Anuncio

Algunas reglas de quedarse en casa en L.A. podrían reducirse en unas semanas

Raymond Bartlett hace ejercicio cerca de las canchas de baloncesto de Venice Beach.
(Mel Melcon / Los Angeles Times)

Sonando optimista el lunes, el alcalde de L.A. Eric Garcetti dijo que los esfuerzos para aplanar la curva han sido efectivos y algunas órdenes podrían ser aliviadas en semanas.

El alcalde Eric Garcetti parecía optimista de que las medidas de distanciamiento social estaban demostrando ser efectivas y señaló que creía que “la curva realmente está comenzando a aplanarse”, incluso sugiriendo que podrían faltar semanas para aliviar las restricciones de aislamiento de la ciudad.

Las capacidades de prueba continuaron aumentando, según Garcetti, quien dijo que los trabajadores esenciales asintomáticos, incluidos los conductores de entrega, transporte y taxis, así como los periodistas, ahora podrán hacerse la prueba del virus.

“Estas son personas que están en la línea del frente, ayudándonos a llegar a donde necesitamos ir, entregando comida a nuestros apartamentos”, manifestó.

Garcetti también anunció la implementación por parte de la ciudad de un programa anunciado por el gobernador Gavin Newsom la semana pasada que pagaría a los empleados de restaurantes desempleados para que preparen comidas para los adultos mayores. El alcalde dijo que el programa pondría a 150 personas a trabajar de inmediato. Según su nivel de ingresos, los adultos mayores de 65 años o de 60 a 64 años con una afección médica preexistente pueden ser elegibles para recibir comidas del programa.

Anuncio

Medio Ambiente

La ciudad pagará las comidas, pero los costos serán luego reembolsados en parte por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias y el gobierno estatal, señaló Newsom la semana pasada.

El condado de Los Ángeles concluyó una semana en la que el número de muertes relacionadas con el coronavirus se duplicó.

Ese número continuó aumentando el lunes, ya que los funcionarios de salud del Condado confirmaron 29 muertes adicionales y 942 nuevos casos de coronavirus. La directora del Departamento de Salud Pública, Bárbara Ferrer, informó que 11 de esos decesos fueron entre trabajadores de la salud, y el 92% de las casi 950 personas que fallecieron en el Condado tenían problemas de salud subyacentes.

Anuncio

Las autoridades dijeron que de aquellos que murieron cuya raza y etnia han sido identificados, la tasa de mortalidad de los afroamericanos es de 13.2 por cada 100.000 personas.

“Esto es significativamente más alto que la tasa de mortalidad de todas las demás etnias y razas”, dijo Ferrer.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio