Advertisement

Uno de cada tres estadounidenses consumen comida rápida en un día típico, y la comen a cualquier hora del día

Uno de cada tres estadounidenses consumen comida rápida en un día típico, y la comen a cualquier hora del día
LOS ANGELES, HI - AUGUST 30: People pack the In-N-Out Burger for the lunch rush, on Thursday, Aug. 30, 2018 in Los Angeles, HI. GOP opponents are calling for the boycott of the popular fast food chain for donating thousands of dollars to the California state Republican Party. (Kent Nishimura / Los Angeles Times) (Kent Nishimura/Los Angeles Times)

Según un nuevo informe, más de 1 de cada 3 estadounidenses consumen comida rápida (fast food) en cualquier día. Casi la mitad de los hombres lo hacen durante el almuerzo. (Kent Nishimura / Los Angeles Times)


Si eres un adulto en Estados Unidos, existe una probabilidad de que consumas comida rápida (fast food) el día de hoy, si aún no lo has hecho.

Los nuevos datos de la encuesta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades muestran que el 36.6% consume algún tipo de comida rápida en un día determinado. Eso incluye el 37.9% de los hombres y el 35.4% de las mujeres, según un informe publicado el miércoles por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

La comida rápida está en el menú durante todo el día. En un día típico, el 22.7% de los estadounidenses obtienen su desayuno en un establecimiento de comida rápida.

A la hora del almuerzo, el 43.7% de los estadounidenses la consumen y el 42% hace lo mismo para la cena. Otro 22.8% obtiene un bocadillo de un menú de comida rápida. (Claramente, muchos estadounidenses la están comiendo más de una vez por día).

Casi la mitad de los hombres estadounidenses, 48.3%, consumen comida rápida para el almuerzo. Eso es significativamente más que el 39.1% de las mujeres.

Por otro lado, aproximadamente 1 de cada 4 mujeres (25.7%) consumen un bocadillo de comida rápida en un día típico, en comparación con 1 de cada 5 hombres (19.5%).

La sabiduría popular acerca de la comida rápida es que la gente la consume cuando no pueden pagar algo mejor, debido a la falta de dinero o la falta de tiempo. Pero el informe revela que esto no es necesariamente cierto.

Advertisement

De hecho, cuanto más dinero tiene alguien, más probabilidades hay de que él o ella la consuma cualquier día.

Entre aquellos cuyos ingresos familiares fueron menores o iguales al 130% de la línea federal de pobreza (que se estableció en 2016 en $ 11,770 para una persona soltera o $ 24,250 para una familia de cuatro), el 31.7% consumió comida rápida en un día típico.

Advertisement

Entre las familias de ingresos medios (cuyos ingresos estaban entre el 130% y el 350% de la línea de pobreza), el 36.4% la comía. Y entre las familias de altos ingresos (aquellas superiores al 350% de la línea de pobreza), el 42% cenó en un establecimiento de comida rápida en un día típico.

Esto podría hacer que te preguntes si la "comida rápida" incluía sushi para llevar, frapuccinos de Starbucks y bayas orgánicas del mercado. La definición utilizada en la encuesta era vaga: "restaurante de comida rápida / pizza". Es ciertamente posible que algunas personas interpreten que esto significa algo más que hamburguesas, pollo frito y sándwiches.

Los datos muestran que la popularidad de la comida rápida varía según el grupo racial. Sus mayores fanáticos son los afroamericanos, el 42.4% de los cuales la comieron en un día normal. Fue menos atractiva para los estadounidenses de origen asiático, aunque el 30.6% de ellos también la comían en el mismo periodo. Entre ellos se encontraban los blancos (37.8%) y latinos (36.5%).

A estas alturas, es posible que se esté preguntando qué se necesitaría para que los estadounidenses reduzcan su adicción a la comida rápida. Los resultados de la encuesta sugieren una respuesta: tiempo.

Advertisement

Nuestro gusto por la comida rápida parece disminuir con la edad. El consumo máximo ocurre en los años 20 y 30; el 44.9% de los encuestados en este grupo de edad la comieron. En la edad media, esa cifra baja al 37.7%. Y después de cumplir 60 años, solo el 24.1% de nosotros confiamos en la comida rápida para al menos una de nuestras comidas o refrigerios diarios.

Los datos del estudio provienen de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de los CDC en los años 2013 a 2016.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí

Advertisement
Advertisement