Advertisement

Si Cohen puede ver la luz, los devotos de Trump también podrán

Si Cohen puede ver la luz, los devotos de Trump también podrán
Michael Cohen sale de una audiencia en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes en Washington el 28 de febrero (Jacquelyn Martin / Associated Press) (Associated Press)

En cuanto tomó asiento ante el Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, Michael Cohen, el ex abogado y mano derecha del presidente Trump, expuso hechos condenatorios valiosos sobre el presidente, y para finiquitar, reveló los nombres de otros testigos que podrían ser de gran utilidad para el comité.

En muy poco tiempo, nos dimos cuenta de la forma en que funciona el presidente Trump. Pretende ser rico cuando quiere un préstamo, simula ser pobre cuando le pide al departamento de impuestos una deducción, pretende ser un Don Juan cuando cree que nadie se va a enterar; pretende ser fiel a su esposa haciendo que su abogado le mienta, twittea que es un modelo de salud; pero finge ser frágil para evitar ir a Vietnam.

Advertisement

Todo lo que se finge requiere después de un magistral arreglo. En este caso "arreglar" significa quebrantar la verdad, para luego tener que pegarla con la basura que 'Trumpworld' usa para justificarse.

Pero Cohen le dio al público estadounidense, mucho más que información valiosa y nombres de útiles testigos. Les dio una justificación.

Advertisement

La comparecencia de Cohen, proporcionó una excelente referencia del patrón de conducta de Trump a aquellos que aún le son leales, la manera de reubicar sus brújulas morales, recuperar su dignidad y liberarse del hechizo que parece lanzar sobre las mentes vulnerables.

Cohen primero detalló, sin inmutarse, su propia caída en la corrupción y mentiras de Trump por 10 años. Era como el discurso de un alcohólico exponiendo los 12 pasos.

"Estar cerca del Sr. Trump era intoxicante", dijo. "Ignoré mi propia conciencia".

"Estaba tan fascinado por Donald Trump, que estaba dispuesto a hacer cosas por él que sabía que estaban totalmente equivocadas".

Advertisement

Cuando el congresista Mark Meadows (R-NC) le dijo que uno de los empleados de Trump, probablemente debido a su raza, no podría trabajar para Trump si él fuera un racista, Cohen respondió: "Como tampoco debería hacerlo yo, siendo hijo de un sobreviviente del holocausto".

El mensaje de Cohen fue claro. Bajo la influencia de la ambición, la desesperación y un culto a la personalidad, las personas hacen cosas que saben que están mal. Una persona puede perder su rumbo y aprender a hacer trampas, decir mentiras y hasta permitir las estafas.

¿Le resulta familiar? Varios adultos que antes eran respetables, inexplicablemente, han perdido sus principios y dignidad por estar en favor del presidente, como lo hizo Cohen. Un pequeño ejemplo podría incluir al vicepresidente Mike Pence, al músico Kanye West, al senador Lindsey Graham (republicano), a la primera dama Melania Trump, al congresista Matt Gaetz (republicano) y al reformado David Weissman. Los 'redhats' y los seguidores de MAGA (Make America Great Again) del país, que aunque se avergüenzan constantemente por Trump también parecen estar intoxicados, hipnotizados y, a menudo, atrapados en sus delitos.

Quizá, dijo Cohen, los devotos de Trump algún día tendrán la suerte o la inteligencia de obtener lo que él obtuvo -condenas por delitos graves, inhabilitación y años en la prisión federal. Tal vez algún día estén dispuestos a decir la verdad y a liberarse.

Cohen se presentó así mismo, como la imagen de la miseria que espera a aquellos que no ven la luz. "Sólo puedo advertir a la gente", "cuantas más personas sigan al Sr. Trump como lo hice yo, a ciegas, sufrirán las mismas consecuencias que yo estoy sufriendo", dijo.

Mientras Cohen hablaba, el rabino Avraham Bronstein, que estaba observando la audiencia, tuiteó acerca de Teshuvá, un proceso en el judaísmo que es algo parecido al arrepentimiento.

"Teshuvá", escribió Bronstein, "se define como: 1) dejar de pecar 2) lamentar 3) confesar 4) comprometerse. ¿Así que, está siguiendo el camino?

El signo de interrogación de Bronstein era correcto. Porque, ¿quién sabe realmente si Cohen, el testigo colaborador, ha emprendido Teshuvah en serio?. El hombre, al menos parece tener una oportunidad para una vida mejor, ahora que no está expresando las mentiras de alguien más para ganarse la vida.

Advertisement

Sin embargo, la pregunta más importante es ¿qué será de todos los partidarios de Trump que todavía están en la esclavitud del hombre que Cohen llamó "racista", "tramposo" y "estafador"? Y, específicamente, ¿qué les sucederá a los seguidores inexpertos?.

"Quien esté a la sombra oscura de la figura de Trump debe aceptar su papel en el brutal reinado del mandatario de Estados Unidos". La declaración final de Cohen, pone como manifiesto el "destino" de cualquiera que pudiera pasar por el camino de Trump.

"Con suerte", le dijo Cummings, "esta parte de tu destino te llevará a un mejor, mejor, mejor Michael Cohen, un mejor Donald Trump, un mejor Estados Unidos de América y un mundo mejor".

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement