Anuncio
Share
Vida y Estilo

Un estudio halla que los ratones que vaporizaron nicotina durante un año desarrollaron numerosos tumores cancerosos

An e-cigarette shop in Maine
Un vendedor de una tienda en Maine usa un e-cigarrillo. Una nueva investigación en ratones sugiere que el vaporizar líquidos con nicotina puede promover el crecimiento de tumores.
(Associated Press)

Después de inhalar el vapor durante 20 horas a la semana por más de un año, el 22.5% de los ratones desarrollaron tumores cancerosos en sus pulmones, y el 57.5% desarrollaron crecimientos en el tejido de la vejiga que pueden ser precursores del cáncer.

Mientras tanto, sólo el 5.6% de los ratones en un grupo de control que respiraba sólo aire filtrado desarrollaron tumores pulmonares, y ninguno de ellos tenía crecimientos en sus vejigas. Además, un grupo de ratones expuestos a químicos vaporizados en aerosol sin nicotina no desarrollaron tumores pulmonares, y sólo el 6.3% de ellos tenían crecimientos precancerosos en la vejiga.

Vapores químicos tóxicos, y no la presencia de lípidos en los pulmones, son los responsables del daño causado por cigarrillos electrónicos, según un informe de la Clínica Mayo presentado este miércoles como el primer estudio de tejidos de pulmón con pacientes enfermos por el vapeo.

Los científicos que llevaron a cabo el estudio enfatizaron que se necesita mucha más investigación para saber si el vapor conduce al cáncer en los humanos. Pero esperan que sus hallazgos, publicados el lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, hagan que la gente lo piense dos veces antes de probar los cigarrillos electrónicos, que son ampliamente percibidos por los adolescentes y los adultos jóvenes como una alternativa segura al tabaco.

“Correcto o incorrecto, millones de jóvenes lo están usando ahora mismo, y los estudios a largo plazo a nivel de toda la población no podrán informar los resultados hasta dentro de una década”, señaló Moon-Shong Tang, líder del estudio y experto en salud ambiental de la Facultad de medicina de la Universidad de Nueva York.

Anuncio

Más de 500 personas han sido diagnosticadas con enfermedades respiratorias relacionadas con el vapor, pero la causa sigue siendo desconocida, dijeron el jueves las autoridades de salud de EE.UU. También se informó de una octava muerte.

“Necesitábamos pruebas creíbles para guiar a la gente en sus elecciones, y es inequívoco que la nicotina por sí sola causará daño a las células que componen los órganos, incluidos los pulmones”, señaló Tang, quien ha estudiado cómo el humo del tabaco promueve el cáncer de pulmón y vejiga. “Ahora, podemos tratar de encontrar medidas para prevenir incidentes de e-cigarrillos que causan cáncer”.

Los vapores se han relacionado con ataques cardíacos, convulsiones y quemaduras causadas por dispositivos que explotan. Y un brote creciente de al menos 1.080 lesiones pulmonares relacionadas con el vómito sirve como un recordatorio claro de que es demasiado pronto para saber si los cigarrillos electrónicos son una alternativa segura al tabaquismo.

La proporción de estudiantes del último año de preparatoria en Estados Unidos que vapean productos con tabaco aumentó casi el doble en el último año, y más de uno de cada cinco afirma que lo ha hecho para obtener una calada de nicotina en los últimos 30 días, según un estudio reciente.

Anuncio

Para tener una mejor idea de los efectos a largo plazo de la nicotina, Tang y sus colaboradores expusieron a 45 ratones a un aerosol de nicotina disuelto en isopropilenglicol y glicerina vegetal, un vehículo común para inhalar líquidos. Otro grupo de 20 ratones fue expuesto al mismo vehículo sin nicotina. Durante 54 semanas, los animales fueron sometidos a las mezclas de aerosoles durante cuatro horas al día, cinco días a la semana.

Un tercer grupo de 20 ratones pasó su tiempo en una habitación con aire filtrado ambiental. (El estudio se limitó a 54 semanas para minimizar los efectos de los cánceres relacionados con la edad que podrían haber aparecido, independientemente de la exposición al vapor del e-cigarrillo).

