Share
Vida y Estilo

Warner Bros. quiere construir un transporte aéreo valuado en $100 millones para ver el cartel de Hollywood

The “Hollywood Skyway” would cost an estimated $100 million

El “Hollywood Skyway” costaría aproximadamente $ 100 millones de dólares.

Los residentes de los barrios de las colinas que rodean el famoso cartel de Hollywood, el símbolo de la industria emblemática de Los Ángeles, siempre culparon a dicha atracción por el empeoramiento del tráfico, la pesadilla que representa buscar estacionamiento y los perturbadores turistas.

Ahora Warner Bros., uno de los principales actores de la industria del cine y la televisión, afirma que tiene una solución audaz.

El lunes, el estudio -de 95 años de antigüedad- les dijo a los funcionarios de la ciudad que pagará por un tranvía aéreo para transportar a los visitantes desde y hacia el letrero de Hollywood, desde un estacionamiento al lado de su espacio, en Burbank.

Anuncio

La iniciativa, conocida como Hollywood Skyway, le costaría al estudio un estimado de $100 millones, según una persona cercana a la compañía que no está autorizada para hacer comentarios. El tranvía llevará a los visitantes en un viaje de seis minutos a más de una milla por la parte posterior del monte Lee, hacia un nuevo centro de visitantes cerca del letrero, con senderos hacia un área de observación.

 

Rachelle Foos, de Denver, disfruta de la vista desde la cima del monte Lee, detrás del cartel de Hollywood, en Griffith Park. El estudio Warner Bros. afirmó a los funcionarios de la ciudad que pagaría por un tranvía aéreo para transportar a los visitantes hacia y desde el letrero de Hollywood, desde una estructura de estacionamiento al lado de su espacio, en Burbank (Genaro Molina / Los Angeles Times).

 

Anuncio

El propósito, remarcó la compañía de entretenimiento propiedad de AT&T, es dar a los visitantes interesados en tomar autofotos una forma de ver las famosas letras sin conducir ni caminar por vecindarios residenciales, como Beachwood Canyon.

El problema del tráfico empeoró en los últimos años con el aumento de los sitios de intercambio de fotos en redes sociales, como Instagram, aplicaciones de viajes compartidos, como Uber y Lyft, y servicios de navegación, como Waze.

Algunas soluciones similares en el pasado fueron descartadas por temor de que generaran una explotación comercial de Griffith Park. La propuesta de Warner Bros. seguramente se enfrentará a preguntas difíciles por parte de los lugareños, y a un largo proceso de revisión para evaluar los efectos sobre el medioambiente. Muchos también han expresado su preocupación sobre cómo un proyecto de este tipo afectaría la vida silvestre en el área.

“Habrá mucha gente presionando para instalar el tranvía, por el alivio que brindará a los residentes locales”, aseguró Gerry Hans, miembro del directorio del grupo sin fines de lucro Friends of Griffith Park. “Pero al mismo tiempo habrá quienes quieran preservar Griffith Park por el gran espacio natural urbano que es”.

El jefe de las instalaciones de Warner Bros., Jon Gilbert, quien lidera la iniciativa, destacó que la compañía se molestó en asegurarse de que el proyecto propuesto minimice el efecto sobre la vida silvestre y evite obstruir las vistas del letrero desde otras partes de la ciudad. Resolver el problema, aparentemente intratable, requiere de pensamiento innovador, advirtió. “Esto exige una solución audaz”, aseguró Gilbert en una entrevista. “Si realmente queremos marcar la diferencia... tiene que ser algo convincente. Las soluciones parciales no van a dar resultado, y la gente continuará inundando los vecindarios”.

 

Proporcionar un medio para acceder al emblemático letrero también podría atraer a más turistas a Warner Bros., que en 2015 invirtió $13 millones para construir un nuevo conjunto de atracciones interactivas y exhibiciones en su espacio de Burbank, para tener una mayor participación en el negocio de turismo de L.A.

La idea de un tranvía aéreo para el letrero de Hollywood flotó en numerosas ocasiones a lo largo de los años como una forma de alejar a los turistas de las zonas residenciales y recaudar ingresos para la ciudad.

Anuncio

El alcalde Eric Garcetti revivió el concepto en mayo de 2017, diciendo que podría instalarse un vagón abierto desde el área de Universal Studios. El inversionista y filántropo Alex von Furstenberg, hijo de la diseñadora de modas Diane von Furstenberg, encabeza otra iniciativa para construir un teleférico para el cartel de Hollywood, que comenzaría su recorrido desde un lugar todavía indeterminado.

En el pasado, los miembros de la comunidad se burlaban de las propuestas de tranvías, aseguró el presidente de la Cámara de Comercio de Hollywood, Leron Gubler. Pero la idea ha ganado fuerza, ya que los sistemas de navegación por GPS convocaron más turistas a los vecindarios cercanos. Recientemente, una compañía privada propuso un sistema similar para llevar pasajeros al Dodger Stadium, desde Union Station. “La presentación de Warner Bros. con una propuesta concreta aumenta la viabilidad y le da cierta credibilidad”, indicó Gubler. “Esto debería poder redirigir a una cantidad significativa de personas que van a los vecindarios”.

La oferta se produce a medida en que los funcionarios de la ciudad buscan soluciones. Un informe de enero encargado por el concejal David Ryu sugirió formas creativas para resolver los problemas de tráfico relacionados con el letrero de Hollywood, incluido un tranvía aéreo. También propuso medidas tales como prolongar las rutas de transporte colectivo de tipo shuttle y designar zonas de viaje compartido en puntos de vista populares. Una audaz idea de construir un segundo cartel en el lado opuesto de la montaña finalmente fue descartada.

El letrero -erigido por primera vez en 1923, con la inscripción “Hollywoodland"-, sigue siendo un poderoso atractivo para los turistas, pero es sumamente difícil visitarlo de cerca. La controversia sobre el cartel estalló el año pasado, cuando la ciudad limitó el acceso a una entrada por Beachwood Drive, que conduce a un popular sendero que se extiende cerca del letrero. Las iniciativas para restringir el acceso de los turistas desde ciertas ubicaciones principales no lograron mantener a raya a los visitantes.

Algunos residentes cuestionaron hace mucho tiempo cuán efectivos serán los tranvías propuestos, y se preguntan por qué los turistas elegirían pagar para ver el cartel cuando están acostumbrados a tener vistas gratuitas desde partes de la ciudad. La residente local Christine O’Brien afirmó que ella apoya la idea, en teoría. “En papel, suena bien”, aclaró O’Brien. “Necesitamos desesperadamente algo”.

Warner Bros. comenzó a considerar el proyecto hace más de un año. El ejecutivo de finanzas de estudio, Gil Breakman, un caminante frecuente en el área de Griffith Park y Hollywood Hills, abordó a Gilbert para proponerle el uso de una de las estructuras de estacionamiento del estudio como punto de partida de un tranvía, después de escuchar las observaciones de Garcetti sobre una posible telesilla.

 

El transporte aéreo propuesto comenzaría en el estacionamiento de Warner Bros., en 6510 Forest Lawn Drive, adyacente al lote del estudio, donde la compañía realiza audiencias para programas de entrevistas y comedias de situación. El centro de visitantes cerca del letrero educaría a los turistas sobre la historia del emblemático cartel y la importancia ambiental de Griffith Park.

Anuncio

Según la propuesta, el estudio compartiría los ingresos de los boletos con la ciudad para apoyar las actividades del parque, indicó la compañía en una carta al gerente general del Departamento de Recreación y Parques de Los Ángeles, Michael Shull, y la analista legislativa en jefe, Sharon Tso. Warner Bros. no precisó cuánto podría cobrar por el viaje en el tranvía.

Se estima que el proyecto demorará aproximadamente cinco años en completarse, incluida la planificación, el proceso de revisión ambiental y la construcción, precisó Gilbert.

Hace varios meses, prosiguió, él y un grupo de ejecutivos de Warner Bros. condujeron hasta Lake Hollywood Park para observar el intenso tráfico cerca del popular sitio. Un conductor agitaba un palo para selfies mientras maniobraba un convertible rojo, relató. “Sabemos que el problema está empeorando, y la ciudad busca una solución”, expuso. “Pensamos que estamos calificados de una manera única. Llevamos mucho tiempo en el mercado, somos locales y creemos que tenemos una buena respuesta”.

 

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio