Anuncio
Share
Vida y Estilo

¿Por qué son tan caras las gafas? La industria óptica prefiere mantener ese aspecto con poca claridad

Lentes

Las gafas son una industria casi monopolística de $100 mil millones dominada por una sola empresa. Es por eso que los márgenes de beneficio del 1,000% para las monturas y los lentes son comunes.  



(Getty Images)

Es una pregunta que me hacen con frecuencia. Recientemente un colega se sorprendió al descubrir que la prescripción para sus nuevos anteojos cuestan alrededor de $800. 

¿Por qué son tan caras estas cosas?

La respuesta: Porque nadie está haciendo nada para evitar que una industria casi monopolística de 100 mil millones de dólares abuse descaradamente de su poder de mercado.

Las gafas de prescripción representan quizás la mayor estafa al consumidor.

Anuncio

Las estadísticas cuentan toda la historia.

  • El Consejo de la Visión, un grupo comercial de la industria óptica, estima que cerca de tres cuartas partes de los adultos de Estados Unidos utilizan algún tipo de corrección de la visión. Aproximadamente dos tercios de ese número usan anteojos.
  • Eso es aproximadamente 126 millones de personas, lo que representa algunas economías de escala bastante significativas.
  • El costo promedio de un par de armazones es de $231, según VSP, el proveedor líder de beneficios de atención oftalmológica del empleador.
  • El costo promedio de un par de lentes monofocales es de $112. Los lentes progresivos, sin línea, pueden costar el doble de esa cantidad.
  • El costo real de un par de armazones de acetato, tres piezas de plástico y algunos trozos de metal, es tan bajo como $10, según algunas estimaciones. Echa un vistazo a los precios de las imitaciones chinas de diseñador disponibles en línea.
  • Las lentes requieren un trabajo de precisión, pero están hechas casi totalmente de plástico y casi toda la producción está automatizada.

En resumen: Usted está pagando un recargo sobre las gafas que haría sonrojar a un concesionario de autos de lujo, con costos de venta al por menor de principio a fin que no tienen relación con la realidad.
Carmen Balber, directora ejecutiva de Consumer Watchdog, un grupo de defensa con base en Santa Mónica, ha usado anteojos toda su vida. Se imagina que ha gastado miles de dólares a lo largo de los años en nuevas monturas y lentes.

“Cualquiera que use gafas estaría de acuerdo en que el costo está fuera de control”, me dijo Balber.

Anuncio

Añadió que el aumento de los costos de los anteojos debería ser parte del debate general sobre la atención de la salud en el país, ya que muchas personas simplemente no pueden funcionar sin lentes correctivos.

“Como mínimo”, dijo Balber, “tiene que haber algo de transparencia sobre cuánto cuestan realmente las cosas”.

Buena suerte con eso.

Me puse en contacto con el Consejo de la Visión para obtener una perspectiva de la industria sobre los precios. El grupo se describe a sí mismo como “una organización sin fines de lucro que sirve como una voz global para los productos ópticos y la atención de la vista”.

Pero después de recibir mi correo electrónico preguntando por qué las gafas cuestan tanto, Kelly Barry, portavoz del Consejo de la Visión, indicó que el grupo “no puede participar en este artículo en este momento”.

Pregunté por qué. Respondió que el Consejo de la Visión, una voz global para los productos ópticos y la atención de la vista, prefiere centrarse en “mensajes de salud y tendencias de moda”.

Y debido a que representa a tantos fabricantes y marcas diferentes, dijo, es difícil para la asociación “hacer comentarios sobre los precios”.

Es decir, no preocupes a tu linda cabecita.

Anuncio

Lo que el Consejo de la Visión probablemente no quería es hablar sobre el hecho de que durante años una sola compañía, Luxottica, ha controlado gran parte del mercado óptico. Si usas gafas de diseño, es muy probable que lleves armazones de Luxottica.

Sus marcas propias y bajo licencia incluyen Armani, Brooks Brothers, Burberry, Chanel, Coach, DKNY, Dolce & Gabbana, Michael Kors, Oakley, Oliver Peoples, Persol, Polo Ralph Lauren, Ray-Ban, Tiffany, Valentino, Vogue y Versace.

