Anuncio
Share
Vida y Estilo

Dónde encontrar los árboles lunares de california, que crecieron de semillas llevadas en una misión de Apolo

Monterey’s moon tree
El árbol lunar de la secuoya de Monterrey se encuentra cerca del ayuntamiento de la ciudad en Friendly Plaza.
(See.monterey.com)

Puedes agradecer a Stuart Roosa por lo que se conoce como los árboles lunares de Estados Unidos. El astronauta del Apolo 14 y ex fumigador del Servicio Forestal de EEUU despegó rumbo a la luna en 1971 con cientos de semillas de diferentes especies de árboles entre sus posesiones. Esas semillas fueron devueltas, germinadas en la Tierra, y los árboles jóvenes se regalaron a comunidades de todo EEUU durante el bicentenario en 1976.

Los árboles lunares plantados en California, todas las secoyas de la costa, todavía están en pie. Una de las Sequoia ‘sempervirens’ se puede encontrar en el centro de Monterey. “Hay una placa junto al árbol que cuenta la historia”, dijo Rachel Dinbokowitz de la Oficina de Convenciones y Visitantes del Condado de Monterey. “Se plantó en julio de 1976, cerca de Colton Hall”.

También hay un árbol lunar en la entrada norte de la capital del estado en Sacramento, dos en Tilden Nature Area en Berkeley, uno en Mission Plaza en San Luis Obsipo, tres en Humboldt State University en Arcata y al menos uno en un sitio del Servicio Forestal en Lockeford.

Aparte de las secoyas costeras, Roosa trajo semillas de los pinos de Loblolly del sur, el abeto de Douglas del noroeste y sicomoros, que crecen en todo el país, especialmente en el noreste y el medio oeste. Nadie sabe exactamente cuántos árboles lunares aún están en pie, porque no se guardaron los registros de dónde estaban distribuidos los árboles.

Anuncio

Ahí es donde entra el archivista de la NASA, David R. Williams. Se interesó por encontrar los árboles lunares en 1996 después de recibir una consulta sobre un árbol lunar de un maestro en Indiana.

Desde entonces, Williams encontró el paradero de los árboles de Roosa, tantos como pudo encontrar y autenticar. También pidió a las comunidades con árboles lunares que lo contactaran para agregarlos al archivo.

“Es lo único que sé de esto”, dijo sobre las acciones de Roosa. “Fue algo brillante”. Brillante en el hecho de que Roosa dejó un legado lunar con algo tan terrenal como un árbol para que las generaciones lo disfruten, un recordatorio del entusiasmo del programa espacial de Estados Unidos.

Roosa, un ex piloto de caza de la Fuerza Aérea, fue el piloto del módulo de comando para el Apolo 14, lo que significa que rodeó la luna pero no caminó sobre ella.

Anuncio

Las semillas en el espacio eran “parte experimento científico, parte empresa de relaciones públicas”, supuestamente probando cómo la microgravedad podría afectar a las plantas, según National Geographic.

La lista de árboles lunares de Williams identifica alrededor de 80 sitios actuales o anteriores, incluido un árbol lunar sicómoro en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard en Greenbelt, Md. El pino plantado en la Casa Blanca murió, según los registros de Williams.

Roosa murió en 1994 a los 61 años. En 2005, sus hijos continuaron apoyando el legado plantando un árbol lunar de sicomoro de segunda generación dedicado al astronauta en el Cementerio Nacional de Arlington en Virginia. “Toda la familia Roosa estaba allí", dijo Williams.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio