Anuncio
Share

‘Tejen’ conciencia de cuidado global

Un arrecife de coral, tejido en croché de manera colaborativa, es un recordatorio del cambio climático
Un arrecife de coral, tejido en croché de manera colaborativa, es un recordatorio del cambio climático a la vista de cualquier
(Agencia Reforma)

Un arrecife de coral, tejido en croché de manera colaborativa, es un recordatorio del cambio climático a la vista de cualquiera que pase por el puesto de revistas frente a General Pedro Antonio de los Santos 80, en San Miguel Chapultepec.

Tejido en estambre y plástico, Crochet Coral Reef (Arrecife de coral en croché) fue creado por las hermanas Christine y Margaret Wertheim del Institute for Figuring, con sede en Los Ángeles, dedicado a la dimensión poética y estética de las ciencias, las matemáticas y la ingeniería.

De acuerdo con el proyecto, la geometría hiperbólica “revolucionó las matemáticas” cuando fue descubierta en el siglo 19, y se creía que sus estructuras eran imposibles de recrear. La respuesta provino del coral y, en 1997, la matemática Daina Talmina se dio cuenta que se podían reproducir en croché.

Mónica Catalán descubrió este talento en medio de la pandemia, ahora incluso da clases a niños interesados en el arte

Anuncio

Las hermanas Wertheim iniciaron en 2005 el proyecto de tejer corales con ganchillo.

La pieza ha sido exhibida desde entonces en la Bienal de Venecia 2019, la Bienal de Helsinki 2021, el Museo Nacional de Historia Natural del Museo Smithsonian de Washington. Hasta ahora, cerca de 20 mil personas han colaborado en el tejido de 48 arrecifes en diferentes ciudades de los Estados Unidos, así como países de Europa y Asia.

La propuesta de llevarlo a México y, por vez primera, a América Latina, provino de la gestora y curadora Haydée Rovirosa, quien sin presupuesto ni una institución involucrada contactó al colectivo RRD (Red de Reproducción y Distribución Vicente Guerrero Saldaña).

El puesto de revistas en la San Miguel Chapultepec es propiedad del colectivo y es usado como una plataforma de exhibición, producción y distribución.

Las hermanas Wertheim accedieron a la propuesta de traerlo aquí y Christine viajó al País para la presentación, que tuvo lugar el sábado.

El restaurante vegano de Oceanside pretende extender su concepto a más locales en los próximos años

En México participaron más de 30 voluntarios en el tejido. “Salen formas maravillosas que juras que son corales”, refiere Rovirosa.

“Hay piezas que tejimos con bolsas de plástico, de basura, hicimos tiras para tejer, para mostrar esta simbiosis en los océanos, parecen medusas”, añade la curadora.

Los ejes del proyecto son el cambio climático, la acidificación de los océanos y la fuerza del trabajo colaborativo.

Los corales son muy sensibles a cualquier aumento en la temperatura del mar y su decoloración es el primer signo de enfermedad.

El Arrecife de coral en croché podrá ser visitado, de manera gratuita, durante tres semanas hasta el 9 de octubre. Estará abierto los viernes de 12:00 a 18:00 horas local y sábados de 12:00 a 17:00 horas. Con cita previa pra turistas, es posible visitarlo cualquier día.


Anuncio