Advertisement

¿Por qué aún no deberían someter a juicio político a Trump los demócratas?

¿Por qué aún no deberían someter a juicio político a Trump los demócratas?
"Veamos a dónde nos llevan los hechos", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a los demócratas. (Jim Lo Scalzo / EPA / Shutterstock) (EPA)

Tras el informe redactado por el fiscal especial, Robert S. Mueller III, los demócratas se vieron afectados por la fiebre sobre un juicio político: ¿los hallazgos de Mueller exigen que el Congreso inicie un proceso formal para destituir al presidente Trump de su cargo?.

Pero el debate, aunque vigoroso, ya parece estar esfumándose. La sorpresa no fue la cantidad de demócratas que exigían el juicio político, sino que la cantidad se ha reducido.

Advertisement

De los 19 candidatos presidenciales declarados, sólo tres insistieron en que el juicio político comenzara ahora: Elizabeth Warren, Kamala Harris y Julian Castro. Incluso los progresistas del congreso estaban divididos; La debutante en Washington, Alexandria Ocasio Cortez, (D-Nueva York) exigió acción, pero pocos se unieron a ella.

En cambio, la mayoría de los miembros de la Cámara están siguiendo el consejo de su oradora, Nancy Pelosi. Lo mejor, les dijo en una conferencia telefónica el pasado lunes, es tomar una respiración profunda, continuar investigando la conducta de Trump en muchos frentes, generar más apoyo público y aplazar la cuestión del juicio político hasta después.

Advertisement

"Podemos investigar a Trump sin redactar artículos [de 'juicio político']", dijo Pelosi, según informes, a sus colegas. "A ver a dónde nos llevan los hechos".

Ella está en lo correcto. Hay varias razones por las que iniciar un proceso de juicio político ahora sería una mala estrategia para los demócratas.

La política primero. Las encuestas muestran que la mayoría de los votantes no quieren que el Congreso impugne a Trump, aunque dos tercios de los demócratas están a favor de la idea. El juicio político puede ser un tema ganador en una primaria presidencial demócrata, pero un posible perdedor en una elección general.

Si comienzan los procedimientos de juicio político, atraerán la atención masiva de los medios, y eso también supondría un peligro para los demócratas. Las audiencias que han sido dramáticas sobre la remoción de Trump podrían hacer que les sea imposible ganar atención a las propuestas sobre salud, educación o cualquier otro tema.

Advertisement

Esa no es sólo la opinión de Pelosi; también es de Bernie Sanders.

"Si para el próximo año y medio, yendo directamente al centro de la elección, todo lo que el Congreso está hablando es la acusación de Trump, Trump, Trump, Trump ... eso funciona en beneficio del presidente", dijo el senador de Vermont el pasado lunes.

Incluso si la Cámara de Representantes controlada por los demócratas vota para destituir al presidente, eso simplemente envía el problema al Senado, donde la mayoría republicana lo rechazaría casi con seguridad. Muchos votantes verían un juicio político 'muerto' como una pérdida de tiempo en el Congreso, y Trump como una víctima, si no un mártir.

Un juicio político que muera en el Senado permitiría que el presidente se declare absuelto de todos los cargos, por mucho que haya afirmado, falsamente, que el informe de Mueller le otorgó una "exoneración total".

En opinión de Pelosi y sus asesores, es más probable que un enfoque más lento y metódico ayude a que Trump salga de su cargo.

Un juicio político basado únicamente en el informe de Mueller se basaría en un sólo cargo sólido: los intentos de Trump de obstruir las investigaciones sobre su conducta.

Mueller encontró 10 episodios de obstrucción potencial, y el representante Jerrold Nadler (D-N.Y.), presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, dijo que varios parecían sujetos a un juicio de "destitución".

Pero al menos seis comités de la Cámara de Representantes están investigando problemas que Mueller no abordó y también estos podrían presentar evidencia para una investigación acusatoria.

Advertisement

El Comité Judicial de Nadler está investigando si Trump violó las leyes de financiamiento de la campaña o usó su oficina para beneficio personal. El congresista Adam B. Schiff (D-Burbank), quien encabeza el Comité de Inteligencia, está buscando información sobre los vínculos comerciales de Trump con Rusia. La congresista Maxine Waters (D-Los Ángeles), presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, está investigando otras transacciones financieras de Trump, y así sucesivamente.

Además, los fiscales federales y estatales de Nueva York iniciaron investigaciones sobre el imperio de bienes raíces de Trump, sus impuestos, las contribuciones a su comité inaugural y los $280.000 pagados a dos supuestas ex amantes.

Si esas consultas sacan a la luz irregularidades, un proceso de juicio político debería tener más cargos que considerar, y el apoyo público para el juicio político podría aumentar.

Aún así, Warren y otros han argumentado, hay una cuestión de principio aquí: ¿no tiene la Cámara el deber constitucional de destituir al presidente?.

"No hay una excepción de inconveniente político a la Constitución de Estados Unidos", dijo Warren en un foro televisado el pasado lunes.

Es verdad. Pero la Constitución simplemente pone el juicio político a disposición de la Cámara; no lo requiere.

El Congreso tiene el deber de responsabilizar al presidente por sus acciones, pero el juicio político es sólo uno de los varios métodos que puede usar. Es una opción, pero no un objetivo en sí mismo.

Los demócratas que dudan en exigir audiencias de juicio político no están eludiendo su deber o excusando la conducta de Trump, podrían simplemente ejercer un juicio prudente y centrarse en acciones efectivas en lugar de gestos simbólicos.

En cualquier caso, Pelosi no está descartando la acusación tan firmemente como lo hizo hace un mes.

"Si es lo que tenemos que hacer para honrar nuestra responsabilidad con la Constitución, si ese es el lugar al que nos llevan los hechos, ese es el lugar al que tenemos que ir", dijo a sus colegas.

Pero ella sigue diciendo que la cuestión debería esperar hasta que se reúna más evidencia.

Eso parece sensato. Después de más investigaciones, los estadounidenses sabrán mejor si se justifica la impugnación. Mejor tomar esa decisión lentamente y bien, que rápido pero mal.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement