Anuncio

En medio de la pandemia reinventó su boutique como una tienda de plantas de interior y es un éxito

Amorette Brooms turned her Mid-Wilshire boutique Queen into a plant shop during the coronavirus crisis
Cuando Los Ángeles reinició actividades, después de los decretos de aislamiento en casa, Amorette Brooms cambió de rubro a las plantas de interior.
(Robert Gauthier / Los Angeles Times)

Siguiendo las órdenes de quedarse en casa, Amorette Brooms dirigió su negocio de moda a las plantas de interior.

Pico Boulevard luce más tranquilo de lo habitual desde el comienzo del brote de coronavirus, pero Queen Boutique de Amorette Brooms, una pequeña tienda al oeste de La Brea Avenue, ha estado ocupada.

La autoproclamada “chica de Mid-Wilshire” creció en el vecindario y ha vendido accesorios de moda en su boutique durante más de una década.

Pero cuando se emitió la orden de permanecer en el hogar, en marzo, Brooms se vio obligada a empacar sus accesorios, cerrar su tienda y tratar de averiguar cómo mantenerse a flote.

Ocho semanas después, cuando el alcalde Eric Garcetti anunció que los floristas podían reabrir, la madre de dos niños pequeños decidió organizar una tienda pop-up de flores en honor al Día de la Madre.

Anuncio

“Gasté $500 en flores e hice 36 ramos”, comentó.

Los vendió en la acera y les pidió a los clientes que usaran mascarillas faciales y practicaran el distanciamiento social. También les brindó desinfectante de manos y procesó los pagos en Venmo, Cash App y Square.

Su estrategia funcionó. “Cobré $25 por cada ramo y gané $1.000”, dijo riendo.

Amorette Brooms rocía con agua las plantas de interior en la acera frente a Queen.
(Robert Gauthier/Los Angeles Times)
Anuncio

Con sus ganancias en mano, Brooms regresó al mercado mayorista de flores, en el centro de Los Ángeles, y compró un carro lleno de plantas de interior. En su tienda emergente, estas se agotaron en 45 minutos debido a sus hábiles habilidades en las redes sociales, el énfasis reciente en los negocios propiedad de negros y la popularidad de las plantas de interior entre los milenios (Brooms obtiene alrededor del 75% de sus compradores de Instagram, donde publica fotos de plantas y actualizaciones de ventas).

Para el Día del Padre, ofreció una selección de plantas de interior, cactus y suculentas, y obras originales de artistas negras, con un éxito similar.

Hace unas semanas, agregó vasijas de cerámica a su inventario; también se agotaron. Brooms, de 43 años, ahora compra plantas cada dos días.

“Tuvimos alrededor de 100 macetas en nuestra primera venta”, comentó. “Vendimos todas las macetas y plantas el sábado, y no nos quedaba nada para el domingo. Tuve que hacer una lista de las personas que llegaron después de que todo se había vendido para poder darles la primera opción en mi próxima venta”.

Anuncio

Durante una visita reciente, la tienda de 200 pies cuadrados estaba repleta de plantas de interior populares, incluidos algunos ficus lyrata, sansevierias, Pilea peperomioides y exuberantes calateas de color púrpura y verde.

“Solo buenas vibras”, reza un letrero colocado en su escritorio. Detrás, otro dice “Negocios propiedad de negros”. En la pared opuesta cuelgan fotos de sus antepasados: su tía abuela Naida McCullough; su abuela materna, Pauline Stovall (“Ella y mi bisabuelo, el Dr. Leonard Stovall, a menudo eran llamados los ‘pioneros negros de Los Ángeles’”, comentó); la tía abuela Lottie Charbonnet, y su abuela paterna.

“Estamos agregando más antepasados al muro para que vigilen y protejan la tienda, incluido mi padre, Thurman Brooms, que fue asesinado cuando yo tenía dos años”, explicó. "Él también era un empresario y tenía tiendas; según escuché, heredé mi resolución de mi padre”.

Vestida con una colorida mascarilla hecha con un atrevido estampado africano, Brooms rociaba filodendros mientras ofrecía consejos a los clientes que examinaban las plantas de araña, suculentas y potus que colgó de los percheros de ropa, en la acera.

Anuncio

Su éxito le permitió contratar a un asistente y espera eventualmente comprar un camión para hacer entregas y armar tiendas emergentes.

A "Good Vibes Only" sign is on display at Queen boutique.
“Good Vibes Only” (solo buenas vibras), en Queen boutique.
(Robert Gauthier/Los Angeles Times)

Sin embargo, hubo momentos en los que le preocupaba que Queen no resistiera. “Luché para salir de esto”, reconoció. “Las plantas cambiaron nuestra vibra. Pude sobrevivir porque tengo bajos gastos generales. Este giro ha sido muy bueno para mí y para mi zona de confort. Me ha ayudado a darme cuenta de lo que puedo hacer”.

Piensa que, con el tiempo, podrá volver a trabajar con la moda, pero por ahora las plantas le brindan una forma de sobrevivir a la pandemia. Su sueño, dijo, es viajar por el mundo y comprar productos hermosos y sostenibles. “Siempre me he considerado una minorista terapéutica”, comentó. “Quiero traer buena energía y hacer algo positivo por la comunidad”.

Anuncio

Queen Boutique

Dónde: 5011 W. Pico Blvd. Los Ángeles.

Horas: 11 a.m. a 7 p.m. Martes a sábados

Información: queenlosangeles.com

Anuncio

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.


Anuncio