Anuncio
Share

OPINIÓN: Los océanos podrían convertirse en gigantescos cementerios de especies

Un proyecto de Kids Ocean Day de 2014 muestra el trabajo en conjunto de cientos de estudiantes.
Un proyecto de Kids Ocean Day de 2014 muestra el trabajo en conjunto de cientos de estudiantes.
(Archivo.)

Desde muy chiquita mi papá me inculcó el amor por el mar y fue a través de él que conocí las maravillas del océano. Recuerdo la primera vez que bajé a conocer lo que pasaba debajo de la superficie y me encontré con un edén de corales, especies y estrellas marinas. Me sentía como si estuviera en el espacio, pero no. Este es nuestro planeta.

Por eso es que quiero hablarles de una peligrosa paradoja de nuestro tiempo: el océano, el lugar donde surgió la vida en nuestro planeta, ese sitio que desde pequeña aprendí a amar, hoy se encuentra amenazado y puede convertirse en un enorme cementerio de muchas especies.

El peligro se debe al cambio climático, provocado por la actividad de nosotros los humanos, el cual ha causado un impacto grave en la biodiversidad de los océanos. Aquellos corales saludables y espectaculares que descubrí de niña hoy en día son difíciles de encontrar. El 33 por ciento de los arrecifes de coral (un hábitat vital para numerosas especies oceánicas) podría desaparecer a corto plazo, y más de la tercera parte de los mamíferos marinos está en peligro de extinción.

Este desastre ecológico se debe a que el océano lleva décadas absorbiendo la mayor parte del calor generado por el efecto invernadero, así como la tercera parte de los gases contaminantes que causan el calentamiento global. Debido a esto, los océanos son más calientes, la acidez de sus aguas es más elevada, y su contenido de oxígeno es menor. Esta nueva situación es fatal para los peces, los mamíferos marinos y otras especies, animales y vegetales, que comparten nuestros mares.

Anuncio

La importancia de los océanos en nuestras vidas es tan inmensa como el mismo mar. En este video pueden ver mi historia con el océano desde que era una niña, cuando mi padre me llevó a conocer el mar y sus maravillas. Ahí, en las orillas de ese mar infinito cuyo sonido siempre me da calma, aprendí que el océano es un lugar para compartir en familia, para crear recuerdos, para conectarnos entre nosotros y con la naturaleza.

Los océanos están directamente relacionados con el crecimiento de la economía, con la prosperidad y hasta la supervivencia de nuestras comunidades. Los océanos nos ofrecen alimentos, trabajo y recreación. Sus aguas almacenan carbono, reduciendo de esa manera la contaminación y por lo tanto el efecto invernadero, y nos proporcionan incontables beneficios espirituales y mentales. Podemos afirmar que la salud de nuestras comunidades depende de la salud del océano.

En nuestras manos está poner fin a la amenaza que sufren los océanos. Debemos cuidarlos y dejar de contaminarlos. Lo positivo es que el océano tiene una gran capacidad de recuperación, y si dejamos de contaminarlo, comenzará a regenerarse automáticamente. Una de las soluciones para resolver con éxito el problema de la amenaza climática que sufren los océanos, son la creación de áreas marinas protegidas (AMP). De acuerdo con este plan, para el año 2030 las AMP abarcarían el 30 por ciento de los océanos, con lo cual se podría detener la extinción de la fauna marina, y a la vez estabilizar el clima.

Los científicos indican que estos santuarios marinos, al poner un freno a las actividades extractivas y destructivas, constituyen un método comprobado de darle al océano una oportunidad de sanar de los males causados por el cambio climático, ya que en estas áreas, los hábitats se recuperan, así como las poblaciones de peces, que una vez regeneradas, pueden salirse de las zonas protegidas y repoblar las áreas circundantes, beneficiando a las comunidades costeras y al equilibrio ecológico oceánico.

Anuncio

Carlos Zegarra, director ejecutivo de la organización ambientalista sin fines de lucro Sachamama, señala que el pasado 8 de junio, Raúl Grijalva, presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de EE.UU, presentó ante el Congreso un proyecto de ley para proteger a las comunidades y los ecosistemas oceánicos que corren más riesgo de sufrir las consecuencias del cambio climático.

Desde enero, cuando tomó posesión, el gobierno del presidente Joe Biden ha dado grandes pasos en la batalla contra la crisis climática con una serie de propuestas y órdenes ejecutivas para proteger los océanos. Ahora, el Congreso tiene la oportunidad de convertir esta visión en un conjunto de soluciones viables y duraderas. La Ley de Soluciones Climáticas Basadas en el Océano de 2021 implementará muchas de las propuestas formuladas por la Administración Biden e incluye otras soluciones innovadoras. Mediante la ejecución de un conjunto completo de soluciones climáticas basadas en los océanos, la legislación reforzará a las comunidades más expuestas a los impactos del cambio climático, aumentará la resiliencia de ecosistemas oceánicos y demostrará un liderazgo necesario en el esfuerzo global para hacer frente a la crisis climática.

Salvar los mares es una tarea urgente en la que debemos embarcarnos cuanto antes. Tenemos que proteger al océano para que siga dándonos beneficios materiales y espirituales, para que siga siendo la fuente de vida que ha sido desde el inicio de los tiempos.

Todos tenemos una conexión con nuestros océanos y dependemos de ellos. Personalmente, lo que más me gusta es el sonido del mar que calma el alma y siempre me recuerda a mi papá y el lindo regalo que me dio, conocer las maravillas del océano.

Anuncio

*María Celeste Arrarás, es una periodista, autora y presentadora de televisión puertorriqueña, ganadora de tres premios Emmy nacionales de periodismo. Es una de las personalidades hispanas más influyentes.


Anuncio