Cinco ratones del grupo expuestos a la nicotina murieron en el transcurso del año. También lo hicieron dos de los ratones de cada uno de los otros grupos.

Cuando pasaron las 54 semanas, los animales restantes fueron sacrificados y los investigadores examinaron sus tejidos. Nueve de los 40 ratones del grupo de la nicotina tenían tumores en los pulmones, en comparación con ninguno de los 18 ratones que respiraron el aerosol sin nicotina y uno de los 18 ratones expuestos al aire filtrado. (Tang dijo que no le sorprendió que se encontrara un tumor en el grupo de control, ya que los ratones por lo general tienen mayores índices de cáncer de pulmón).

Además, los investigadores encontraron que 23 de los 40 ratones que inhalaron el vapor con nicotina desarrollaron hiperplasia vesical, una reproducción celular fuera de control en el revestimiento de la vejiga que a menudo precede al cáncer. Eso se compara con 1 de cada 16 ratones que inhalaron vapor sin nicotina y cero de cada 17 ratones que respiraron aire filtrado. (Las muestras de tejido de tres de los ratones fueron destruidas accidentalmente y no pudieron ser incluidas en el análisis).

Las diferencias fueron lo suficientemente grandes como para que los investigadores concluyeran que el líquido vaporizado en aerosol con nicotina era responsable del aumento del riesgo de tumores. Por ejemplo, los ratones que inhalaron la mezcla de nicotina fueron ocho veces más propensos a desarrollar tumores pulmonares que los ratones en los otros dos grupos que no estuvieron expuestos a la nicotina.

“Esto es convincente y muy aterrador”, dijo el Dr. Mark Litwin, presidente del Departamento de Urología de UCLA. “Cuando las instrucciones codificadas en el ADN son destruidas, las células se vuelven locas y continúan multiplicándose, incapaces de controlarse. Es un sello distintivo del cáncer. Y de un vistazo, esto ya parece tejido precanceroso”.

Los investigadores también encontraron que algunos de los ratones expuestos al vapor de e-cigarrillo - con o sin nicotina - desarrollaron tumores abdominales o cutáneos, mientras que ninguno de sus contrapartes en el área de la filtración de aire.

Anuncio

El trabajo fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud.

A nivel molecular, los hallazgos tienen sentido. El equipo de Tang publicó una investigación el año pasado que muestra que, cuando la nicotina se introduce en las células de mamíferos, las moléculas innatas llamadas iones de nitrosonio reaccionan con la nicotina para formar carcinógenos, tanto en ratones como en humanos.

“No podemos decir que los cigarrillos electrónicos causen cáncer humano definitivamente, pero el mecanismo en juego aquí es muy claro: se están produciendo los mismos carcinógenos que otros estudios han demostrado que causan cáncer humano”, aseguró Tang. “Podemos extrapolar que, con los e-cigarrillos, causará daño en su material genético, y dañará sus células - y eso se acumulará cuanto más tiempo fume”.

El humo de los cigarrillos electrónicos “debe estudiarse más a fondo antes de que se considere seguro o se comercialice de esa manera”, agregó.

El estudio tenía varias limitaciones, reconocieron los autores. Incluía un pequeño número de ratones, y estaban rodeados por el vapor en lugar de inhalarlo como lo harían los usuarios de e-cigarrillos humanos.

El Dr. Herbert Lepor, autor del estudio y presidente de urología de Langone Health de NYU, dijo que el equipo planea usar un grupo más grande de ratones para evaluar los períodos cortos y largos de exposición. Los investigadores también planean observar más de cerca los cambios genéticos asociados con la inhalación del humo del cigarrillo electrónico.

Los expertos coinciden en que el nuevo estudio no responde a las preguntas sobre el brote actual de afecciones pulmonares relacionadas con el vómito. Pero sí valida las preocupaciones sobre los efectos a largo plazo de los cigarrillos electrónicos.

“Los adolescentes le dirán que los vapores son más seguros porque eliminan todas las partes cancerígenas de un cigarrillo”, señaló Litwin. “Resulta que ese podría no ser el caso”.

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio