Advertisement

¿Dónde comenzó el brote de sarampión que se propaga en L.A?

Los funcionarios del Condado de Los Ángeles que se enfrentan a un brote de sarampión dicen que esperan que más personas sean diagnosticadas con la enfermedad en las próximas semanas, mientras que la nación experimenta lo que será el peor año del sarampión en décadas.

¿Pero de dónde provienen estos casos? EE.UU declaró que el sarampión se eliminó en 2000, y el virus regularmente no se prolifera aquí.

Advertisement

Los funcionarios dicen que todas las personas diagnosticadas con sarampión en EE.UU lo contrajeron en el extranjero o con alguien que se contagió fuera del país. En los últimos años, los turistas estadounidenses se han vuelto más propensos a contraer sarampión debido a los brotes masivos en otros países, dicen los expertos.

La Organización Mundial de la Salud informó que los casos de sarampión en todo el mundo aumentaron un 300% en los primeros tres meses de 2019 en comparación con el año anterior. De acuerdo con la organización, en países como Filipinas, Ucrania e India, decenas de miles de personas contraen sarampión cada año.

Advertisement

Según los expertos, el problema se agrava cuando los viajeros estadounidenses no vacunados llevan el sarampión a comunidades con bajos índices de vacunación, donde la enfermedad puede propagarse rápidamente.

El mayor brote de la nación este año comenzó cuando los viajeros a Israel contrajeron el sarampión, que luego se afianzó en un segmento no vacunado de la comunidad judía ultraortodoxa de Nueva York.

"Este es un problema mundial, no es sólo un problema de EE.UU", dijo el senador del estado de California, Richard Pan (D-Sacramento), un pediatra que aboga por leyes de vacunación más estrictas. "También muestra que estamos siendo bombardeados constantemente por estas enfermedades que buscan una forma de penetrar".

Cientos aún en cuarentena

Advertisement

Los funcionarios del condado de L.A declararon un brote de sarampión la semana pasada, lo que llevó a que se les pidiera a más de 1.000 personas que se quedaran en casa porque pueden haber estado expuestos al virus.

Hasta el pasado lunes por la tarde, 27 estudiantes de UCLA y 221 estudiantes y personal de Cal State L.A permanecían en cuarentena debido al brote, según funcionarios de la universidad. Si no tienen síntomas de sarampión, los estudiantes de UCLA serán liberados este martes y los estudiantes de Cal State L.A el jueves, dicen los funcionarios del condado.

Los problemas comenzaron cuando un residente del condado de L.A visitó Vietnam a principios de este año y contrajo el sarampión, dijo el Dr. Muntu Davis, oficial de salud del condado de L.A, después, esa persona contagió el sarampión a otras tres personas.

Un quinto caso de sarampión apareció en el condado de L.A después de que un residente viajó a Tailandia, dijo.

"Hay muchos casos de sarampión en otros países y la gente viaja más", dijo Davis en una llamada con reporteros. "Así que se esperan más casos de sarampión dentro del Condado de Los Ángeles".

De las cinco personas enfermas de sarampión en el condado de L.A, una es estudiante de Cal State L.A y otra es estudiante de UCLA, pero Davis no dio más detalles por razones de privacidad.

Los funcionarios informaron que cualquier persona que salga del país debería tener las dos dosis recomendadas de la vacuna contra el sarampión, que en conjunto se estima que tienen un 97% de efectividad. Ninguna de las cinco personas contagiadas tenía ambas dosis, dijeron.

"Si viaja internacionalmente, su riesgo es mucho más alto ahora", dijo la Dra. Sharon Balter, directora de control de enfermedades transmisibles del condado de L.A.

Advertisement

En California, 14 de las 38 personas contagiadas de sarampión este año se enfermaron cuando visitaban otros países, entre ellos India, Tailandia, Filipinas, Vietnam, Camboya y Ucrania, según funcionarios estatales de salud. Cuatro de esas personas infectaron a otras 22 personas en el estado, la mayoría de las cuales no fueron vacunadas, dijeron.

El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas del mundo, por lo que un sólo caso puede llevar a cientos más, dicen los expertos. Según el Dr. Mark Roberts, director de políticas y gestión de la salud en la Escuela de Graduados de Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh, a medida que disminuyen las tasas de vacunación en la comunidad donde aparece el sarampión, más personas terminarán expuestas.

"Lo importante no es el caso que lo inicia, más bien es a cuántas personas infecta un sólo caso", dijo Roberts.

Los funcionarios del condado dijeron que un caso de sarampión podría propagarse a 600 personas en unas pocas semanas si no se tomaban medidas para poner en cuarentena a las personas que estaban expuestas. Hasta el pasado lunes, los funcionarios no habían informado de ninguna persona, de las que se encuentran en cuarentena, que hubiera mostrado síntomas de sarampión.

California tiende a tener tasas de vacunación superiores a la media, lo que puede haber evitado al estado los grandes brotes en otras partes del país. California tiene una de las leyes de vacunación más estrictas del país, aprobada tras un brote de sarampión en Disneyland en 2014.

"Hemos podido ver que el brote va en aumento", dijo Pan, quien es el autor de la ley de vacunas. "Pero hasta ahora, parece que el virus no ha detonado hasta convertirse en un brote de 50 o 100 personas".

Enlaces a Filipinas

El brote más grande de California se encuentra en el condado de Butte, a unas 90 millas al norte de Sacramento. Ese grupo, que ahora incluye a 16 personas, comenzó cuando un hombre visitó Filipinas, según funcionarios de salud estatales. (También se cree que el brote de Disneyland de 2014 está vinculado a Filipinas).

Filipinas está en medio de un brote masivo de sarampión, alimentado por los temores de los efectos secundarios de las vacunas, según la Organización Mundial de la Salud. Por primera vez, en 2019, esta organización mencionó la vacilación de las personas para vacunarse, como una de las mayores amenazas para la salud del mundo.

En los primeros tres meses de este año, 355 personas murieron de sarampión en Filipinas y otras 25.000 fueron diagnosticadas con la enfermedad, según la organización.

En contraste, en Estados Unidos, un país tres veces más grande que Filipinas, 704 personas han sido diagnosticadas con la enfermedad hasta el momento y nadie ha muerto de sarampión este año.

Aún así, es imperativo que tantas personas como sea posible en Estados Unidos se vacunen para proteger a quienes no pueden ser vacunados o para quienes la inmunización no funciona, dijo Clare Rock, profesora de enfermedades infecciosas en Johns Hopkins.

Hasta hace poco, las tasas de vacunación de la nación eran lo suficientemente altas como para que el sarampión no pudiera propagarse aquí, dijo. Pero ahora los grupos de personas no vacunadas pueden permitir que la enfermedad se afiance, dijo.

"Al parecer ahora estamos en una situación donde no tenemos los mismos niveles de vacunación que hemos tenido en el pasado y eso significa que gran parte de nuestra población es vulnerable", dijo.

Advertisement

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement