Share
Política

La pregunta de ciudadanía podría incluirse en el censo 2020 luego de que Trump diera marcha atrás a la decisión

fair

Un grupo de manifestantes se reúnen frente a la Corte Suprema el 27 de junio en espera de una decisión sobre el intento de la administración Trump de añadir una pregunta sobre la ciudadanía al censo de 2020. (J. Scott Applewhite / Associated Press)

(Associated Press)

La administración Trump revirtió de nuevo el curso en el controvertido tema de poner una pregunta sobre ciudadanía en el censo de 2020, ya que los abogados del Departamento de Justicia le dijeron a una corte federal el miércoles que habían sido “instruidos” para tratar de encontrar una manera de añadirla, a pesar de las declaraciones de la administración el martes de que estaban renunciando al esfuerzo.

El Departamento de Comercio, que supervisa la Oficina del Censo, dijo el martes que comenzaría a imprimir formularios sin la pregunta de ciudadanía, retirándose de la batalla legal.

El gobierno se estaba quedando sin tiempo para comenzar a imprimir los millones de formularios, y las órdenes judiciales siguen impidiendo que la administración añada una pregunta en todos los formatos donde se pregunta si los miembros de la familia son ciudadanos estadounidenses.

Pero el presidente Trump, en un tweet el miércoles, dijo que los informes de que había renunciado a la lucha eran “incorrectos o, para decirlo de otra manera, FAKE (falsa)”.

Un funcionario de la Casa Blanca se negó a comentar lo que significaba el tweet de Trump y si había cambiado la política de la administración, que está rodeada de plazos y requisitos legales.

Pero en una comparecencia ante el tribunal a última hora del miércoles, los abogados de Trump indicaron -para frustración de un juez federal- que aún podrían tratar de encontrar una manera de incluir la pregunta en 2020.

“En el Departamento de Justicia se nos ha instruido que examinemos si hay un camino a seguir, consistente con la decisión de la Corte Suprema, que nos permita incluir la cuestión de la ciudadanía en el censo”, dijo Joseph Hunt, asistente del fiscal general de la división civil del departamento. “Creemos que puede haber una manera legalmente disponible bajo la decisión de la Corte Suprema. Estamos examinando eso, buscando opciones a corto plazo para ver si es viable y posible”.

Hunt dijo que la administración planea regresar a la Corte Suprema y buscar orientación sobre cómo proceder.

“Nuestro plan actual”, dijo, “sería presentar una moción en la Corte Suprema para solicitar instrucciones que rijan los procedimientos futuros, con el fin de simplificar y agilizar el litigio restante y proporcionar claridad al proceso”.

El Juez de Distrito George Hazel, quien está escuchando uno de los desafíos legales a la pregunta de ciudadanía, expresó su exasperación ante las posiciones cambiantes y conflictivas de la administración.

“Si usted fuera Facebook y un abogado de Facebook me dijera una cosa, y luego leyera un comunicado de prensa de Mark Zuckerberg diciéndome algo diferente, exigiría que Mark Zuckerberg compareciera ante el tribunal junto a usted la próxima vez porque evidentemente su cliente y usted no se han puesto de acuerdo”, dijo el juez.

Joshua Gardner, otro abogado del Departamento de Justicia, le dijo a la corte que él escuchó por primera vez sobre la nueva posición a través del tweet matutino de Trump.

“Esta es una situación muy cambiante que estamos tratando de atender y, obviamente, una vez que tengamos más información, lo comunicaremos inmediatamente a la corte y a las partes”, dijo Gardner.

La lucha legal tiene profundas implicaciones para California. Los expertos dicen que incluir la pregunta muy probablemente desanimara a muchas personas a responder el censo, disminuyendo los conteos oficiales de población en los estados con grandes comunidades de inmigrantes. Eso podría costarles a esos estados, incluyendo California, escaños en el Congreso y miles de millones de dólares en fondos federales que se distribuyen en función de la población.

Trump a veces utiliza los tweets como una forma de señalar frustración a sus partidarios políticos - muchos de los cuales ya son escépticos de los informes de noticias que no le gustan al primer mandatario. En este caso, el mensaje parece haber sido una señal más directa: instar a su administración a buscar alternativas.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, quien supervisa el censo, emitió una declaración el martes diciendo que había “comenzado el proceso de impresión de los cuestionarios sin la pregunta”. El Departamento de Comercio no respondió a una solicitud de comentarios adicionales después del tweet de Trump.

La Corte Suprema emitió una decisión 5-4 la semana pasada que detuvo a Ross de incluir la pregunta, afirmando que el funcionario había “inventado” la razón para agregarla.

El fallo escrito por el presidente de la Corte Suprema, John G. Roberts Jr., dejó sin embargo, una pequeña abertura para incluir la cuestión de la ciudadanía si la administración podía redactar una justificación legal más plausible. Sin embargo, esto llevará tiempo, y la administración ya había dicho a los tribunales que necesitaba empezar a imprimir los cuestionarios a finales de junio.

La Corte Suprema ha comenzado su receso de verano, pero los jueces responden a las apelaciones de emergencia en casos pendientes.

La Constitución exige que el censo se realice cada 10 años.

El Departamento de Justicia también dijo públicamente el martes que apoyó la decisión de Ross y presentó una declaración ante el tribunal diciendo que sí. Hazel, el juez federal de Maryland, dijo a los abogados de la administración que quiere una estipulación por escrito para el viernes diciendo en definitiva lo que están haciendo.

Los abogados de los grupos que impugnaron la legalidad de la cuestión expresaron su consternación ante la última revocación. Ayer mismo estaban celebrando su victoria legal.

A pesar de los reveses legales, Trump ha estado instando una lucha públicamente, insistiendo en que retrasará el censo si es necesario. Los conservadores también le animaban a adoptar una postura más agresiva.

“Estamos absolutamente avanzando, como debemos, debido a la importancia de la respuesta a esta pregunta”, dijo Trump en Twitter el miércoles a finales de junio.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí