Anuncio
Share

El nuevo coronavirus podría propagarse cuando la gente habla, pero los científicos dicen que las mascarillas pueden ayudar

A man wears a mask on an escalator
Un hombre usa una mascarilla en un túnel del metro en el centro de Los Ángeles. Los científicos dicen que es posible que el nuevo coronavirus se propague a través de la conversación o la respiración.
(Wally Skalij / Los Angeles Times)

Es posible que el nuevo coronavirus se propague de persona a persona simplemente hablando o incluso respirando, de acuerdo con la nueva guía de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina.

Los estudios examinados por un comité de las Academias Nacionales sobre enfermedades infecciosas emergentes sugieren que las personas infectadas con el nuevo virus pueden exhalar “bioaerosol” infeccioso, aunque si lo hacen, no está claro si la cantidad sería suficiente para enfermar a otra persona.

“Los resultados de los estudios disponibles son consistentes con la aerosolización del virus de la respiración normal”, escribió el jefe del comité, el Dr. Harvey Fineberg, en una carta dirigida a Kelvin K. Droegemeier, director de la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca.

La carta fue redactada para responder a una pregunta planteada por Droegemeier: ¿Puede el virus responsable de COVID-19 propagarse a través de una conversación?

Anuncio

Para formular una respuesta, el comité consideró un estudio publicado la semana pasada por un equipo del Centro Médico de la Universidad de Nebraska. Los investigadores recolectaron muestras de aire de 11 salas de aislamiento donde se trataron pacientes con COVID-19. También buscaron evidencia del virus en las superficies.

Los investigadores encontraron ARN viral en el aire que fue capturado a más de seis pies de los pacientes. También lo encontraron en el aire desde el pasillo fuera de las habitaciones de los pacientes, según el estudio.

En particular, los investigadores dijeron que ninguno de los pacientes fue visto tosiendo mientras se tomaban muestras de aire.

“No tiene que estar tosiendo para producir una partícula que contenga ARN viral”, señaló el líder del estudio Joshua Santarpia, profesor de patología y microbiología en el Centro Médico de la Universidad de Nebraska, en una entrevista.

Anuncio

El estudio fue publicado en un sitio web para investigaciones médicas urgentes y no se ha realizado a través del proceso tradicional de revisión por pares.

Al resumir los hallazgos, Fineberg escribió: “Si bien esta investigación indica que las partículas virales se pueden propagar a través de bioaerosoles, los autores declararon que encontrar virus infecciosos ha resultado difícil”.

Agregó que el equipo de Nebraska está realizando experimentos adicionales para ver si la cantidad de virus en sus muestras de aire es peligrosa.

El Dr. George Rutherford, epidemiólogo y experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco, dijo que no le sorprendió que el virus pudiera propagarse al respirar y hablar.

Anuncio

“Piensa en cómo actúa tu respiración cuando vas a Mammoth Mountain y puedes verla: esas son gotitas respiratorias”, indicó. “Por supuesto, puedes obtenerlo mientras hablas con alguien. Si estás a menos de seis pies, te pones en riesgo de eso”.

Las gotas infectadas también pueden extenderse en el aire cuando cantas, apuntó Rutherford, citando el caso de una práctica de coro en el estado de Washington el mes pasado. Un total de 45 personas que asistieron a esa práctica fueron diagnosticadas con COVID-19; dos han muerto y al menos tres han sido hospitalizados.

La carta de las Academias Nacionales también destacó un estudio, que se publicó el viernes como una breve comunicación en la revista Nature Medicine, que sugiere que las mascarillas quirúrgicas pueden ayudar a evitar que una persona infectada transmita el virus a otros.

Los autores del estudio recolectaron muestras de aire de respiraciones exhaladas por pacientes en una clínica de Hong Kong entre 2013 y 2016. Algunos pacientes usaron mascarillas, y otros no.

Anuncio

Para las personas que estaban infectadas con un tipo común de coronavirus que causa resfriados, no el asociado con la pandemia actual, el virus a veces se encontraba en las exhalaciones cuando no se usaba una mascarilla facial. Pero cuando se las colocaron, no se detectaron partículas de virus.

“Esto tiene implicaciones importantes para el control de COVID-19, lo que sugiere que las personas enfermas podrían usar mascarillas faciales quirúrgicas para reducir la transmisión”, escribieron los autores del estudio, que eran de la Universidad de Hong Kong, la Escuela de Salud Pública de Harvard y Escuela de Salud Pública de la Universidad de Maryland.

El viernes, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU cambiaron su posición y aconsejaron a los estadounidenses que se cubrieran la cara cuando salgan de sus hogares.


Anuncio