Anuncio
Share
Vida y Estilo

Lisa Rinna sólo quería ser famosa. Con “Real Housewives”, se cumplió su deseo

Lisa Rinna
La actriz y estrella de “Real Housewives of Beverly Hills” Lisa Rinna en su casa.
(Kirk Mckoy)

Cuando me reuní con Lisa Rinna en la parte de atrás de un estudio de danza vacío en la Avenida Melrose en un día de semana reciente, no había equipo de video para documentar nuestras travesuras, ni copas de vino volando cuando habló de su marido, el actor Harry Hamlin. Tampoco intercambiamos conejitos de peluche. Y no sacó su teléfono para leerme la definición del síndrome de Munchausen.

Sin embargo, todavía me siento como si estuviera haciendo un cameo en “The Real Housewives of Beverly Hills”.

Estamos moviendo nuestras caderas y dando palmaditas a nuestros glúteos, bajo la tutela privada de la amiga de Rinna, la bailarina y coreógrafa Robin Antin, mientras las Pussycat Dolls arrullan por el altavoz sobre aflojar los botones. Es el tipo de actividad escénica típica en la serie reality de Bravo, que sigue a un grupo de mujeres adineradas mientras se unen, se pelean y luchan por entender lo que constituye una barbacoa en Beverly Hills.

Rinna no es una bailarina profesional en sí, pero ha interpretado a Roxie Hart de “Chicago” en Broadway y ha competido en “Dancing with the Stars”, así que se desliza fácilmente por el suelo de madera. Yo, por otro lado, parece que estoy tratando de quitar chicle de mi zapato.

Anuncio

“¡Oh, Dios mío, esto es tan divertido!” exclama Rinna después de nuestro primer ensayo. Está vestida con mallas estampadas con labios rosados y gruesos, trabajando casi como una ilusión óptica en conjunción con su propio puchero que usa como firma, y su característico pelo desgreñado apenas se ha despeinado en medio de todo nuestro movimiento.

Así es como se pasa la mañana con una de las “Housewives“.

Rinna pasó la primera parte de su carrera en el mercado de programas de televisión de guiones, primero en “Days of Our Lives” durante el día y luego en “Melrose Place” en horario estelar. Pero a los 55 años ha ganado más fama interpretando al personaje que mejor conoce: a ella misma. Mientras que la mayoría de los actores menosprecian el reality TV como un asesino de carreras, ella vio su potencial para impulsar la suya.

En los últimos cinco años, Rinna ha fomentado su personalidad como una de las agitadoras de confianza en “The Real Housewives of Beverly Hills”, parte de la popular franquicia de Bravo, que se ha consolidado como una telenovela de hoy en día con una base de fans que incluye a algunos de la élite de Hollywood.... y, uh, a mí.

Anuncio

“Nunca he sido más famosa de lo que soy en este momento, debido al programa”, dice con total naturalidad.

A estas alturas, ya nos hemos trasladado al restaurante de al lado. Rinna me cuenta cómo sería si estuviéramos filmando una escena para el show: una cámara sobre cada una de las  dos, un técnico de sonido y productores en la parte de atrás. Recapitularíamos la clase que acabamos de tomar y tal vez dirigiríamos la conversación a una pelea que hubiéramos tenido recientemente con otra persona.

Rinna claramente entiende lo que debe hacer para crear buena televisión. Esto nos lleva a hablar sobre si un actor de una serie de reality puede realmente suprimir la inclinación a actuar, y si ella ve a la Lisa Rinna que los espectadores han llegado a conocer en “The Real Housewives of Beverly Hills” como un personaje.

“La veo como un personaje porque no es todo lo que soy”, dice Rinna. “Estoy viendo a Lisa en ‘Real Housewives’ o Rinna, como me gusta llamarla. Ella es graciosa, de hecho, me gusta mucho. Cuando la miro, digo: ‘Dios, ella es el alivio cómico’”. 

Rinna se unió al elenco en la quinta temporada de la serie en 2014, haciendo su presentación en la famosa fiesta blanca de Kyle Richards antes de marcharse para asistir a una fiesta de “Mad Men” (Hamlin estaba en la serie en ese momento). Desde entonces, se ha ganado el cariño de los espectadores con su actitud de automenosprecio, burlándose de sí misma, incluyendo sus labios realzados y el corte de pelo que ha lucido durante décadas. Y ha participado en algunos de los momentos más memorables del programa. Esta temporada, ella provocó una cena debate sobre Brett Kavanaugh en el momento en que las audiencias del Senado sobre su confirmación para la Corte Suprema estaban en marcha.

“Lo que ves es lo que obtienes con ella”, dice su amiga Denise Richards, que se unió al elenco esta temporada. “Ella se automenosprecia, dice las cosas como son, y no tiene miedo de decir cuando comete un error. Y eso es lo que me encanta de ella, y es por eso que ha estado en el programa durante tanto tiempo”.

Mujeres 2

Lisa Rinna, a la izquierda, Erika Girardi, Teddi Mellencamp Arroyave y Kyle Richards en un  episodio de “The Real Housewives of Beverly Hills”. 

 



(Isabella Vosmikova )

Desde que se crió en Medford, Oregón, Rinna ha querido ser famosa. Ser alguien como Carol Burnett, Cher o Lucille Ball. Ellas eran sus ídolos mientras crecía.

Anuncio

 Sólo quería ser una estrella”, dice Rinna. “Harry es más del tipo como, ‘Soy un actor. Es sobre el arte’... No me importaba si era una gran actriz. Sólo quería ser famosa e iba a hacer lo que fuera para llegar allí”.

“Fue toda una experiencia para criar”, su madre, Lois Rinna, describe de modo jocoso a Lisa por teléfono. “Pero siempre fue una buena chica, una chica divertida. Siempre supo lo que quería”. Ella revela que la afición de Lisa por tratar de hacer que la gente se haga cargo de sus acciones (como se ve en la televisión con sus declaraciones de “¡Own It!” [hazte cargo]) siempre ha estado allí, recordando el momento en que una joven Lisa le dijo que su media hermana mayor estaba fumando en el baño.

A los 18 años, Rinna abandonó la Universidad de Oregón después de ser rechazada para un curso de actuación y se mudó de la casa de sus padres. Hizo un poco de modelaje en pequeños mercados antes de llegar a San Francisco, donde comenzó a actuar en comerciales: “¡Creo que conseguí mi tarjeta SAG haciendo un comercial de Mervyn’s!” Eventualmente llegó a Los Ángeles, donde obtuvo su oportunidad para actuar en “Days of Our Lives” en 1993.

Pero incluso con una lista decente de créditos de pantalla, Rinna sintió que tendría que hacer un giro para mantenerse en el juego: “Sabía que como actriz, nunca sería capaz de seguir ganando dinero y tener una gran carrera. Simplemente lo sentía desde mis entrañas”.

Un trabajo de cuatro años como presentadora de “Soap Talk”, dice, le enseñó que debería inclinarse hacia actuaciones en las que pudiera ser ella misma. Y así lo hizo. Ha sido concursante en “Dancing With the Stars” y “Celebrity Apprentice”. Incluso hubo un tiempo en el que ella y Hamlin tuvieron su propia serie reality en TV Land, “Harry Loves Lisa”.

“Ya no podía conseguir un trabajo de actriz porque me había convertido en una estrella de reality”, dijo Rinna. “Y yo estaba como.... ¿ahora qué hago? Para cuando llegó ‘Housewives’, no le tenía miedo. Sabía que era una dirección en la que tenía que seguir adelante”.

Ella estaba lista para aparecer en “The Real Housewives of Beverly Hills” desde el principio hace casi una década. Y sintiéndose atascada e insegura acerca de la estabilidad financiera de su familia, su boutique de dos localidades, Belle Gray, había cerrado, ella quería esa participación. Apenas estaba iniciando su línea de moda QVC y sintió que la plataforma de “Housewives” ayudaría a impulsar ese negocio.

“Lo estaba viendo desde el punto de vista de los negocios”, dice. “Vi lo que hizo para Nene Leakes, [Lisa] Vanderpump, Kyle [Richards], Bethenny [Frankel]”.

Anuncio

Pero no todos estaban de acuerdo. Hamlin, su esposo de más de 20 años, estaba convencido de que era demasiado arriesgado para sus carreras. “En realidad, le dije, porque he estado casado un par de veces antes, que tenía el número de mi abogado de divorcio en mi teléfono”, dice Hamlin en una entrevista posterior. Y Andy Cohen de Bravo, una especie de maestro de ceremonias de “Real Housewives”, se mostró cauteloso a la hora de contratar a una actriz reconocible, sintiendo que eso cambiaría el ambiente del programa.

Al final, ambos cambiaron de opinión. Hamlin, quien ocasionalmente es visto en el programa horneando uno de sus famosos pasteles, dice que no se ha arrepentido. Y Cohen ahora considera a Rinna una de las mejores adiciones a la franquicia.

Mujeres 3

La actriz y estrella de “Real Housewives of Beverly Hills” Lisa Rinna en su casa. 

 

 

(Kirk McKoy )

“Es divertida de ver”, dice Cohen. “Es graciosa y se burla de sí misma. Ella entiende su lugar en el mundo y está muy segura de sí misma. Sólo creo que es entretenida”.

Algo aún más importante para Rinna, es que ella consiguió esa plataforma. Sus apariciones en QVC han sido bien documentadas en el programa, haciendo de la chaqueta plumero de su línea de ropa una estrella. Desde su lanzamiento en 2012, la Colección Lisa Rinna ha vendido más de 3.1 millones de unidades, y de esa chaqueta se han vendido 180.000 piezas este año, según un portavoz de QVC. Sus hijas, Delilah Belle y Amelia, también se han beneficiado de la exposición, consiguiendo trabajos de modelaje para marcas como Tommy Hilfiger y Dolce & Gabbana.

“Ha sido fantástico”, dice Rinna, “he podido conseguir ofertas a través de mis plataformas de medios sociales y obtener ingresos adicionales en esa área. Ni siquiera sé por dónde empezar. Todo tipo de cosas vienen constantemente”.

Pero, ¿cuántas temporadas más tiene?

Nuestra conversación llega un par de semanas antes de que Rinna grabe la reunión de esta temporada, la primera entrega se emite el 16 de julio y ella es consciente de algunas de las críticas que rodean el enfoque de la temporada en el escándalo de Puppygate, una disputa sobre un cachorro problemático que condujo a una serie interminable de recriminaciones y chismes y que en última instancia dio lugar a la salida de la serie de la favorita de muchos años Lisa Vanderpump (“Nuestro show tiende a ser como un perro con un hueso... No avanzamos rápidamente”).

Esto la lleva a comentar sobre la intensidad del fanatismo del programa a veces: “Ha llegado a un nivel de locura... quiero decir, he recibido amenazas de muerte”.

Rinna dice que ha estado cerca de dejar el programa. Señala que la pelea Munchausen que secuestró la Sexta Temporada, en la que Rinna participó en conversaciones sobre si la entonces miembro del reparto Yolanda Foster (ahora Hadid) estaba fingiendo su enfermedad de Lyme, fue dura. El programa está entrando en su décima temporada, y las decisiones de casting no han sido finalizadas.

“Mi contrato ha terminado, puedo decirte eso”, dice Rinna. “Así que si lo renovamos supongo que depende de los dioses de Bravo. Me gustaría volver”.

 

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí

 

 


Anuncio