Anuncio
Share
Vida y Estilo

James Corden, entre mil cosas graba ‘Carpool Karaoke’, presenta los premios Tony y pronto en ‘Cats’

Corden

“No pensé que conmovería a la gente de la manera en que lo hizo”, dice James Corden de su segmento “Carpool Karaoke” con Paul McCartney.

 

(Allen J. Schaben)

En un año en el que James Corden consiguió a los reunificados Jonas Brothers durante una semana de espectáculos, saltó de un avión con Tom Cruise y le hizo una broma a David Beckham con una estatua falsa de sí mismo, hay un momento del que el anfitrión del “Late Late Show” está más orgulloso. Fue un segmento “Carpool Karaoke” con Paul McCartney en Liverpool, Inglaterra. Un momento en el que el icono de la música no sólo cantó “Penny Lane” en el Penny Lane actual, sino que también visitó la casa de su infancia, en la que no había puesto un pie desde que tenía 21 años.

“Hace cincuenta años, salió por la puerta de esa casa”, dice Corden. “Y volver a entrar con una cámara es... no sé, de cierta manera, siento que ese sería el ejemplo perfecto de los segmentos. Podrías decir, ‘bueno, es sólo gente cantando canciones en un coche’ y por otra parte podría decirse, creo que presenta un tipo de entrevista que la gente, quizá, no ve muy a menudo’”.

A pesar del horario de transmisión del “Late Late Show” a las 12:35 a.m., Corden ha logrado grabar “Carpool Karaoke” con cada una de las principales estrellas del pop en el mundo y persuadir a algunas de las más grandes figuras de cine y televisión para que visiten el estudio CBS Television City del programa. Ese segmento de McCartney, en particular, es una de las razones por las que el talento acude a él.

“¿Qué hace que una entrevista sea buena? Ver un lado de alguien que quizá no habías visto antes. Descubrir algo que no sabías”, dice Corden. “Y siento que toda esa experiencia con Paul fue muy gratificante, fue alegre, emocionante. Se me ocurrió que podría ser bueno, pero nunca pensé que conmovería a la gente de la manera en que lo hizo. Lo grabamos hace nueve o diez meses, realmente no ha habido un día en que alguien no me lo haya mencionado”.

Anuncio

Cuando el británico de 40 años relanzó el “Late Late Show” en 2015 tras la carrera de 10 años de Craig Ferguson, supo cómo quería transformarlo en una bestia diferente. No pasó mucho tiempo para ver que su creatividad tendría éxito con el público estadounidense y los jugadores secretos de poder: los representantes de talento.

“En nuestra quinta transmisión simplemente fuimos a la casa de alguien al final de la calle”, dice Corden. “Siempre quisimos ser un programa que fuera igual pero diferente. Tan sólo en la idea de presentar a los invitados al mismo tiempo; eso requirió mucha persuasión para que los publicistas se convencieran de ello. Fue algo que nadie había hecho en este tipo de espacio, a nosotros no nos pareció revolucionario, simplemente se sintió como, ‘esto tiene mucho sentido’”.

Corden añade: “Ahora estamos en un espacio donde tienes que ofrecer algo más, así que, ya sea saltar de un avión con Tom Cruise o un gran sketch con Rebel Wilson o grabar una semana entera con los Jonas Brothers cuando se han reintegrado. Por ejemplo, estar constantemente tratando de pensar en nuevas ideas que logren en las personas que encuentren este programa el que lo comenten a lo largo del día”.

Y esa es una gran clave para el éxito de “The Late Late Show”, su alcance más allá de su horario tradicional de transmisión. Las estrellas que han aparecido con Corden en sus segmentos de paseos en auto “Carpool Karaoke” se han convertido en memes de amplia circulación (Céline Dion, más recientemente), y el canal de YouTube del programa ha explotado desde que Corden llegó a bordo.

Anuncio

Corden también es una de las personas más trabajadoras del mundo del espectáculo. Mientras graba alrededor de 160 episodios al año, también ha encontrado tiempo para presentar dos veces los premios Grammy y ahora regresa por otra ronda para ser anfitrión de los premios Tony. Admite que a veces su apretada agenda puede parecer “abrumadora”.

“Ahora, mientras estamos aquí sentados, trato de descifrar la apertura de los premios Tony, luego hay algo que estoy escribiendo que tenía que estar terminado hace dos semanas, además, vamos a llevar el programa a Londres y una serie de cosas como esta”, dice Corden. “Hay mucho que hacer, pero, mi sensación es que esas cosas fuera del show me mantienen energizado en el programa. Tenemos un equipo increíble de personas que hacen la grabación y se convierte en un desahogo. Siento que entre más creativo necesites ser, más creativo serás. Y eso es todo lo que realmente quiero hacer”.

Pero Corden quiere dejarlo claro: cree que es un privilegio tener todas estas oportunidades en su puerta y, lo que es más importante, un privilegio estar cansado.

“Mi primo está cansado y es instalador de cocinas, y está agotado. Sé que lo está”, dice Corden. “Está arrancando cocinas y colocando nuevas todos los días, y si no puede encontrar la manera de levantarse y hacer eso, qué resultaría de su trabajo, ¿entonces cuál es el punto? En referencia a mí, supongo que quiero mantener todos mis músculos preparados. Bueno, no digo que tenga una gran fuerza central, pero me refiero a mis músculos metafóricos. Quiero mantenerlos todos listos para lo que sigue”.

Fuera de los premios Tony y llevar “The Late Late Show” a Londres por tercera vez, casi inmediatamente después, el próximo gran momento de Corden será interpretar a Bustopher Jones, en la adaptación a la pantalla grande de Tom Hooper del musical “Cats” de Andrew Lloyd Webber.

“Es cantar y bailar, y luego usar un tipo de tecnología que nadie ha usado o visto antes, y me encantó”, dice Corden. “Me encantó cada segundo. Y valió la pena el cansancio, valió la pena el jet lag, volver aquí, hacer este programa. Valió la pena todo”.

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio