Anuncio

Los demócratas evalúan la impugnación y el efecto que podría tener en los primeros 100 días de Biden

President-elect Joe Biden receives his second dose of the coronavirus vaccine in Newark, Del., on Monday.
El presidente electo Joe Biden recibe su segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus en Newark, Del., el lunes, el mismo día que los legisladores de la Cámara pusieron en marcha los planes para impugnar al presidente Trump por segunda vez.
(Susan Walsh / Associated Press)

Los líderes de la Cámara de Representantes pusieron en marcha planes para impugnar al Presidente Trump por segunda vez, con una votación tan pronto como el miércoles.

Los líderes de la Cámara de Representantes pusieron en marcha planes para impugnar al presidente Trump por segunda vez, con una votación este miércoles, mientras el presidente electo Joe Biden y los líderes del Congreso evalúan cómo llevar a cabo un juicio del Senado a finales de este mes sin descarrilar la agenda de la nueva administración.

Las discusiones resaltaron la urgente, pero difícil, tarea que enfrentan los demócratas mientras se preparan para tomar el poder la próxima semana: cómo responsabilizar a Trump por su papel en incitar la invasión del Capitolio la semana pasada, mientras que simultáneamente se lanza la nueva administración de Biden en medio de una crisis económica y de salud pública, con una continua amenaza de violencia.

Los demócratas dijeron que confían en tener los votos necesarios para aprobar el artículo de destitución presentado el lunes por los representantes David Cicilline (D-R.I.), Ted Lieu (D-Torrance) y Jamie Raskin (D-Md.). Solo tiene un cargo: incitación a la insurrección.

“Donald John Trump se involucró en altos crímenes y delitos menores al incitar intencionalmente a la violencia contra el gobierno de Estados Unidos”, dice el artículo. “Amenazó la integridad del sistema democrático, interfirió en la transición pacífica del poder y puso en peligro una rama coordinada del gobierno. De este modo, traicionó su confianza como presidente, en perjuicio manifiesto del pueblo de EE.UU”.

Anuncio

Con 213 miembros de la Cámara de los Demócratas firmando como copatrocinadores el lunes por la mañana y otros que se han comprometido a votar por ello, la impugnación está asegurada. “Ahora tenemos los votos para la impugnación”, dijo Cicilline en Twitter.

Un puñado de miembros del GOP, incluyendo a los representantes Adam Kinzinger de Illinois y Peter Meijer de Michigan, han indicado que están considerando remover al presidente de su cargo. Otros calificaron el esfuerzo de los demócratas como divisorio.

“Debemos unirnos para curar nuestra nación, pero los últimos intentos de los demócratas de destituir al presidente nos dividirán aún más”, dijo el diputado Tom Emmer, presidente de la campaña republicana. “Es un esfuerzo motivado políticamente por Nancy Pelosi y los demócratas de la Cámara de Representantes que fracturará todavía más a nuestra nación en lugar de unirnos”.

Anuncio

Las perspectivas de un juicio en el Senado, sin embargo, son mucho menos claras. El líder de la mayoría, Mitch McConnell (republicano), dijo a sus colegas senadores la semana pasada que, según las reglas de la Cámara, iniciar un juicio antes de la inauguración requeriría un acuerdo unánime, lo cual es casi imposible.

El senador Charles E. Schumer (D-N.Y.), quien se convertirá en el líder de la mayoría el 20 de enero, está explorando si usar los poderes de emergencia para volver a convocar al Senado para permitir que el juicio comience inmediatamente después de que el artículo de la impugnación sea enviado al Senado.

Bajo una regla de emergencia aprobada después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, los dos principales líderes - actualmente Schumer y McConnell - pueden autorizar la reapertura del Senado. Aunque es poco probable que McConnell esté de acuerdo, la medida aumentaría la presión sobre él para que lo haga.

Incluso si Trump ya ha dejado el cargo, una condena podría llevar a que se le prohibiera presentarse de nuevo, aunque eso requeriría una segunda votación en el Senado. Varios senadores republicanos han hablado con ira sobre el papel del aún mandatario en la violencia de la semana pasada. Un juicio celebrado después de que el actual presidente deje el cargo podría mitigar las preocupaciones de los republicanos sobre la eliminación de un primer mandatario debidamente elegido. Pero se desconoce cuántos de ellos se unirían a los demócratas en la votación para condenar a Trump.

Anuncio

Nancy Pelosi dijo que intentarán obligar al vicepresidente Mike Pence y al gabinete a que retiren a Donald Trump del puesto al invocar la 25ta Enmienda constitucional

El problema para Biden es que esos procedimientos llevarán tiempo. Y parece probable que tome el cargo sin que pueda confirmar a los principales funcionarios del gabinete, rompiendo una tradición de décadas de conseguir al menos algunos altos funcionarios de seguridad nacional desde los primeros momentos de una nueva administración. Los republicanos, que seguirán presidiendo los comités del Senado hasta que los demócratas tomen la mayoría el día de la inauguración, no han programado audiencias para la mayor parte de los nominados de Biden.

El viernes, Biden expresó su preocupación de que un juicio del Senado pudiera interferir con la confirmación de sus nominados y el avance del nuevo paquete de ayuda y estímulo económico COVID-19 que planea. Durante el fin de semana, uno de sus más cercanos aliados en el Congreso, el representante James E. Clyburn de Carolina del Sur, planteó la idea de que si la Cámara de Representantes impugna a Trump, Pelosi (D-San Francisco) podría esperar 100 días para enviar la resolución de impugnación al Senado para el juicio y así despejar el camino para las prioridades de Biden.

Eso atrajo una fuerte oposición de otros Demócratas de la Cámara, y el lunes, Biden públicamente se alejó de ello.

Anuncio

Los demócratas de la Cámara de Representantes dijeron que cualquier retraso socavaba su argumento de que la presencia de Trump - junto con la posibilidad de más violencia por parte de sus partidarios - suponía una amenaza continua.

“Este hombre es un peligro cada día que permanece en el cargo”, dijo el representante Adam B. Schiff (D-Burbank) en “CBS This Morning”, en comentarios que reflejan la posición de los líderes de la Cámara.

La resolución de impugnación “debe ser transmitida inmediatamente al Senado”, manifestó Schiff, quien dirigió el esfuerzo de impugnación anterior hace un año.

Subrayando las preocupaciones, el Servicio de Parques Nacionales dijo que cerraría el Monumento a Washington por dos semanas a partir del lunes y, podría cerrar otras áreas por potenciales amenazas a la seguridad entre ahora y la inauguración del 20 de enero. El FBI advirtió a las fuerzas del orden de la posibilidad de que grupos de derecha realicen más manifestaciones en Washington o en las capitales de los estados.

Anuncio

Tres grandes empresas, incluida la conocida cadena de hoteles Marriott, van a suspender sus donaciones a los legisladores republicanos que esta semana trataron de frenar la confirmación de Joe Biden como próximo presidente.

El Departamento de Seguridad Nacional anunció el lunes que la seguridad para la inauguración comenzaría el miércoles en lugar de la semana que viene como estaba previsto. No mucho después, se informó que el Secretario de Interior en funciones, Chad Wolf, iba a renunciar.

Cinco personas murieron en el ataque del miércoles al Capitolio, incluyendo una partidaria de Trump que recibió un disparo de un oficial mientras participaba en el intento de derribar la puerta de la Cámara de Representantes, y un oficial de la Policía del Capitolio que, según se informa, fue golpeado con un extintor de incendios durante un enfrentamiento con la turba. El ataque retrasó varias horas el recuento formal de los votos electorales del Congreso que confirmaron la victoria de Biden.

Biden dijo que él y los líderes del Congreso habían discutido un plan bajo el cual el Senado podría dividir su día, utilizando “medio día en tratar la impugnación y medio día en conseguir que mi gente sea nominada y confirmada en el Senado, así como en avanzar en el paquete [de ayuda]”.

Anuncio

“Mi prioridad es conseguir - primero el proyecto de ley de estímulo aprobado y segundo empezar a reconstruir la economía”, comentó a los periodistas en Newark, Del., después de recibir su segunda vacuna contra el coronavirus.

Al mismo tiempo, dijo: “Creo que es de vital importancia que haya un enfoque real y serio para que las personas que se dedicaron a la sedición y amenazaron la vida de la gente, y dañaron la propiedad pública, - se les haga responsables”. “Esa es la opinión que tiene la gran mayoría de los demócratas y republicanos en el Congreso”, subrayó.

Más temprano ese día, los republicanos bloquearon a los demócratas de promulgar una resolución pidiendo al vicepresidente Mike Pence usar la Enmienda 25ª para destituir a Trump.

El representante Alex Mooney (R-W. Va.) objetó el intento de los demócratas de acelerar la resolución. Poco después, Pelosi llamó a los miembros de la Cámara de Representantes a Washington para votar la medida el martes por la noche.

Anuncio

Mooney, en una declaración, dijo que se oponía a la promulgación de la medida sin ningún debate, pero no comentó si se oponía a la idea de tratar de destituir al presidente.

Aunque la resolución no obliga a Pence, los demócratas esperan que aumente la presión sobre el vicepresidente y los republicanos de la Cámara para que utilicen la enmienda, por la que hasta ahora han mostrado poco entusiasmo.

“Tenemos un presidente que la mayoría de nosotros cree que participó en el fomento de una insurrección, un ataque a este edificio y a la democracia, y trató de subvertir el conteo de la boleta presidencial”, dijo el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny H. Hoyer (D-Md.).

La Enmienda 25ª establece el procedimiento para destituir a un presidente incapacitado o no apto. La resolución de la Cámara pide al gabinete de Pence y Trump que use la enmienda “para declarar lo que es obvio para una nación horrorizada: ‘Que el presidente es incapaz de cumplir con éxito los deberes y poderes de su cargo’”.

Anuncio

Si Pence no invoca la enmienda, los demócratas dicen que harán una votación sobre la impugnación. Sería la segunda impugnación de Trump, después de la de 2019 por su presión a los funcionarios del gobierno ucraniano para que investiguen a Biden. Ningún presidente estadounidense ha sido impugnado dos veces.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí


Anuncio