Luxottica de Italia también dirige EyeMed Vision Care, LensCrafters, Pearle Vision, Sears Optical, Sunglass Hut y Target Optical.

Haga una pausa para apreciar la larga sombra que esta compañía proyecta sobre el mercado del cuidado de la visión. Usted va a un punto de venta de LensCrafters, donde el vendedor le muestra las monturas de Luxottica bajo varios nombres, y luego la compañía se paga a sí misma cuando usted usa su seguro de EyeMed.

Un negocio muy bueno.

Y Luxottica es aún más grande después de fusionarse el otoño pasado con la francesa Essilor, líder mundial en la fabricación de lentes de gafas graduadas y lentes de contacto. ¿Tiene lentes de transición en sus monturas? Eres cliente de Essilor.

La entidad combinada se llama EssilorLuxottica.

Me puse en contacto con la empresa matriz, así como con las filiales de Luxottica y Essilor para preguntarles cómo se calculan los precios de las monturas y los lentes. Ninguno de ellos me respondió.

Anuncio

Es casi como si lo último que quisieran es tener que explicar por qué los consumidores están pagando de 10 a 20 veces más de lo que realmente cuestan las monturas y los lentes.

No pude hacer ningún progreso ni siquiera con Warby Parker, la compañía de gafas con sede en Nueva York cuya razón de ser es ofrecer lentes de moda a una fracción del precio de otros minoristas.

El doctor Ranjeet Bajwa, presidente de la Asociación de Optometría de California, sugirió que los consumidores están obteniendo un buen valor por su dinero.

“A menudo vemos a minoristas que prometen ahorros en los precios, pero no ofrecen la calidad que los pacientes esperan en términos de ajuste, comodidad, durabilidad y, lo que es de vital importancia, precisión en la visión, durante uno o dos años de uso diario”, dijo.

“Las ventas de anteojos se están convirtiendo en un mercado muy competitivo, con monturas y lentes disponibles en una amplia gama de precios y niveles de calidad”, dijo Bajwa. “Las gafas de hoy no son las de hace 20 años, y el precio puede reflejar estos avances tecnológicos”.

Me parece justo. Pero con cerca de 126 millones de adultos estadounidenses usando anteojos recetados, y muchos reemplazando esas gafas cada pocos años, usted tiene que asumir que no toma mucho tiempo para que los fabricantes de armazones y lentes recuperen cualquier costo de investigación y desarrollo.

Es una dinámica que rutinariamente se desarrolla en otras partes del campo de la salud, con nuevos medicamentos recetados que cuestan una fortuna a los pacientes, ya que los fabricantes de medicamentos insisten en que tuvieron que gastar millones para llevar el medicamento al mercado.

Sin embargo, los precios de los medicamentos de marca rara vez bajan, incluso años después de que sus costos de investigación y desarrollo hayan sido amortizados. Por citar solo un ejemplo, los costes de la insulina se han triplicado en los últimos años, a pesar de que el número de personas con diabetes sigue aumentando, lo que permite a los fabricantes recuperar los gastos en un tiempo relativamente corto.

El alto costo de los armazones refleja un mercado que lamentablemente carece de una competencia significativa. Warby Parker reconoció esto como una oportunidad de negocio. Me sorprende que otros no hayan entrado también al mercado con gafas a precios razonables.

Los lentes son otra cosa. Este es el componente “de salud” de la corrección de la visión y, como tal, debe ser asequible para todos. Sin embargo, al igual que con los medicamentos recetados, los funcionarios del gobierno se contentan con pretender que “el mercado” protegerá a los pacientes.

No lo hará. Y el margen de beneficio de más del 1,000% de la mayoría de los productos para la visión lo demuestra.

¿Por qué cuestan tanto las gafas?

Porque esta industria se ha estado saliendo con la suya desplumando a la gente durante décadas.

Y no tienes que examinar a fondo para ver que esto no cambiará pronto.

Para leer este artículo en inglés, haga clic aquí.


Anuncio