro podría ser destituido fácilmente de su cargo. En una rueda de prensa, Bolton se paró con un cuaderno de notas visible a las cámaras en el que había garabateado una línea de “5.000 soldados a Venezuela” que parecía ser una amenaza de una incursión de Estados Unidos.

Anuncio

Trump invirtió capital político en el proyecto, dando la bienvenida a figuras de la oposición venezolana en el Despacho Oval y declarando el reconocimiento del líder de la oposición, Juan Guaidó, como el presidente legítimo del asediado país. Pero nueve meses después, Maduro no se ha movido, la oposición se está tambaleando y toda la misión se ha estancado.

Aunque Trump apreciaba el duro discurso de Bolton, los dos a menudo chocaban al formular la política. Trump se postuló para presidente con una plataforma de reducir la participación en conflictos extranjeros, y consideró que Bolton estaba demasiado ansioso por utilizar la fuerza militar.

Cuando Trump hizo su dramático cruce hacia la zona desmilitarizada de Corea en junio, tomando de la mano al dictador norcoreano Kim Jong Un, Bolton había sido enviado a Mongolia. El secretario de Estado Michael R. Pompeo, la hija del presidente Ivanka y su yerno Jared Kushner estaban presentes, pero el asesor de seguridad nacional estaba a más de mil millas de distancia.

Las tensiones entre Bolton y otros miembros importantes del equipo de seguridad nacional de Trump, incluyendo a Pompeo, habían empeorado, ya que Bolton rechazó varias de las iniciativas del presidente.

Después de que Trump cancelara su propuesta de reunión el pasado fin de semana en Camp David con miembros del Talibán y del gobierno afgano, pronto surgieron historias de que Bolton se había opuesto firmemente a la cumbre y al propuesto acuerdo de paz con los Talibanes.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio